En julio, la producción industrial de Santa Fe creció un 5,4% interanual

Locales 17 de septiembre de 2022 Por Redacción
Entre enero y julio de este año, la industria santafesina acumula una suba del 3,2% según destacó el informe de FISFE. De todos modos, admite que las turbulencias macroeconómicas, como la inflación y la escasez de divisas para la compra de insumos importados, golpea la estructura de costos de las empresas.
13-Producción Industrial Santa Fe

El presidente de la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE), Víctor Sarmiento, anticipó el viernes pasado al pronunciar su discurso en el marco de la celebración del Día de la Industria que se efectuó en la Sociedad Rural de Rafaela que en julio la producción manufacturera santafesina había registrado un aumento interanual del 5,4 por ciento, lo que extiende la racha positiva del sector más allá de los nubarrones que aparecen en el horizonte como las restricciones para importar insumos impuestas por el Gobierno nacional ante la escasez de dólares en el Banco Central. 
Esta semana, la FISFE amplió los detalles del desempeño del sector en la Provincia durante julio al publicar su Informe de Actualidad Industrial que elabora su Instituto de Investigaciones Económicas. 
El incremento en el nivel de actividad del 5,4% que se registró en julio pasado supone el nivel más alto de la serie histórica para ese mes. Según el reporte, la producción fabril se ubicó 13% por encima de 2018; mientras que en el período enero-julio de 2022 acumula una suba de 3,2% en relación a igual período del año anterior.
Sin embargo, el informe reconoce que tanto en julio como en agosto "las turbulencias macroeconómicas impactaron en forma desfavorable sobre la estructura de costos de las empresas manufactureras". En tal sentido, consideró que "la elevada incertidumbre y las dificultades para acceder a divisas para la producción encarecieron y limitaron el abastecimiento de insumos claves para la actividad industrial", a la vez que "tras la aceleración de la inflación y la suba de las tasas de interés por parte del Banco Central se deterioraron las expectativas para el mercado interno".
La radiografía sobre el interior del sector muestra que las ramas de actividad con una contribución positiva al producto industrial santafesino fueron vehículos automotores (+74,0%), maquinaria agropecuaria (+34,7%), industria siderúrgica (+15,2%), edición e impresión (+12,0%), autopartes (+11,8%), manufacturas de plástico (+11,3%), papel y productos de papel (+7,9%), carrocerías y remolques (+6,8%), otra maquinaria de uso especial (+6,8%), carne vacuna (+6,8%), muebles y colchones (+5,8%), productos metálicos para uso estructural (+5,2%), molienda de cereales (+5,0%), fiambres y embutidos (+3,9%), productos de metal y servicios de trabajo en metales (+3,6%) y maquinaria de uso general (+1,3%). En contrapartida, arrojaron un saldo negativo productos lácteos (-0,4%), prendas de vestir (-1,1%) y molienda de oleaginosas (-9,9%).
En cuanto al consumo energético, el informe resalta que la demanda de energía eléctrica por parte de un grupo de grandes usuarios industriales con actividad en la provincia de Santa Fe presentó en el mes de julio de 2022 un incremento de 3,7% interanual.
La producción de automóviles en la Provincia, a través de la planta de General Motors en la localidad de General Alvear al sur de Rosario, registró en julio un incremento de 73,8% interanual, mientras que en los siete primeros meses del año la actividad sectorial alcanzó una suba de 129,1% en relación al mismo período del año anterior. La empresa General Motors Argentina tras una importante inversión que permitió incrementar su capacidad de producción, inició la producción de Chevrolet Tracker, el nuevo SUV de alto valor agregado destinado al mercado interno y a la exportación.
En este marco, FISFE remarcó que la ley aprobada por el Congreso para la Promoción en Inversiones de la Industria Automotriz, Autopartista y su cadena de valor genera beneficios potenciales para un sistema productivo, que en solo un eslabón cuenta con aproximadamente dos centenares de empresas industriales caracterizadas por su importante generación de empleo y exportaciones.
Con respecto a la producción metalúrgica santafesina, en julio evidenció un incremento de 20,3% interanual, y de 14,4% en la medición acumulada al séptimo mes del año. El nivel de actividad sectorial crece en forma sostenida en los dos últimos años, mientras que en julio último alcanzó el registro más elevado de la serie histórica para ese mes, superando en 40% la marca de 2018. Al interior de la industria metalúrgica el 87% de sus principales actividades presentaron incrementos de producción en relación al mismo mes del año 2021, con estos resultados: fundición (+16,5%); productos metálicos p/uso estructural (+5,2%); otros productos de metal y servicios de trabajo (+3,6%); maquinaria de uso general (+1,3%); maquinaria agropecuaria (+34,7%); otra maquinaria de uso especial (+6,8%); aparatos de uso doméstico (+15,3%); equipos y aparatos eléctricos (+26,8%); carrocerías y remolques (+6,8%), autopartes (+11,8%), y motocicletas (+39,5%).
Las exportaciones de manufacturas con origen en Santa Fe alcanzaron en el primer semestre de 2022 a 8.705 millones de dólares, representando el 87% del total provincial. Los datos del primer semestre de 2022 y las previsiones para el resto del año superan los registros máximos históricos, subraya el reporte de FISFE. En ese período el valor de las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) se incrementaron 1,6%, pero se contrajeron en volumen 15,6% respecto a igual período de 2021. Este resultado se explica principalmente por las menores colocaciones externas del complejo oleaginoso (harina y aceite de soja).
En tanto, el valor de las exportaciones de productos lácteos creció 37,4%; carnes 26,9%; pieles y cueros 22,2%, y productos de molinería un 31,6%. En estos cuatro importantes segmentos exportadores la mejora en valor superó el desempeño en volumen, situación asociada a los mayores precios medios de exportación. 
Asimismo, entre enero y junio de 2022 las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) crecieron 60,5% en valor y 19,7% en volumen. 
Finalmente, el reporte señala que en mayo en la provincia de Santa Fe el total de puestos de trabajo asalariado registrado correspondiente a la industria manufacturera fue de 136.404, lo que refleja un crecimiento de 4,9% en relación al mismo mes del año anterior, equivalente a 6,3 mil nuevos empleos. El nivel de empleo industrial crece en términos interanuales desde el mes de septiembre de 2020 y hasta el presente, atravesando una importante etapa de recuperación que permite alcanzar actualmente los registros más altos de la serie histórica, afirmó FISFE.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar