El Ejecutivo escuchó a los vecinos y se comprometió a una “intervención urgente”

Locales 21 de septiembre de 2022 Por Redacción
El Concejo municipal fue el escenario donde funcionarios de primera línea del Gobierno municipal dialogaron con los residentes del sector para conocer de primera mano las problemáticas que vienen padeciendo y planteando desde hace tiempo sin tener respuestas.
8 - Village

Por espacio de casi una hora y media, la comitiva oficial integrada por: el Jefe de Gabinete, Marcelo Lombardo; el secretario de Gobierno, Jorge Muriel; el secretario en Prevención y Seguridad, Maximiliano Postovit; el jefe de la Guardia Urbana Rafaelina, Gabriel Férnandez y el director de Prevención Vial y Comunitaria, Ezequiel Postovit, escucharon de boca de los vecinos: Santiago Boyero, Gabriel Alessandría, Martín Brarda, Gloria Pucheta, Laura Castelain (presidenta de la Comisión Vecinal) y Amadeo Sampalione un pormenorizado detalle de las angustiantes y desagradables situaciones que padecen como consecuencia de las tumultuosas concentraciones que se registran en el denominado “Campito de las Estrellas”, las picadas de motos en altas horas de la noche, el tránsito y algunas invasiones a la propiedad privada.
Brarda fue el primero en exponer y dijo: ”cuando fui a vivir ahí no esperaba todo esto. En ese espacio había carteles que prohibían la permanencia, porque es cabecera de la pista de aterrizaje del aeródromo y no se permitía ni plantar un árbol, pero los fines de semana se juntan hasta 2 mil personas, no sé lo que puede pasar si un avión se despista, sería un desastre". Encima, ahora, de noche, tengo 20 autos escuchando música a todo volumen y no son todos chicos y adolescentes, sino mayores así que andá a pedirle que bajen la música”.
Con impotencia, Alessandría aportó que “los fines de semana, por la noche, es tierra de nadie”. Además, denunció: “últimamente no estamos viendo guardas de protección comunitaria y los viernes y sábados por la noche la velocidad de las motos es un descontrol, y a cualquier hora juegan a la pelota en la calle, a los gritos”.
Otra de las voces apuntó con indignación que “es un grave problema, hay muchos riesgos, se meten en la casas, me ha pasado, rompen los tejidos para ingresar y hacer sus necesidades”.
Por su parte Castelain planteó que las calles son angostas, doble mano y motos y automóviles circulan a muchísima velocidad” y se quejó porque “las picadas de motos son una cosa imposible con los escapes libres. No tenemos derecho a ni a descansar”.
Igualmente, la vecinalista se quejó porque “se hace un gran esfuerzo para que todas las viviendas y el barrio esté lindo, pero te levantás y te encontrás papel higiénico, toallitas, botellas, las plantas rotas, los frentes orinados y ver que usaron nuestra casa de baño y que te rompieron todas las plantas, te pone furioso”
En ese momento, Brarda apuntó que el lugar “se tomó como un sector donde vale todo y no hay límites para nada”.
Enseguida, Alesandria lamentó que “los fines de semana llegan te ponen los sillones en tu vereda, toman bebidas y ponen la música a todo lo que quieren”, situaciones por las que también pasó Gloria Pucheta hasta que no aguantaron más y su marido salió a recriminarles y le contestaron de agresiva.
La cuestión seguridad también los intranquiliza debido a que, como reveló Brarda,: “no sabemos si en la cantidad de gente que concurre, alguno no está por otra cosa porque están mirando tus casas y tus movimientos las 24 horas, a que hora salís y entrás. Esto es una invasión a la privacidad también”.

INTERVENCIÓN
URGENTE
Por el lado de los funcionarios, Marcelo Lombardo brindó una serie de consideraciones generales para abordar el análisis y buscar soluciones.
Entre ellas manifestó que “tras la salida de la pandemia una de las conductas emergentes de los jóvenes fue moverse en moto y en masa. Es muy habitual encontrar 40 o 50 chicos juntos en motos, desplazándose permanentemente de un lado hacia el otro en la ciudad. Es una modalidad que se está imponiendo y con la que lamentablemente estamos lidiando a diario. Pasan por el Village de ahí se van al frente del Balneario y luego a la UNRaf”.
De todas maneras, el Jefe de Gabinete llevó calma a los vecinos al sostener: “está claro que hay que hacer una intervención urgente con el campito de las estrellas y ahí habíamos analizado cercar el lugar, incorporarlo al predio del Aeroclub, tenemos que verificar si es posible, o hacer un cuneteo/zanjeo más profundo para impedir el ingreso”
También dijo tajante que ese espacio “no es público”, que los reductores de velocidad están en proceso de licitación y un poco más a largo plazo, la pavimentación de Hipólito Yrigoyen (para convertir en sentido único algunas calles), y los controles, si bien no van a estar las 24 horas, habrá una presencia importante”.
Luego el Secretario de Gobierno se refirió a los controles y recordó que “en lo que va del año tenemos más de 650 motos retenidas por falta de escape y 79 autos. Pero no nos justificamos con eso porque tenemos que encontrarle la solución
"La otra cuestión -sinceró Muriel- son los recursos (humanos) porque los fines de semana Rafaela después de la pandemia se convirtió en una ciudad de eventos y en todos los barrios hay algo. Necesitamos fuerzas de seguridad, inspectores de Protección Vial y Comunitarias para poder cortar las calles y ordenar la circulación en el entorno".
Maximiliano Postovit reconoció que “hay errores y hay que corregir” y les recomendó a los vecinos que “no salgan a hablar con la gente porque puede haber una mala reacción que, de hecho, ya la hubo” y les pidió que “hagan las denuncias y no se expongan, que llamen a la guardia urbana, que utilicen Ojos en Alerta y no el grupo de whatsapp del barrio porque no nos enteramos o cuando lo hacemos ya es tarde”.

LA MIRADA DE
LA OPOSICIÓN
La propuesta de Leo Viotti (UCR-JxC) fue planificación con objetivos. “A mediano plazo hay que desalentar el uso de ese terreno con cartelería y tejido o zanja profunda como opciones y luego la colocación de cámaras de seguridad. Y a largo plazo la pavimentación de Hipólito Yrigoyen que permitiría un reordenamiento vial y descomprimir el tránsito dándole mano única a algunas calles. Desde el Concejo podemos hacer un seguimiento bimestral o trimestral.
Fue muy crítico Lisandro Mársico (PDP-FP) al atacar al Ejecutivo por “la falta de controles a pesar que desde el Concejo se le dieron todas las herramientas legales que pidió. “De acá salió la Ordenanza para que se retenga la moto por no portar casco, tienen todo para accionar, pero no lo hacen”.
También cuestionó que el problema sean la escasez de recursos humanos porque “en las fuerzas de seguridad tienen todo alineado políticamente (Gur, Protección vial, Policía provincial y federal, Seguridad Vial, Gendarmería), y no pueden coordinar cómo evitar que se vayan de un lado y al rato vuelven, no se puede creer”
Miguel Destéfanis (UCR-PRO) propuso que en el mientras tanto, y hasta que se pueda hacer la zanja o el tejido, durante “dos o tres sábados y domingos le llevamos un volante a la gente contándole el riesgo que están corriendo porque si un avión se despista puede ser algo muy grave”.
Y Alejandra Sagardoy (UCR-PRO) tomó el compromiso de “seguir de cerca este caso y lo que está prohibido, está prohibido''. Se votó esa Ordenanza, nos opusimos a que se haga la pista allí, pero perdimos y ahí están las consecuencias”.

RAFAELA NO
TIENE NADA
Laura Castelain introdujo un tema sensible y que tendrá mucha repercusión en los próximos días en el ámbito legislativo a partir del proyecto que presentaron Brenda Vimo (PJ) y Ceferino Mondino (PRO-JxC) relacionado con la nocturnidad.
“El problema que nos aqueja a todos los que somos padres, es que los jóvenes no tienen nada que hacer en la noche y deambulan toda la madrugada. Tengo una hija adolescente y no le queda otra que ir a bailar en colectivo a Teos, en Esperanza. Cerramos los ojos y que vayan porque Rafaela no tiene nada. No sé qué pasa que no le podemos dar una oferta. Hay que encontrar una salida para esto”.
Mondino adelantó que su intención, y la de su par Vimo, es convocar a todos los actores: los jóvenes, dueños de boliche, vecinos, Gobierno, todos”.
Mársico se metió en el tema y planteó que la cuestión central, y a resolver, para la contención de los jóvenes “es que Rafaela no tiene la estructura necesaria porque no tenemos boliches en la ciudad, entonces queremos discutir sobre algo que no contamos con esa estructura indispensable y así será difícil de resolver”
Al respecto, Lombardo sostuvo: “lo tenemos que evaluar y si bien depende de la oferta privada quizás podamos encontrar herramientas”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar