El lanzador de estrellas

Información General 19 de noviembre de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
16 el lanzador

Por Ing. Hugo N. Bruno*

Una visión de futuro sin acción, es simplemente un sueño. Una acción sin visión de futuro carece de sentido. Una visión de futuro puesta en práctica puede cambiar el mundo. En consonancia con estas afirmaciones, Loren Eisley nos relata esta anécdota ilustrativa.

Un escritor tenía la costumbre de caminar por la playa antes de comenzar su trabajo. Un día, al mirar hacia lo lejos, vio una figura en movimiento y se dirigió a ella. Al acercarse vio que era un joven que recogía algo y muy suavemente lo lanzaba al mar. Ante la mirada inquisidora del escritor, el joven le explicó que estaba arrojando estrellas de mar al océano.
"¿Por qué está usted arrojando estrellas de mar al océano?" Preguntó el escritor.
"El sol ha salido y la marea está bajando y si no las arrojo al mar morirán", replicó el joven.
"Pero, joven ¿no se da usted cuenta de que hay kilómetros de playa y estrellas de mar a todo lo largo de ella? ¿Realmente piensas que tu esfuerzo tiene sentido?”. El joven escuchó educadamente. Después se agachó, recogió otra estrella de mar y la arrojó al agua, más allá de las olas y le dijo: “Para ella tuvo sentido”. Su respuesta sorprendió al hombre que no sabía cómo responder.
Entonces, se alejó y caminó de regreso a su cabaña. Todo el tiempo, mientras escribía, la imagen del joven persistía. Finalmente, ya avanzada la tarde, se dio cuenta de que él no había descubierto la esencia de la acción del joven. Comprendió que lo que el joven hacía era elegir no ser un observador en el Universo y ver como éste pasaba de largo, sino que estaba eligiendo ser un actor en el Universo y hacer una diferencia.
Esa noche se fue a la cama preocupado. Cuando llegó la mañana se despertó sabiendo que tenía que hacer algo. Así que se levantó, se vistió, se fue a la playa y encontró al joven. Con él paso el resto de la mañana arrojando estrellas de mar al océano.
Cada uno de nosotros debe encontrar su estrella de mar y arrojarla sabiamente, para que nuestra vida sea un evento maravilloso.

* Hugo N. Bruno es Ingeniero. Fue Profesor Consulto de la UTN Rafaela. En la actualidad se dedica a escribir sobre temas de divulgación. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar