Efecto La Niña: el 2022 fue el octavo año más seco de la historia

Locales 08 de enero de 2023 Por Redacción
El impacto del fenómeno atmosférico de La Niña se notó con mayor gravedad en sectores del Litoral y la región pampeana. Además, diciembre fue el quinto mes más cálido desde 1961.
10-sequia

El año 2022 fue el octavo más seco de toda la historia argentina y se notó con mayor gravedad en sectores del Litoral y la región pampeana. El dato surge de un informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) sobre los impactos del fenómeno atmosférico de La Niña. En esas regiones, los valores de precipitación fueron entre 500 y 600 milímetros por debajo del promedio, mientras que diciembre fue el quinto mes más cálido que se haya registrado desde 1961.
De acuerdo con los pronósticos del SMN para el primer trimestre de este año hay un 50% de posibilidades de que "La Niña" continúe vigente con su consecuencia de sequía y altas temperaturas. En este sentido, el informe meteorológico da cuenta que este trimestre puede ser más cálido que el promedio, con temperaturas superiores a las normales en la región pampeana y el oeste de la Patagonia.
Mientras que en la región de Cuyo, sur del Litoral y este patagónico es más probable un trimestre con valores normales o superiores a lo normales. En tanto, en todo el noroeste y norte argentino, como así también en el sur del país, hay una mayor probabilidad de que se registren temperaturas dentro de lo normal para esta época del año.
En cuanto a las precipitaciones, el SMN prevé que en el primer trimestre del año puedan ser "normales o inferiores en el Litoral, norte y centro del país y sur de Patagonia". Además, "hay una mayor probabilidad de que se registren lluvias dentro de la media en Cuyo, La Pampa, Buenos Aires y todo el este patagónico". En tanto en el noroeste argentino "es más probable que las lluvias estén por encima de lo normal, mientras que estas pueden ser normales o superiores a los normales en el oeste de Patagonia".
El Servicio Meteorológico destacó que el mes pasado fue "el quinto más cálido desde 1961, con una ola de calor entre los días 4 y 12 de diciembre que provocó récords de temperatura para el mes". Se batieron récords de temperatura para diciembre en Las Lomitas 45,3 , Santiago del Estero 45,3 , Orán 45, Tartagal 44,2, Tucumán 44, Villa de María 43,9, Santa Rosa de Conlara 41,2. En tanto las ciudades que tuvieron la ola de calor por mayor cantidad de días fueron Córdoba (9 días), San Martín (8 días) y Río Cuarto (7 días).
Además continuó el déficit de lluvias y la intensificación de la sequía en gran parte del centro, norte y noreste de la Argentina. Ciudades del Litoral como Corrientes y Paso de los Libres registraron el mes de diciembre más seco de los últimos 62 años.

EL 3º AÑO MÁS SECO EN
SANTA FE DESDE 1990 
Durante todo el año 2022 en la ciudad de Santa Fe llovieron 748,25 milímetros. La cifra lo ubican como el tercer año más seco de los últimos 32 según los registros de la UNL. Por debajo de dicha marca se encuentra el año 2020 (inicio del fenómeno La Niña) con una lluvia acumulada de 711 milímetros. Quien lidera el ranking negativo es el 2008 con 670 mm; un año con un tristemente recordado por una sequía histórica que provocó severos y cuantiosos daños en el territorio santafesino. Los datos a los que pudo acceder UNO Santa Fe surgen del Centro de Informaciones Meteorológicas de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL, organismo que tiene anotaciones a partir de su estación meteorológica desde 1990. Para graficar aún más el faltante de lluvias en la región, se desprende que en esta capital durante 2022 cayeron 377 milímetros menos que el promedio anual de la última década que se ubica en 1125.79 mm.
Al fenómeno lo padece la provincia y gran parte del país. El drama de la sequía golpea a la producción agropecuaria y genera serios inconvenientes para el consumo humano en algunas zonas. Además, el panorama no es alentador. El fenómeno de La Niña, que ya transita su tercer año consecutivo, fue el principal factor para impedir la formación de lluvias en sectores del norte, noreste y centro-este de la Argentina. A la falta de lluvias, se le suman las temperaturas elevadas que agravan las condiciones de sequía y la zona núcleo y la región central del país. Fiel reflejo de lo que ocurre es el Paraná, un río que se muestra con aguas bajas predominantes desde marzo de 2020. El instituto Nacional del Agua indicó que "si bien las condiciones son en general mejores que las observadas en 2020 y 2021, la perspectiva climática aún no permite establecer un límite temporal" del actual fenómeno. Luego de tener un repunte, el Paraná volvió a bajar a la altura del puerto local. Este jueves al mediodía dejó una marca de 1.86 metros; alrededor de un metro y medio menos de la altura del 16 de noviembre y que fue de 3,50 metros.

PRONÓSTICO TRIMESTRAL 
En su pronóstico trimestral para los meses de diciembre, enero y febrero, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) adelantó temperaturas por encima de lo normal en el centro del país -en particular en Buenos Aires y La Pampa-, al tiempo que se mantendrán las condiciones actuales de sequía con "una alta probabilidad" de registrar lluvias por debajo del promedio en el Litoral y norte de Buenos Aires. El informe señaló que este verano puede ser más cálido que el promedio en el centro de la Argentina, sobre todo en Buenos Aires y La Pampa, donde es un 50% más probables que se den temperaturas superiores a la normal. En tanto, se prevén temperaturas normales o superiores a la normal para el sur del Litoral, Córdoba, la región de Cuyo y el oeste de Patagonia; mientras que hay una mayor probabilidad de que se registren temperaturas dentro de los parámetros normales en el norte del país y en el este y sur de Patagonia.
El organismo nacional también advirtió que "no se descarta una mayor frecuencia de temperaturas máximas extremadamente altas en gran parte del país". El pronóstico indica las probabilidades previstas para cada categoría (superior, normal e inferior) en cada región del país para el trimestre, pero no señala valores de la variable pronosticada.
Respecto a las precipitaciones, existe una "alta probabilidad" de alrededor del 50% de registrar lluvias por debajo del promedio en el Litoral y el norte de Buenos Aires. Asimismo, pueden esperarse lluvias normales o inferiores a lo normal en el este de Salta, Santiago del Estero, Córdoba y el oeste y sur de Patagonia. En La Pampa, el oeste de Buenos Aires y el este de Patagonia las lluvias pueden estar dentro de los parámetros normales para el trimestre. En cambio, en gran parte de Cuyo y el NOA hay una probabilidad del orden del 40% de que las precipitaciones sean normales o superiores a lo normales.
También, el reporte indicó que dadas las condiciones actuales de sequía sobre una amplia región del país y ante la persistencia del fenómeno de "La Niña" sumado a un pronóstico desfavorable de lluvias se recomienda seguir las actualizaciones de los informes de sequía como así también con los pronósticos de más corto plazo. El informe se realiza sobre la base del análisis de las previsiones numéricas experimentales de los principales modelos globales de simulación del clima y modelos estadísticos nacionales, sumado al análisis de la evolución de las condiciones oceánicas y atmosféricas.











Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar