Alberto debió ser internado y luego se reunió con Xi Jinping

Nacionales 16 de noviembre de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
Alberto y chino

BALI, Indonesia, 16 (Enviada especial de NA). - Tras pasar seis horas internado en el Sanglah General Hospital de Bali por una "gastritis erosiva con signos de sangrado", el presidente Alberto Fernández se encontró con su par chino, Xi Jinping, en lo que fue su primera reunión bilateral que tuvo en el marco de la cumbre del G20.
Los mandatarios estuvieron reunidos durante 20 minutos en el Hotel Muliá y la comitiva que acompañó a Fernández estuvo conformada por el canciller Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Sergio Massa; los secretarios Julio Vitobello (Presidencia); Gabriela Cerruti (Comunicación y Prensa), Flavia Royón (Energía); el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos; y la jefa de Gabinete de Cancillería, Luciana Tito.
También participó del encuentro, por precaución, el doctor Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica Presidencial.
Al momento de estrechar la mano con Xi Jinping para la foto oficial, el Presidente se mostró sonriente, pese a la situación de salud que atravesó.
La reunión se convocó para profundizar la relación bilateral entre ambos países y debatir las diferencias que existen en la balanza comercial, mientras que fue el único encuentro que tuvo Alberto Fernández durante el día, ya que, en la cena de líderes del G20 lo reemplazó Cafiero.

DIJO ESTAR "BIEN"
El presidente Alberto Fernández aseguró estar "bien" tras haberse descompensado en la previa del inicio del G20 en Bali, producto de una gastritis erosiva con sangrado diagnosticada que le generó una baja de presión.
"Estoy bien, estoy trabajando bien", afirmó el mandatario escoltado por el ministro Sergio Massa y el canciller Santiago Cafiero, en un breve contacto con la prensa desde el Hotel Melía.
Además, explicó: "Tuve una descompensación producto de una gastritis erosiva que me generó un sangrado y una baja de la presión muy importante, y para verificar el sangrado nos trasladamos al hospital de Bali y al solo efecto de hacer una endoscopía y un estudio de sangre, y cuando terminamos eso hicimos un ratito de tiempo para la reunión con Xi Jinping donde definitivamente queríamos estar".
El mandatario sufrió la descompensación a las 11:00 de la mañana (hora local) que le impidió desarrollar con normalidad sus actividades y lo obligó a ser trasladado para su atención médica, a la vez que permaneció en observación alrededor de cuatro horas.
Si bien retomó la agenda tras la supervisión médica y participó del encuentro bilateral con el mandatario chino, con respecto a la agenda de hoy, Alberto Fernández solo estará presente en la reunión con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y conmemorará junto a Pedro Sánchez, su par español, el 50 aniversario del regreso del general Perón a la Argentina.
El mandatario argentino sufrió una gastritis erosiva con signos de sangrado, diagnóstico que se conoció tras varias horas de espera luego del episodio en el que sufrió mareos y una descompensación que lo obligó a suspender su participación en la apertura del G20.
"Fue un episodio complicado. Sangró mucho y eso le provocó la descompensación", revelaron fuentes del entorno del Presidente sobre la situación que lo obligó a realizarse estudios en el Sanglah General Hospital, el centro de salud más grande de Bali, donde optaron por colocarle suero.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar