“Desastre productivo”: el costo de la sequía equivale a 2,2 puntos del PBI

SUPLEMENTO RURAL 19 de enero de 2023 Por Redacción
Según estimaciones del departamento de estudios económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario, el impacto climático se cobra hasta el momento, unos US$ 10.000 millones en perjuicio de los productores de soja, trigo y maíz
15 sequía

La sequía ya recortó la cosecha de trigo, soja y maíz en 28,5 millones de toneladas, un 23% de la producción inicial esperada, según cálculos hasta el momento, de la Bolsa de Comercio de Rosario.
La pérdida de ingresos netos del sector productor asciende a US$ 10.425 millones, sólo en estos tres cultivos, y puede agravarse de continuar el déficit de lluvias. Al margen de si mejora de aquí en adelante la situación climática, estas pérdidas están consolidadas a la fecha, considerando que, de no llover para frenar la catástrofe, los números podrían empeorar aún más.

EL IMPACTO ECONÓMICO
Con estos datos relevados por la entidad cerealera, se pone en jaque 2,2 puntos del PBI estimado para el 2023. Algo que sin dudas impactará en forma decisiva en los balances del sector privado y en las cuentas del Estado.
“La proyección de recaudación de derechos de exportación del Estado Nacional se ajusta en US$ 1.050 millones por menores exportaciones de trigo, maíz, soja y productos derivados, a los que se le suma la pérdida de recaudación de otros US$ 2.500 millones en concepto de menores impuestos a las ganancias, y demás tasas y contribuciones”, señala el estudio.
En tanto, “las exportaciones de los principales productos de los complejos soja, trigo y maíz cae 24 millones de toneladas, por lo que dejarán de ingresar al país U$S 8.000 millones, el 18% del ingreso total de dólares del agro estimada para la anterior campaña 2021/22”.
Vale una acotación que realiza el director de la BCR, Julio Calzada: “estamos contemplando también las mayores exportaciones temporarias de soja que van a necesitarse y que llegan por la Hidrovía Paraná-Paraguay, que es soja que viene a molerse al Gran Rosario y que en el caso concreto que se está dando de falta de producción, tenderá a crecer”.

NO SE COMPENSA
Además, “si bien los precios de la mercadería han subido, la caída en la producción es mayor a la suba de los precios; si uno mira por ejemplo la soja mayo 23, estamos viendo que los precios estarán cerca de un 9% arriba del momento de la siembra, y el maíz un 13%, por eso decimos que la suba no alcanza a compensar este desastre productivo, por eso estamos esperando que llueva, para que estas pérdidas no se amplifiquen”, proyectó Calzada.

LA SUGERENCIA PARA SOJA
Los asesores técnicos sugieren no sembrar soja luego del 15 de enero en la zona núcleo, según informa la institución GEA.
“Aunque lloviese, no sería aconsejable, pero en última instancia la decisión es del productor. Desde el punto de vista estrictamente profesional, sugerimos sembrar posteriormente a esta fecha algún verdeo para ganadería, que probablemente pueda negociarse más adelante. Sin embargo, sabemos que no es una opción factible en todas las situaciones”, advierten en la zona de Bigand, según publica la BCR. Por otro lado, “reconocemos que es una decisión dentro de un contexto de desastre climático y económico, por lo que una siembra en esas fechas —si las lluvias mejoran de ahora en adelante— podría darle al productor la última oportunidad de al menos cosechar algo”. Y agregan desde el ámbito técnico: “puede haber productores que este año no cosechen nada. Los quebrantos económicos serán muy grandes”.

APENAS 23 QQ/HA DE RINDE PROMEDIO
“La situación ha empeorado. Ésta es la última semana para revertir la situación de la soja de primera que está en estado regular”, dicen desde los alrededores de Rosario donde recibieron menos de 10 mm la semana pasada. En Carlos Pellegrini esperan un rinde de 20 qq/ha suponiendo que en el corto plazo las lluvias se recomponen. En Bigand esperan el mismo nivel de producción sin embargo advierten: “esto podrá alcanzarse siempre y cuando tengamos en los próximos días buenas lluvias, temperaturas normales y que no ocurran heladas tempranas”. En Baradero ya se había perdido el 30% de la soja de primera previo a Navidad, con las lluvias que se dieron entre el 25 de diciembre y Año Nuevo lograron resembrarla, pero hoy los cuadros vuelven a estar en estado crítico: “las plantas están muy pequeñas y comienza a haber mortandad en los lotes. El rinde promedio rondará los 15 a 20 qq/ha, aunque la situación podría empeorar si terminamos enero sin lluvias”. En el este cordobés dicen que si bien aún no hay pérdidas totales ya hay mermas de entre el 50% al 60% en los rindes.
Para el caso del centro norte santafesino, en este suplemento ver la página 19.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar