La solución al problema de los trapitos es compartida

Locales 21 de noviembre de 2022 Por Redacción
Así lo sugirió el ministro de Gestión Pública de la Provincia, Marcos Corach, al hacer referencia a la problemática que se registra en la zona de la Terminal de Ómnibus de la ciudad de Santa Fe. Rosario, Rafaela y Ciudad de Buenos Aires también tuvieron novedades en las últimas semanas.
06-Marcos Corach

La problemática de los trapitos, es decir aquellas personas que cobran una suma de dinero por cuidar o lavar coches en la vía pública, atraviesa en mayor o menor medida a ciudades grandes y medianas del país. Rosario, Santa Fe, Rafaela e incluso Buenos Aires, donde la actividad está prohibida por ley desde hace cuatro años, registraron nuevos capítulos de este tema en las últimas semanas. 
El ministro de Gestión Pública de la Provincia, Marcos Corach, sostuvo que "nadie puede mirar para otro lado" al referirse a la situación que se observa en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Santa Fe. El funcionario dijo que la provincia está trabajando en el tema, pero que también deben aportar lo suyo el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el municipio y los legisladores.
"El trabajo en particular con los trapitos no es exclusivamente de la provincia. Nadie puede mirar para otro lado, el municipio menos; también tiene responsabilidad y no solo de control", explicó Marcos Corach según el portal de Aire de Santa Fe. 
El funcionario admitió que la zona de la Terminal de Ómnibus de la ciudad de Santa Fe "se volvió peligrosa". En ese marco, Corach aclaró: "Quienes no podían sacar sus mesas a la vereda, ayer (por el jueves) lo pudieron hacer. Deberíamos haberlo resuelto antes, seguramente. Hacemos lo que podemos con los recursos que tenemos", explicó tras la implementación de nuevas medidas.
Respecto al rol que debe cumplir el MPA, Corach sostuvo que "no hay ningún estamento que pueda mirar para otro lado, ni la Justicia, ni la Municipalidad, si no es sencillo y la responsabilidad es del otro. No es exclusivo de la Provincia y la policía los chicos que están en los semáforos, es más complejo y claro que necesita de mayor participación e involucramiento de la Justicia y la Municipalidad".
"Cada uno de los poderes tiene una competencia distinta. Si las leyes permiten que quienes entran y por ser menor no pueda ser detenido por una acción vandálica, claramente hay algo que no funciona. Ningún Poder (del Estado) puede mirar para otro lado. Es una problemática que no es solo de Seguridad, sino social. Es un trabajo en el que debería estar más gente involucrada", expresó Corach.
El intendente de la ciudad de Santa Fe, Emilio Jatón, también se pronunció al respecto al pedir que haya más policías caminantes que recorran la zona de la terminal, aunque reconoció que "no es un tema que se resuelve solo con la policía, es un tema social que tenemos que abordarlo desde distintos lugares".
En Rosario, el problema de los trapitos se agudizó en los últimos días por lo que el intendente de esa ciudad, Pablo Javkin, hizo referencia a la cuestión tras regresar al país después de participar en Barcelona del foro Smart Cities. El funcionario señaló que resolver el problema de los trapitos en las zonas de los estadios de Newell’s y Central está fuera de su alcance, pues se trata de "asociaciones ilícitas que tienen que ver con las barras bravas, organizaciones mafiosas a las que se debe atacar con la acción de la policía y la Justicia". De todos modos, indicó que se necesitan más patrullajes para mejorar la seguridad de los barrios y adelantó que la Municipalidad pondrá a disposición infraestructura propia para mejorar la presencia policial en determinados sectores de la ciudad.
En Buenos Aires, a finales de 2018 la Legislatura porteña sancionó una ley contra los cuidacoches. Entre los objetivos de la norma se consignaba que los que fueran detectados recibirían sanciones. Y que serían más graves si el trapito está vinculado a una organización. 
Durante la decena de recitales masivos que ofreció recientemente Coldplay en la cancha de River, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo a decenas de trapitos que se encontraban en los alrededor del Monumental cobrando a los espectadores por "cuidar el coche" sumas de entre 6.000 y 9000 pesos según distintas denuncias. En un día, se habían labrado 81 actas contravencionales a trapitos por infracción al artículo 91 de la Ley 1472, que prohíbe el acto de cuidar coches sin permiso o autorización legal. Al día siguiente, en nuevos operativos, se confeccionaron otras 15 actas. 
En Rafaela, la actividad de los lavacoches se encuentra en una zona gris, con intentos desde el gobierno municipal que más allá de resultados favorables puntuales terminaron en fracaso. 
Tras frustrarse el tratamiento de un proyecto de ordenanza del Ejecutivo en el Concejo, se avanzó con el decreto 48.180 a finales de 2018 cuando el propio Marcos Corach era jefe de Gabinete municipal. La norma reglamentó un marco de regulación de la actividad de lavado de vehículos en la vía pública en la Zona del Estacionamiento Controlado, que solo se permitía a quienes se inscribían en un registro municipal. En ese momento, se registraron al menos 70 lavacoches que recibieron a cambio una pechera azul. Sin embargo, con la llegada de la pandemia la iniciativa quedó en la nada cuando a partir de las restricciones por la pandemia los comercios cerraron y la circulación de vehículos se redujo sustancialmente, por lo que los trapitos no volvieron al microcentro.
Ahora en cambio se encuentran nuevamente en actividad mientras el Municipio generó un programa especial para capacitar a los trapitos y lograr que puedan trabajar en clubes, gremios y otras entidades con un ingreso regular. Pero en el centro continúan apareciendo lavacoches. Y el problema se mantiene.  

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar