“El Gobierno no aporta nada, la mejor ayuda sería que no haya retenciones”

SUPLEMENTO RURAL 12 de enero de 2023 Por Redacción
Tras los anuncios oficiales para el sector lechero, el presidente de la AUT Carlos Berrón se refirió al programa “Impulso Tambero” y describió crudamente el escenario adverso que afrontan los productores.
18 - CONTUNDENTE

La semana pasada, el ministro de Economía Sergio Massa y el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo, anunciaron el Programa “Impulso Tambero”, que compensará el promedio mensual de litros de leche vendida entre los meses de octubre de 2021 y septiembre de 2022.
Según el oficialismo, el programa tiene como objetivo la promoción y la ejecución de proyectos de inversiones en bienes de capital, infraestructura y capital de trabajo destinados potenciar la competitividad, el agregado de valor en origen, las exportaciones, así como la vinculación de la producción agroindustrial con otros sectores económicos.
Pese a la asistencia oficial, las repercusiones en el sector no fueron las esperadas. Si bien la realidad indica que toda ayuda para el productor lechero será bienvenida, entidades y productores han manifestado que la iniciativa “es insuficiente”, como calificó Meprolsafe a comienzos de semana.
Desde la Asociación Unión Tamberos (AUT) también se expidieron sobre “Impulso Tambero”. En diálogo con el programa radial ADN Rural, el presidente Carlos Berrón dejó sus impresiones al respecto: “en alguna medida el Gobierno entiende cuál es el problema del sector lechero y del sector rural en general, pero observo que este aporte, subsidio o ayuda, surge de la misma plata de los tamberos; el Gobierno no aporta nada, sólo está descontando lo que le están reteniendo al sector y la mejor ayuda sería que no haya retenciones”. Y agregó en tono irónico: “así es fácil ayudar”.
La sequía golpea duro al sector agropecuario y la lechería no es la excepción. En ese sentido, el dirigente cooperativista reconoció que la mayor preocupación radica en la “desaparición de los pequeños productores que no tienen espalda suficiente para afrontar estas crisis por falta de recursos”. Sobre este punto, describió: “las vacas comen todos los días, con la sequía se pierden las pasturas, no hay reservas, no hay dinero y de pronto los productores chicos abandonan”.
Al respecto, comentó: “nosotros venimos monitoreando en el ámbito nuestro, tenemos 288 asociados, y hemos visto dos o tres tambos que dejan la actividad y algún otro lo toma en alquiler. Va a ser un año muy complicado y no se harán grandes movimientos”. Y, como si fuera un marinero, reflexionó: “debemos navegar tranquilo porque las aguas son turbulentas”.
El aumento de costos también es otro aspecto a considerar en un negocio que, en muchos casos, provoca situaciones de quebranto. “Cada día estamos más complicados porque además hay numerosos elementos que se utilizan en la actividad, que están atados al dólar; todo eso hace que los costos se disparen y el precio en tranquera para el productor no acompaña ese crecimiento de costos”.
Si a todo lo expuesto se le agrega una iniciativa como el “Dólar soja”, que se implementó en septiembre y diciembre en nuestro país, el escenario definitivamente se torna casi inviable. “A la lechería le pegó mal y fuerte, casi como si fuera un golpe debajo del cinturón, porque la lechería no acompaña ese dólar soja, que encima incrementa los alquileres y genera una distorsión que al productor se le vuelve difícil de manejar”. Para peor, consideró que “el Gobierno lo usa para ´hacer caja´ y están gastando dinero que en definitiva no tienen”.

DETALLES DEL PROGRAMA
La iniciativa permitirá mejorar la rentabilidad del 79% de los productores y las productoras del país, otorgando una suma fija en pesos por litro de leche durante cuatro meses, de acuerdo dos estratos:
- Aquellos que hayan comercializado hasta 1.500 litros por día, percibirán $ 15 por litro.
- Aquellos que hayan comercializado entre 1501 y 5.000 litros por día, percibirán $ 10 por litro.
De esta manera, el Gobierno Nacional pone en marcha una inversión total de $9.160 millones para acompañar el fortalecimiento de todos los productores pequeños y medianos en una actividad que se caracteriza por el agregado de valor, la generación de empleo y el arraigo territorial, motorizando así las economías locales de distintas regiones de nuestro país.
Cabe destacar que el programa brindará una compensación máxima de hasta $600.000 mensuales por productor o productora, alcanzando a 2616 productores y productoras que comercializan hasta 1.500 litros diarios, y a 2525 productores y productoras que comercializan entre 1.501 y 5.000 litros diarios.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar