Lo querían inimputable pero en el juicio oral le dieron prisión perpetua

Policiales 13 de noviembre de 2022 Por Redacción
Se trata de Walter Gerardo Wettstein, de 48 años, quien era la pareja de la víctima y le disparó con una escopeta en la vía pública. La pena fue impuesta por los jueces Sergio Carraro, Luis Octavio Silva y José Luis García Troiano en el marco de un juicio oral que finalizó el viernes al mediodía en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.
25- Lo querian- NOTA 387949

En la edición de la víspera, bajo el título «Condenaron a perpetua a quien le dio muerte», se adelantó información referida a un juicio oral celebrado en los tribunales de Santa Fe y finalizado el viernes, referidos a un femicidio que al momento de ocurrir causó honda conmoción en esta región y más precisamente en la localidad de Humboldt, distante 44 km al este de Rafaela, en el vecino Departamento Las Colonias.
Hoy brindaremos más detalles del juicio oral finalizado, adelantando sobre todo lo que da título a esta nota: la Defensa del imputado -integrada por los abogados particulares Claudio Torres Del Sel y Natalia Giordano-, durante toda la investigación previa hasta llegar al debate en el juicio y hasta último momento luchó por lograr que Walter Gerardo Wettstein -expareja de la víctima- fuera declarado inimputable, lo cual finalmente no sucedió.

TRIBUNAL E
INVESTIGACIÓN
Es así como el hombre de 48 años, identificado como Walter Gerardo Wettstein, fue condenado a prisión perpetua como autor del femicidio de su pareja Noelia Oschtadt. El hecho ilícito fue cometido en 2020 en la localidad de Humboldt (departamento Las Colonias).
La pena fue impuesta por un tribunal integrado por los jueces Sergio Carraro, Luis Octavio Silva y José Luis García Troiano en el marco de un juicio oral que finalizó el viernes al mediodía en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.
La investigación que permitió llegar a la condena fue realizada por los fiscales Martín Torres -hoy juez- en su etapa inicial, y quien llegó hasta la instancia final, el fiscal Carlos Lacuadra, de la Unidad Fiscal Especial de Homicidios de la Fiscalía Regional N° 1 Santa Fe, que representó al Ministerio Público de la Acusación (MPA) en el debate.
En tal sentido, valoró que “los magistrados consideraron acreditada la atribución delictiva y optaron por la pena y la calificación penal que propusimos en la acusación”, dijeron.

IMPUTABILIDAD
Durante el juicio se discutió la posibilidad de que Wettstein fuera inimputable. Al respecto, la Fiscalía señaló que “desde horas después del ilícito, intervinieron profesionales que entrevistaron al atacante, analizaron integralmente su estado de salud y afirmaron que estaba en condiciones de ser sometido a un proceso penal”.
Asimismo, se destacó que “dos juntas médicas y un informe psiquiátrico determinaron que el ahora condenado tenía capacidad para transitar la etapa de juicio y comprendía la criminalidad de sus actos”.

EL HECHO
Durante el juicio, el fiscal Carlos Lacuadra recordó que “el femicidio fue cometido alrededor de las 7:30 de la mañana del lunes 27 de enero de 2020, en calle Sarmiento al 2.100 de Humboldt”.
"La víctima -expresó el fiscal- circulaba en bicicleta por la vía pública cuando el imputado se acercó a bordo de una camioneta, descendió y le disparó desde una corta distancia con una escopeta calibre 16”. Según se precisó, “Oschtadt murió de inmediato en el lugar”. Además, se indicó que “tras el ataque, el condenado pateó el cuerpo sin vida de la mujer”.
“El femicidio fue cometido en un contexto de violencia de género”, subrayó la Fiscalía. “Wettstein y la víctima tenían una relación desigual de poder”, se puntualizó y se agregó que “durante años, él llevó a cabo conductas que afectaron la vida, la dignidad, la integridad física, psicológica y sexual y la seguridad personal de Oschtadt”.
A su vez, se remarcó que “las integrantes del equipo de intervención primaria de Humboldt fueron muy claras al exponer que, al menos desde 2015, hubo un esquema de violencia ejercida por el condenado en contra de todo su grupo familiar”.

“¡NO PAPÁ!”
Cuatro días después del femicidio, el 31 de enero de 2020, El Litoral de Santa Fe dio a conocer nuevos detalles del suceso que consternó a toda la provincia, por la sangre fría del matador y por su violencia en sí misma.
Así transcurre el relato: "Eran alrededor de las 7.30 de la mañana del lunes 27 cuando Noelia iba en su ruidosa bicicleta hasta la casa de sus padres. Allí dejaría al menor de sus hijos, que llevaba la mochila preparada para ir a la colonia, y continuaría rumbo a su trabajo.
"Yo iba más adelante -en su propia bici-, me acuerdo que hablábamos de que nos íbamos a vivir a Pilar”, rememoró el niño. De repente, escuchó un estruendo, como los que oía en el campo cuando disparaban la escopeta. Luego, el silencio, ya no podía escuchar el ruido de la bicicleta de su mamá.
"Al girarse, vio a su madre tendida en el piso, bañada en sangre: “Le pregunté qué le pasaba, pero no contestó”.
"Una vecina vio al pequeño y lo escuchó gritar “¡no papá!” y luego lamentarse “¡mi mamá! ¡mi mamá!” resumiendo tantas emociones en dos de las primeras palabras que aprendemos los seres humanos, aquellas que deberían dar seguridad.
"Luego de disparar contra su exmujer, Walter Wettstein se bajó de su vehículo, pateó el cuerpo y le arrancó la bandolera que llevaba puesta. Momentos más tarde, se apersonó en la comisaría de Humboldt y confesó: “Maté a mi señora”.
Por otra parte, el hijo mayor de Noelia se despertó con el sonido se su celular, su abuelo lo estaba llamando.
"Lo primero que le dijo fue que su mamá había tenido «un accidente», y después le preguntó por su papá, ya que el chico se había quedado a dormir en la casa de Walter Wettstein. El adolescente buscó en la habitación principal, pero no lo encontró, miró el mueble sobre el cual su padre guardaba la escopeta, pero ésta tampoco estaba. El fiscal destacó el hecho de que el chico chequeara si estaba el arma, “como previendo lo que había pasado”.
"Unos días atrás, Walter Wettstein se había enterado de que su exmujer, y madre de sus hijos, estaba rehaciendo su vida con una nueva pareja, y que planeaba mudarse. Su hijo mayor se percató de que «estaba mal» con esa situación, lo notaba incluso «incómodo con la idea de que mi mamá tuviera un novio».
"En voz alta, pero para sí mismo, se lo escuchaba decir cosas como 'Dios agarrame que la mato' y 'la voy a matar, le voy a pegar un tiro', amenazas que parecían vacías.
"«Yo no me esperaba que pase esto», advirtió el adolescente, y la realidad es que nadie se lo esperaba. Noelia no merecía perder la vida, tampoco sus hijos merecían esta tragedia".

CALIFICACIÓN
PENAL

Wettstein fue condenado como autor de homicidio triplemente agravado (por el vínculo, en razón de haber mediado una relación de pareja, por haber sido cometido por un hombre en contra de una mujer en un contexto de violencia de género -femicidio-, y por el empleo de arma de fuego).


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar