Los tenistas juveniles rafaelinos miran cada vez más al Norte

Deportes 19 de agosto de 2022 Por Redacción
Siguen sumándose a las universidades de Estados Unidos representantes de nuestra ciudad en la búsqueda de un crecimiento académico y deportivo.
Oggero
FOTOS ARCHIVO SUEÑO AMERICANO. Franco Ribero ingresa en su cuarto año en Texas Tech; Federico Zeiter y Valentino Oggero viajaron para sumarse a Reinhardt y Ventura College, respectivamente.

(Por Darío Gutiérrez).- La conjunción entre deporte y educación que bien implementado tiene Estados Unidos desde el siglo pasado, viene seduciendo en mayor medida desde estos últimos años a deportistas de países de distintos continentes. Universidades más o menos conocidas o importantes, a lo largo y ancho del extenso país, suman representantes en variadas disciplinas.
En el caso del tenis se ha hecho mucho más notorio por la cantidad de rafaelinos que han incursionado desde la década pasada en este sistema, donde el deportista toma el beneficio de la educación para su futuro y la Universidad su talento deportivo para las competencias colegiales.
Por estos días dos jóvenes tenistas viajaron para tener su sueño americano. Federico Zeiter lo hizo para incorporarse a la Universidad de Reinhardt, en Waleska (Georgia), en la cual estudiará Administración de Negocios y jugará para el equipo que participa en la NAIA, que es un segundo nivel dentro de la competencia universitaria estadounidense, que tiene a la NCAA dentro de la jerarquía mayor.
Luego de haber culminado la instancia de junior, Zeiter estuvo jugando torneos de inserción profesionales en nuestro país, mientras entrenaba en Esperanza, a la espera de esta oportunidad que pudo concretarse, y para la cual tiene las mejores expectativas.
Algo similar ocurre con Valentino Oggero, que en los últimos días viajó a California para afrontar un nuevo desafío de vida y deportivo, incorporándose a Ventura College. Se trata de una universidad cercana a Los Angeles. «Voy a estudiar Negocios. Iba a ir a una división 2, pero preferí esta posibilidad ya que es un College, por la ubicación. Estoy instalado y la verdad que es muy lindo todo», nos contó Oggero desde Estados Unidos.
Valentino estuvo entrenando en estos últimos años en la Academia Artoni, de Santa Fe. Luego de culminar su etapa juvenil el año pasado, y a la espera de esta oportunidad universitaria, jugó torneos de inserción profesional para continuar en ritmo tenístico.
Por otra parte, otro juvenil que entrenaba en 9 de Julio, Valentino Millimaci, tiene previsto viajar en algunos días para recalar en Snow College, en Utah.

EL SISTEMA
Hay 953 universidades en total en Estados Unidos que ofrecen tenis para hombres: la NCAA alberga 742 de ellas, mientras que la NAIA gobierna 105 instituciones. Los estudiantes-atletas interesados en competir fuera de estas dos divisiones tienen un poco más de 100 opciones universitarias adicionales para elegir entre las divisiones NJCAA y CCCAA.
Hay 312 universidades en total que ofrecen tenis para mujeres: la NCAA alberga 899 de ellas, mientras que la NAIA gobierna 114 escuelas con tenis para mujeres. Los estudiantes-atletas interesados en competir fuera de estas divisiones tienen más de 100 opciones universitarias adicionales para elegir entre las divisiones NJCAA y CCCAA.

RIBERO EN SU ÚLTIMO AÑO
Recordemos que varios jugadores rafaelinos han pasado o transitan por este camino, como Josefina Zehnder, Franco Ribero, Santiago Veglia y Marco Kalbermatten.
En el caso de Ribero, iniciará su cuarto y último año en Texas Tech donde allá por mayo tiene previsto obtener la graduación en Licenciado en Finanzas. Justamente en referencia a la carrera que cursa, días pasados nos contaba una anécdota que pinta fielmente nuestra realidad como país y la visión que tienen de Argentina. 
«Generalmente en las clases de Economía nos dicen que lo que hace Argentina es todo lo que no se debe hacer, lo que está mal. Muchas veces le intentamos explicar que tenemos siete tipos de dólar, y no entienden nada».
Sobre cómo sobrellevar estudios y deporte de alta exigencia, Franco valoró que «también te ayudan mucho y está bueno, pueden brindarte algún profesor particular. Pero no te regalan nada, a lo sumo te pueden postergar un día algún examen, pero tenés que lograr tus notas. En lo personal pude tener buenas calificaciones, así que estoy contento».
A modo de ejemplo, Texas Tech está en la NCAA, el nivel principal y en el equipo ha tenido compañeros de distintas nacionalidades. Sobre eso destacó que «la verdad que es bueno, siempre hay gente nueva, jugadores de distintos países y culturas. En los primeros años el grupo era un poco mas unido por la mayor continuidad, algo que se dificulta un tanto ahora».
Por último en cuanto a objetivos para este último año en Texas deseó «tener ranking de singles, es difícil alcanzarlo y en lo personal es un objetivo. Y como equipo llegar al mejor ranking posible, fuimos 18 y mi meta sería top 15. Además, ganar la Conferencia también sería fantástico».

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar