33 menores de 18 años asesinados en 2022

Policiales 08 de enero de 2023 Por Redacción
EN LA CIUDAD DE ROSARIO
26- 33 menores- NOTA 394413

Cierra el 2022, la violencia urbana llegó al punto en el que superó la cifra máxima de homicidios registrados en un año en el departamento Rosario.
Este año con 281 casos se inscribe como uno de los más complejos en la historia de la ciudad y deja atrás los 264 asesinatos de 2013. Del total anual se desprenden algunos datos que dan cuenta de los límites que se superaron. Nunca habían sido asesinadas por uso de arma de fuego tantas mujeres o tantos niños y adolescentes, publicó La Capital de Rosario.

29 A BALAZOS
En la franja etaria de 0 a 18 años durante 2022 hubo 33 homicidios, de los cuales 29 fueron a balazos. Además se registra un caso de bala perdida, investigado en un principio como homicidio culposo, con una nena de 5 años como víctima.
De los 29 crímenes al menos en 26 casos las versiones preliminares vincularon los hechos a contextos de narcocriminalidad. Esa especie de categoría, a su vez, se subdivide en otras que describen la complejidad de lo que ocurre en las calles rosarinas: están las víctimas por error, quienes quedaron en medio de ataques que eran para otros, quienes fueron asesinados por ser familiar de alguien metido en problemas, o bien quienes de alguna manera formaban parte de una estructura delictiva.
Por fuera de las estadísticas que buscan explicar estos hechos en un contexto de criminalidad como una problemática de seguridad pública, están las historias. De bebés, de niños, de niñas, de pibes escolarizados, de otros que habían abandonado los estudios en el marco de la pandemia de Covid, de quienes apostaban al deporte, de quienes participaban de talleres estatales, de quienes tenían proyectos en pareja e hijos.
El hecho de que se trate de menores de edad y que existan leyes provinciales, nacionales y convenciones internacionales que comprometen a los Estados a garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes, corre el foco de la dicotomía que supone una distinción entre víctimas inocentes y otras que no lo serían. Subyace, entonces, una certeza: hay niños y adolescentes que nacieron y crecieron en un contexto de violencia urbana hasta que sus historias son terminadas a la fuerza.

A MODO DE
EJEMPLO

A continuación se publica sólo una de las historias registradas por La Capital durante 2022. Es el caso de Lucas Geovanni Vega.
Lucas, a los 5 años quiso empezar a jugar al fútbol. En el club 7 de Septiembre le vieron condiciones y dos años después lo llevaron a Rosario Central. En el club Arroyito sus profesores lo vieron como un delantero que, además de atacar, metía presión contra las defensas rivales. En la memoria colectiva de los canallas queda su debut en las infantiles de AFA: 5 a 0 a Almirante Brown con un gol de Lucas.
Con el paso del tiempo se animó a contarle a su mamá el verdadero objetivo de aquel sueño. "Siempre me decía que me iba a sacar de este barrio peligroso". La noche del 1º de agosto estaba a metros de su casa, en la esquina de Génova y González del Solar, barrio Emaús, donde solía juntarse con amigos, cuando fueron baleados desde un auto. Lucas, que tenía 13 años, murió. Otros tres chicos, entre ellos su hermano, quedaron heridos pero sobrevivieron.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar