Imputaronn a Brenda Uliarte por el ataque a Cristina

Nacionales 08 de septiembre de 2022 Por Redacción
Según la jueza Capuchetti, Sabag Montiel y su novia planificaron el atentado contra la Vicepresidenta.
02-Casa de Sabag Montiel

La jueza federal María Eugenia Capuchetti decidió ayer imputar a Brenda Uliarte, la pareja de Fernando Sabag Montiel, el joven que atacó con una pistola Bersa a Cristina Kirchner el jueves pasado, por "haber intentado dar muerte" a la Vicepresidenta, "contando para ello con la planificación y acuerdo previo entre ambos".
Según el Juzgado, la acusación formal sobre Brenda Uliarte, la joven de 23 años detenida el domingo, se basa en que el suceso que tuvo como única víctima a Cristina Kirchner "tuvo planificación y acuerdo previo", que la joven "estaba presente en las inmediaciones del lugar al cual arribaron conjuntamente (con Sabag Montiel)", y que se determinó que ambos "detentaban el arma de fuego secuestrada con sus municiones desde fecha anterior al hecho, cuanto menos desde el 5 de agosto de 2021".

OTRO ALLANAMIENTO EN LA
CASA DE SABAG MONTIEL
Capuchetti ordenó un nuevo allanamiento en el domicilio que compartían los detenidos Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, en el marco de la investigación por el ataque contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. La magistrada hizo lugar a un pedido en ese sentido efectuado por el fiscal de la causa Carlos Rívolo, por lo que los investigadores regresaron a la casa que compartía la pareja.
Fuentes judiciales revelaron a NA que podría haber más detenciones, ya que estiman que Uliarte y Sabag Montiel actuaron con al menos tres personas más haciendo "inteligencia previa" y usando "los carros de copos de algodón simulando vender ese producto" mientras analizaban la zona.
De hecho, en fotos y videos recolectados de cámaras particulares de seguridad, videos y fotos de canales de televisión, medios gráficos y hasta de los propios militantes se pueden ver varios carros de ese tipo que serían no solo el de la novia del atacante sino el de otros allegados a ellos.
"Se trabaja sobre la reconstrucción de los días previos: imágenes de carritos de copos de nieve cerca de la casa de la Vicepresidenta los días previos. Se está analizando una gran cantidad de material y registro fílmico, cámaras privadas, de la Ciudad, videos aportados por vecinos, militantes que estaban ese día y los anteriores. Ellos no actuaron solos y hay indicios de que hay una banda vinculada a libertarios radicalizados que actuaron en el ataque", indicaron los voceros a Noticias Argentinas.
En los últimos allanamientos, el objetivo del fiscal es recolectar material de la vivienda que pueda ser de importancia para la investigación y que no se hubiera detectado en el primer operativo. Rívolo solicitó el segundo operativo para corroborar algunos dichos de testigos, aunque no se precisó en concreto qué se busca.
El procedimiento se dio en la calle Uriburu al 700, de Villa Zagala, en San Martín. Es el departamento que Sabag Montiel alquilaba y que en los últimos tiempos había empezado a compartir con Uliarte. En ese domicilio, vivían los dos detenidos desde hace al menos ocho meses y también allí encontraron un centenar de balas que se condicen con el tipo de calibre que Sabag utilizó para atentar contra la Vicepresidenta.
Por otra parte, la defensa de Sabag Montiel aún sigue dándole intervención a un perito de parte que en breve aportará un informe psicológico sobre el principal acusado. 
Hasta el momento no hay indicio de inimputabilidad y así lo señaló un informe inicial legista que sostuvo que está en condiciones de declarar en indagatoria, ya que se encuentra ubicado en tiempo y espacio.
La defensa de Brenda, a cargo de Gustavo Kollman, también está recolectando prueba por su parte y sugerirá una serie de medidas al juzgado en las próximas horas. Kollman continuará en ese rol, luego de que no prosperara un acuerdo entre la joven y el abogado Carlos Telleldín para que este asumiera su defensa.
Leonardo Uliarte, el padre de Brenda, se puso en contacto con este letrado, quien de inmediato se entrevistó con la detenida, pero finalmente no asumió como tal.
Fuentes judiciales indicaron que fue el propio Telleldín, quien estuvo investigado por su supuesta relación con el atentado contra la AMIA en 1994, el que se comunicó con la familia Uliarte para proponer sus servicios. Sin embargo, tras la entrevista con la joven no prosperó el ofrecimiento de Telleldín y por eso seguirá con el defensor oficial.
En un comunicado, del estudio del letrado se informó: "Decidimos esperar para entrar, esto fue convenido con el papá, Brenda y el estudio Jurídico. Por el momento no asumiremos su defensa".
Por lo pronto, ambos siguen detenidos y desde este martes la jueza cuenta con diez días para resolver la situación procesal de cada uno donde se los acusa a ambos de tentativa de homicidio y por lo pronto no hay nuevos imputados.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar