El panorama agrícola de la región es desolador

SUPLEMENTO RURAL 09 de diciembre de 2022 Por Redacción
En el centro norte santafesino, hasta ahora, sólo se han implantado 956.500 ha de soja temprana. Marcado deterioro de los cultivos de maíz de primera y de girasol. Se han cosechado unas 288.900 ha de trigo, el 90% de lo sembrado.
18 - DESASTRE

El panorama agrícola del centro norte santafesino está muy comprometido, a pesar de las escasas lluvias ocurridas en las últimas horas, que trajeron alivio pero lejos están de solucionar la catástrofe productiva en ciernes.
En la última semana se sumó como perjuicio extra a esta coyuntura, las temperaturas elevadísimas de la ola de calor, que alcanzó registros de hasta 43°C en localidades del centro provincial.
“Dada la realidad ambiental, particularmente la baja a nula disponibilidad de agua útil en los perfiles de los suelos, los elevados registros térmicos e importantes procesos de evaporación y evapotranspiración de los cultivos, se observó un complejo y desalentador paisaje agrícola”, dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.
En el caso de la soja temprana, las intenciones de siembra estuvieron, pero la realidad climática pudo mucho más y no se alcanzó la superficie estimada de 1.000.000 ha, solo se implantaron 956.500 ha.

UNA CAMPAÑA DESASTROSA
Otro de los cultivos de la cosecha gruesa que sufrió las consecuencias de las condiciones climáticas de los últimos 15 días, fue el maíz temprano, cuyo deterioro continuó de acuerdo al estado fenológico de cada lote, además generó una incierta situación actual y muchos interrogantes por los futuros resultados. A tal punto que, en los maizales muy afectados, continuaron las tareas de picado/embolsado para consumo del ganado.
El girasol no escapó a la realidad ambiental enunciada en informes anteriores, continuó el deterioro de las plantas al que se sumó la presencia de palomas y cotorras, que afectaron o afectarían los capítulos florales.
“Para el intervalo comprendido entre el 7 y el 13 de diciembre, los pronósticos prevén desde su comienzo, estabilidad climática, días soleados, temperaturas medias diarias en ascenso, buen tiempo y nula nubosidad, que en el comienzo del sábado 10 se incrementaría y cubriría totalmente el cielo, luego inestabilidad climática, altas probabilidades de precipitaciones de variadas intensidades y de montos pluviométricos”, pronosticó el SEA.
“La situación variaría a fines del lunes 12 de diciembre a estabilidad climática, días soleados, buen tiempo, temperaturas medias diarias en ascenso, nubosidad parcial, sin probabilidad de precipitaciones, dicho pronóstico se extendería hasta el final de período y se manifestaría en toda el área del SEA. Las temperaturas fluctuarían entre mínimas de 17 a 29 ºC y máximas de 29 a 43 ºC”, indica el informe difundido el jueves pasado.

EL RESULTADO DEL TRIGO
Los ambientes estables, con tiempo seco gran parte de los días de la semana en consideración, continuaron siendo ideales para el constante proceso de la cosecha del trigo y el movimiento de equipos o cosechadoras, como así también el ritmo de recolección, en los distintos departamentos del centro y sur del área de estudio.
Se logró un progreso del orden del 90 %, que representó aproximadamente unas 288.900 ha, con un adelanto intersemanal de 15 puntos y 7, menor al de la campaña anterior, para ambos períodos.
Los rendimientos promedios obtenidos reflejaron el impacto de las lluvias heterogéneas, irregulares o variables que se produjeron durante el ciclo del cereal y que fueron enunciados para cada área:
En el área central, los departamentos San Cristóbal, San Justo, San Javier y Garay, con valores mínimos de 8 - 11 qq/ha y máximos que superaron los 37 – 39 qq/ha, lotes puntuales de 49 qq/ha, con un grado de avance del 75 %.
Y en nuestra región, departamentos Castellanos, Las Colonias y La Capital, con valores mínimos de 10 – 12 qq/ha y máximos que superaron los 42 - 44 qq/ha, lotes puntuales de 51 qq/ha, con un grado de avance del 85 %.
Hacia el sur, los departamentos San Martín y San Jerónimo, con valores mínimos de 15 - 18 qq/ha y máximos que superaron los 45 - 48 qq/ha, lotes puntuales de 55 qq/ha, con un grado de avance del 75 %.

GIRASOL Y MAÍZ
La condición de los cultivares de girasol desmejoró y aumentó por falta de lluvias y siempre relacionada con la etapa fenológica crítica de los mismos, para la determinación del componente rendimiento futuro.
Con respecto a las plagas, se observó, la última semana, un aumento de aves, principalmente palomas o cotorras, que afectaron y afectarían a la oleaginosa.
Los maizales de primera “mostraron un marcado aumento del deterioro de las plantas, síntomas de estrés hídrico, hojas marchitas, acartuchadas y en situaciones más extremas, el quemado de las mismas. Los productores prosiguieron en la difícil decisión de llevar a cabo el picado del total de los maizales para ensilado, interrumpiendo así el ciclo del cereal, ante la alta probabilidad de la pérdida total, realidad que se detectó en primera instancia en los departamentos del norte del área de estudio y se evidenció también en otros. La sanidad de los sembradíos se encontró muy bien, sin presencia de plagas ni enfermedades”, indicó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar