Terremoto en Doha

Deportes 23 de noviembre de 2022 Por Néstor Clivati
Leer mas ...
27-clivati

Todavía no se saben ni las causas y tampoco el trágico saldo, y hasta podríamos inferir, que mucho menos, si va a ver réplicas de este fenómeno deportivo que vivimos hace unas horas en estadio Lusail, similar a esa crueldad de la naturaleza.
Los mundiales están repletos de candidatos no nunca llegaron…una buena reflexión de Lionel Scaloni en la conferencia previa al partido. ¿Vino Argentina? Nunca pensé que necesitaría apoyarme en una frase de esa naturaleza, para comenzar este editorial después de haber asistido a una de las derrotas más duras de la historia, no por la instancia, aunque no es saludable perder el primer partido del grupo, hay que remontarse al mundial de Italia ante Camerún, como cuando como ahora, llegábamos a ese compromiso como campeones, en aquel tiempo después de la consagración de Méjico 86 y ahora, como campeón de América hace no tanto tiempo en el Maracaná ante Brasil, sino por el grado de sorpresa que para dentro también ha provocado.
El factor común, la frustración enorme de toda la afición y un dato estadístico del que nos conviene aferrarnos, en esa Copa y a pesar de ese golpe, terminamos jugando la final con un equipo golpeado, cansado y que dio varias ventajas frente los alemanes.
El resto nos lleva a un escenario impensado cuando esta versión del combinado argentino, llegó a estas costas con la preferencia de la gente del lugar y de la mayoría de los cronistas del mundo.
Quisiera evitar tocar el tema, pero estaría defraudando a los lectores de esta columna, el rostro demudado del entrenador en la conferencia de prensa, sus austeras respuestas y su talante, no me devuelven ese optimismo necesario para creer que esto se revierte como si tal cosa.
No es una cuestión de fe, es una realidad que levita en el campamento argentino en cual, pasaron y pasan cosas que, frente a los periodistas, el cuerpo técnico decidió preservar y que tiene relación con la salud física de muchos de los jugadores; no eran solo los casos de Joaquín Correa y Nico González, “deportados” por no estar en su plenitud para entregarlo todo, ojos vistas, por ayer y en el segundo tiempo, La Scaloneta mostró la peor versión y este es un dato escalofriante.
¿Dónde está esa expresión colectiva muy elogiada por los propios entrenadores de los otros combinados?
¿Está intacta? Porque salieron en la primera ventana de cambios los jugadores que también estaban bajo la mirada, como Tucu Correa, Papu Gómez y Leandro Paredes?
Otro dilema que el juego, nos respondió sin traductores, Leo y el Flaco Di María, ¿llegaron a este debut plenos?
Bueno pruebas al canto, a juzgar por el segundo tiempo, no…
Entonces, si juntamos todos estos inesperados avatares, para el gran público, el resultado no es un bochorno, respondió dolorosamente a prestaciones menguadas que ofrecieron ventajas que su rival, no tan modesto, por cierto, no dejó pasar de largo, supo que era el momento de dar el gran golpe de su historia y así lo celebraron, con llantos, rezos e interminables caravanas rumbo a la frontera.

LA CONFERENCIA, UN FUNERAL

El técnico Lionel Scaloni llegó al estrado con rostro que parecía que le habían trasplantado en relación al de ayer; sus respuestas fueron cautas y siempre busco, mandar un mensaje de aliento y de esperanza para dar vuelta la taba.
Este cronista accedió a una de estas preguntas, cuando le manifesté que, como todo el mundo estaba decepcionado y si en algún punto, él también esperaba mas de este debut, citando un pasaje de su conferencia anterior:” veníamos bien, mejor no podíamos venir es la realidad, el futbol, los mundiales y el resto de las competencias internacionales, no te da tiempo a equivocarte y lamentablemente, hoy pasó así, es el peor momento desde que estamos acá. Pero no queda otra que levantarse, vamos a seguir cabeza arriba a pesar de lo que nos sucedió, y ganar los dos partidos, ese es el análisis, va mas allá de las expectativas porque creo que el primer tiempo el equipo hizo un buen partido, y si todo sumado me da que hasta podríamos ir al descanso 2 a cero, no hay muchas explicaciones, se dio así, pero en dos momentos puntuales el partido cambió, entonces claro que las cosas no fueron como nosotros pensábamos”.
Estoy cerrando este trabajo a las 13.09 de este país, aquí las sirenas de las mezquitas llaman a uno de los 5 rituales diarios, y ya me voy a descansar tengo que poner las ideas a reposar y el corazón entibiado porque este, no es el final, aunque se asemeja.
Algo de oraciones no vendrían mal para empujar los espíritus de estos jugadores que hace dos años, nos dieron una alegría infinita en la consagración ante los brasileños; eso está y estará siempre en el haber, pero como todo, el presente lo pasa a páginas interiores, sería injusto que los dos Lionel santafesinos, se despidan de esta competencia por la puerta de servicio.

Las formaciones y síntesis del encuentro: 

Estadio: Lusail Iconic.
Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia).
VAR: Paulus Van Boekel (Países Bajos).

ARGENTINA: Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Alejandro Gómez; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Ángel Di María. DT: Lionel Scaloni.

ARABIA SAUDITA: Mohammed Al-Owais; Saud Abdulhamid, Ali Al- Bulaihi, Hassan Altambakti, Yasir Al-Shahrani; Mohammed Kano, Abdulelah Al-Malki, Saleh Al-Shehrin, Salem Al-Dawsari; Salman Al- Faraj y Firas Al-Brikan. DT: Hervé Renard.

Gol en el primer tiempo: 9m, Lionel Messi (A) de penal.
Goles en el segundo tiempo: 3m, Saleh Al-Shehrin (AS) y 8m, Salem Al Dawsari (AS).

Cambio en el primer tiempo: 48m N.Al Abid por Al Faraj (AS).
Cambios en el segundo tiempo: 13m, Lisandro Martínez por Romero (A), Julián Álvarez por A. Gómez (A) y Enzo Fernández por Paredes (A); 25m, Marcos Acuña por Tagliafico (A); 32m, S.Al-Ghanam por Al-Shehri (AS) y 42m, A.Alamri por Al Abid (AS), H.Asiri por Albirakan (AS).

Te puede interesar