Se aceleró la salida de reservas y hay alerta en el equipo económico

Nacionales 22 de noviembre de 2022 Por Redacción
El BCRA debió desprenderse la semana pasada de casi US$ 200 millones en sus operaciones en el mercado cambiario.
02-Reservas

Tras el alivio generado por el "dólar soja", se encendieron alertas en el equipo económico porque en noviembre se aceleró la salida de reservas. Luego de comprar US$ 5.000 millones en septiembre por el dólar soja, el Banco Central se desprendió en octubre y lo que va de noviembre de US$ 1.500 millones, cerca de un 30% de las compras por el incentivo a los sojeros.
Esta semana, el BCRA debió desprenderse de casi US$ 200 millones en sus operaciones en el mercado cambiario. El registro se encontró debajo de los US$ 530 millones de la semana pasada, pero en noviembre se acumulan ventas netas por casi US$ 1.000 millones. Ese nivel de ventas supera los US$ 730 millones del mismo lapso de 2021.
Las mayores dificultades para acumular divisas coinciden con un giro en el plan de estabilización puesto en marcha por Sergio Massa. El ministro de Economía pasó de negociar beneficios sectoriales con tipos de cambio diferenciales (un dólar a $ 200 para las cerealeras) a restringir en los últimos meses las importaciones y encarecer el acceso al dólar con el lanzamiento del dólar Qatar, mientras se demora la oficialización del dólar tecno.
La implementación de un dólar a $ 338 para los gastos con tarjeta desde los US$ 300 provocó una reducción de los consumos previo al inicio del Mundial.
Al décimo día hábil de noviembre (último dato), el stock de préstamos al sector privado en dólares asociado a tarjetas fue de US$ 171 millones, por detrás de los US$ 238 millones del mismo lapso de octubre o los US$ 212 millones de septiembre, según una estimación de Ecolatina.
Las ventas netas del Central durante cuatro semanas consecutivas se combinaron además con las dificultades para extender vencimientos de deuda en pesos y la disparada de los dólares financieros.
El contado con liqui (CCL), que cerró el viernes a $ 332 y se ubicó en el mayor nivel desde junio, dio una señal del desarme de aquellos que habían apostado a las tasas y títulos en pesos, tras casi dos meses en el que los paralelos estuvieron congelados.
Según publicó David Cufré en Página/12, dos hechos alteraron la paz cambiaria que el Gobierno había logrado mantener durante cien días, el plazo que lleva Sergio Massa como ministro de Economía. El primero fue el desarme de posiciones en pesos por parte de Fondos Comunes de Inversión, bancos y empresas de primera línea, incluidas algunas que firmaron el acuerdo de Precios Justos para moderar la inflación. Aunque no fue inesperado, dado que el escenario en materia cambiaria sigue siendo desafiante, ese movimiento especulativo generó inquietud en el gabinete económico.
La segunda señal en la misma dirección fue la baja renovación de deuda del Tesoro en moneda nacional de la semana pasada. Resultó de solo el 61 por ciento, con escasa participación de inversores privados. En ambos casos, los pesos que salieron fueron a presionar sobre el mercado del dólar, lo que se reflejó en el salto de 25 pesos en la cotización del contado con liquidación y de 10 pesos en el paralelo.
La pregunta es cómo continuará el mercado cambiario a partir de este martes. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar