Las condiciones del estadio 974, motivo de preocupación

Deportes 30 de noviembre de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
29-Estadio 974

Argentina jugará este miércoles ante Polonia en el estadio 974, reconocido por su particular construcción con contenedores de transporte marítimo, que presenta inconvenientes con el estado del campo de juego.
Luego de disputar los primeros dos encuentros del grupo C en el estadio Lusail, el más grande de las ocho sedes, el equipo de Lionel Scaloni buscará la clasificación en el moderno 974 inaugurado en 2021.
El nombre del estadio se debe a que 974 es el prefijo telefónico de Qatar y además se utilizaron exactamente esa cantidad de contenedores para la construcción del mismo.
El detalle de los contenedores utilizados como bloques de construcción al estilo "Lego" está pensado como un homenaje a la zona portuaria e industrial. No tiene refrigeración ya que su ubicación en la zona costera garantiza una ventilación natural.
En la primera mitad del Mundial, este recinto recibió cuatro partidos: México-Polonia, Portugal-Ghana, Francia-Dinamarca y Brasil-Suiza.
En el cuerpo técnico de la Selección Argentina ya están enterados que el campo de juego no está en las mejores condiciones.
Brasil, que el lunes jugó en el 974 y venció a Suiza por 1-0, adelantó que presentará un reclamo por el "mal" estado del campo de juego.
La capacidad del estadio 974 es otro de los problemas ya que tiene 44.089 asientos, casi la mitad de los 88.966 que tiene Lusail, la sede de la final del próximo 18 de diciembre.
Argentina registró hasta el momento el partido con más público del Mundial cuando enfrentó el sábado a México ante 88.966 espectadores.
Ese número casi se repite con Portugal y Uruguay, que convocaron a 88.668 fanáticos en el partido del lunes por el grupo H.
Si la Argentina termina en el primer lugar del grupo C jugará los octavos de final el 3 de diciembre en el estadio Ahmad Bin Ali (45.032), mientras que si clasifica en el segundo lo hará en Al Thumama (44.400) un día después.
El Estadio 974, que originalmente iba a llamarse Ras Abu Aboud por la zona donde está construido, será el primero en desmontarse cuando termine la Copa del Mundo, el 18 de diciembre en Lusail
Los contenedores utilizados son flexibles lo que permite que se puedan desmontar y armar en otro lugar con el mismo aforo o más chico. La estructura de acero también puede reciclarse y reutilizarse después del desmontaje.
Cuando se haya trasladado todo el esqueleto, sólo quedará en ese lugar un lago artificial con forma de cancha de fútbol para recordar que allí se disputó el Mundial.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar