Una argentina figura entre las víctimas del trágico accidente ocurrido en Nepal

Internacionales 16 de enero de 2023 Por Redacción
El avión se estrelló cuando había iniciado la maniobra de descenso para aterrizar en el aeropuerto de Pokhara, falleciendo como consecuencia del impacto sus 72 ocupantes, entre los que se encontraba la argentina Jannet Palavecino, una empresaria neuquina de 57 años.
1673802845540381780160921132852

BUENOS AIRES, 16 (NA). - Un avión con 72 personas a bordo se estrelló en Nepal por causas que aún se desconocen y entre las personas que iban en la aeronave se encontraba una argentina.
Los 68 pasajeros y los cuatro tripulantes perdieron la vida como consecuencia de la abrupta caída de la aeronave perteneciente a Yeti Airlines.
El trágico hecho se produjo cuando el avión trataba de aterrizar en Pokhara, una localidad turística en el centro de Nepal.
El lugar de la caída es un desfiladero entre dos colinas cerca del aeropuerto de la ciudad.
La aeronave llevaba 15 ciudadanos extranjeros, entre los que se encontraban tres bebés y tres niños, según un comunicado emitido por la Autoridad de Aviación Civil de Nepal.
Los extranjeros eran cinco indios, cuatro rusos, dos surcoreanos, un irlandés, un australiano, un francés y una argentina, que fue identificada como Jannet Sandra Palavecino, de 57 años y oriunda de Neuquén.
El momento en que el avión de dos motores ATR 72 cayó abruptamente quedó registrado en un video que rápidamente se viralizó en redes sociales.
El portavoz del aeropuerto, Anup Joshi, dijo que el avión se estrelló cuando se aproximaba al lugar y añadió que "volaba a 12.500 pies y estaba en descenso normal, cuando el clima estaba despejado".
El primer ministro nepalí, Pushpa Kamal Dahal, acudió al lugar del accidente y dijo que el avión volaba desde Katmandú hacia Pokhara, a la vez que instó al personal de seguridad a que ayudaran en el rescate de las víctimas.
Luego de la caída, los restos de la aeronave de Yeti Airlines se incendiaron, por lo que los bomberos debieron trabajar arduamente para sofocar las llamas y poder ingresar al desfiladero para proceder a la asistencia de eventuales sobrevivientes y al rescate de los cuerpos de los fallecidos.
El accidente es el que se cobró más víctimas fatales en Nepal desde 1992, según la base de datos de la Red de Seguridad Aérea.
En aquella oportunidad, un Airbus A300 de Pakistan International Airlines, se estrelló contra una ladera al aproximarse a Katmandú, en un hecho en el que lamentablemente murieron las 167 personas que iban a bordo.
Casi 350 personas fallecieron desde el año 2000 en accidentes de avión o helicóptero en Nepal, donde se encuentran ocho de las 14 montañas más altas del mundo, incluido el Everest, donde los cambios repentinos del clima pueden generar condiciones peligrosas.
El viaje desde la capital a Pokhara, la segunda ciudad más grande de Nepal enclavada bajo la pintoresca cordillera del Annapurna, es una de las rutas más empleadas en el país himalayo, donde muchos prefieren un vuelo corto en lugar de un viaje de seis horas por carreteras montañosas.

LA ARGENTINA
La caída del avión en Nepal dejó entre las víctimas a Jannet Sandra Palavecino, una neuquina que viajaba para hacer montañismo en los picos del Himalaya.
Tras conocerse la noticia, las autoridades locales difundieron el listado de pasajeros, entre los que se encontraba la argentina, que era una de las dueñas del Hotel Suizo, ubicado en la ciudad de Neuquén.
Jannet se encontraba en el país asiático para practicar una de sus pasiones: el montañismo.
El viaje a Nepal para escalar los famosos picos del Himalaya era uno de los sueños que tenía la patagónica y quería cumplirlo. Sin embargo, la fantasía terminó en tragedia.

LA AERONAVE
El avión bimotor ATR 72 operado por la compañía nepalí Yeti Airlines llevaba 72 personas desde la capital, Katmandú, hacia Pokhara, un trayecto de 27 minutos.
Aerolíneas de todo el mundo han empleado ese modelo de avión para vuelos cortos.
Introducido a finales de la década de 1980 por una iniciativa francesa e italiana, se vio implicado en varios accidentes mortales a lo largo de los años.
En 2018, un ATR 72 de la compañía iraní Aseman Airlines se estrelló en una zona montañosa en medio de la niebla. Las 65 personas que iban a bordo murieron. La compañía identificó el avión como un ATR 72-500.
El aparato tenía 15 años de antigüedad y "estaba equipado con un viejo transpondedor con datos poco fiables”, según datos del servicio de rastreo de vuelos flightradar24.com.
Antes de pasar a la flota de Yeti Airlines en 2019, había sido gestionado por la compañía india Kingfisher Airlines y la tailandesa Nok Air, de acuerdo con registros de Airfleets.net.
Yeti Airlines es propietaria de seis aviones ATR72-500, según un portavoz de la empresa Sudarshan Bartaula.
Pokhara, hacia donde se dirigía la aeronave siniestrada, está ubicada a 200 kilómetros al oeste de Katmandú y es el acceso al Circuito de Annapurna, popular ruta de escalada en el Himalaya.
Su aeropuerto internacional comenzó a operar hace apenas dos semanas y fue construido con apoyo financiero y técnico chino.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar