Secretos y curiosidades del increíble Continente Blanco

Nacionales 18 de enero de 2023 Por Redacción
Marambio

El reino helado de la Antártida es, sin lugar a dudas, una región de extremos y uno de los continentes más intrigantes. Tiene condiciones climáticas adversas y enormes glaciares altos como rascacielos.
El llamado Continente Blanco es una incógnita en muchos sentidos. Es el territorio más frío, inexplorado y deshabitado del planeta, pero también es una gran oportunidad para la ciencia y una gran cantidad de especies que habitan sus costas.
Si bien el ecosistema terrestre contiene más de mil especies conocidas, la mayoría son microorganismos.
El capitán de la marina real Robert Falcon Scott fue una de las primeras personas en visitar la Antártida, pero no sentía ningún amor por el duro y gélido continente.
“¡Dios mío! Este es un lugar horrible”, escribió tras dirigir la segunda expedición de la historia al Polo Sur en 1912. Así lo describe un artículo publicado en la revista The World’s Most Mysterious Places, una colección de historias sobre tierras perdidas y sitios extraños.
El clima de la Antártida es el más frío del mundo. El registro más bajo de la temperatura del aire de la Antártida se fijó el 21 de julio de 1983, con -89.2 °C en la Base Vostok.
Es además escenario de días y noches extremadamente ventosas: se han registrado ráfagas de hasta 320 kilómetros por hora.
Aunque oficialmente la Antártida no tiene residentes permanentes, por una cuestión de rotación de contingentes, los seres humanos siempre están presentes. En los meses más cálidos del verano (de octubre a febrero), unos 5.000 científicos e investigadores viven en las 80 estaciones diferentes, aunque el número se reduce a una cuarta parte en invierno.
Nadie es dueño de ella. La Antártida se descubrió en 1820 y, al no haber población autóctona, varios países intentaron reclamar el continente, rico en recursos. Tras algunas disputas, la paz prevaleció y 12 naciones -incluida Argentina- firmaron el Tratado Antártico en 1959.
Las naciones acordaron que todas las decisiones relativas a la actividad humana y la investigación debían decidirse colectivamente. Desde entonces, otros 42 países se han adherido al tratado y han añadido una prohibición de la minería y una estricta regulación de la pesca.
Sería un gran parque acuático. La Antártida contiene casi el 70% del agua dulce del mundo (y el 90% del hielo de agua dulce). También cuenta con valiosos minerales, así como con el mayor yacimiento de carbón conocido del mundo, aunque su extracción no es económicamente viable a causa del hielo y del Tratado Antártico.
En 1978, el capitán del ejército argentino Jorge Palma y su esposa Silva dieron la bienvenida a su hijo Emilio en la Base Esperanza, en el extremo de la Península Antártica, el primero de los nacimientos registrados en el Continente Blanco.
Hay varias oficinas de correos en funcionamiento. De hecho, uno de los destinos turísticos más populares es el de Puerto Lockroy, apodado la “Oficina de Correos de los Pingüinos” porque una colonia de 3.000 pingüinos papúa se instala en la zona cada verano. También hay un pequeño museo adjunto. Sin embargo, las aves no reparten el correo y es necesario un franqueo global adecuado.
Además de la Oficina de Correos y el Museo de Port Lockroy, los cazadores de historia antártica pueden visitar la cabaña que el capitán Scott y sus hombres utilizaron durante sus exploraciones a principios del siglo XX. El edificio, que ha sido histórico, ofrece visitas virtuales.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar