“Por las retenciones, el interior productivo se descapitaliza”

SUPLEMENTO RURAL 18 de agosto de 2022 Por Redacción
José “Peco” Alonso es un productor de reconocida trayectoria gremial que realizó un análisis crudo del impacto que tienen las políticas oficiales. “El sector aporta mucho y recibe muy poco”, fustigó.
Reflexivo 1

Los pueblos y ciudades del interior tienen personalidades reconocidas que se destacan en distintos ámbitos. En el sector agropecuario, hay numerosos productores y dirigentes en la región que trascienden jurisdicciones, a partir de la tenacidad y compromiso que asumen con sus pares y la actividad. Uno de ellos es José “Peco” Alonso, que en el pasado presidió la Sociedad Rural de Las Colonias y actualmente integra la Regional que Aapresid tiene en la localidad de Videla.
Frontal, reflexivo y contundente, dialogó con La Opinión sobre el escenario actual, los cambios en el Gobierno y las políticas hacia el sector, que tienen un impacto negativo en las diversas actividades.
“Los números hoy gracias al contexto internacional son un poco mejores, pero gran parte de esa renta hoy la captura el Estado y el principal problema que veo es como se descapitaliza el interior productivo mediante las retenciones con un dinero que no queda para generar riqueza en la región”, advirtió.
Y agregó: “en mi caso, la riqueza generada en Videla (Santa Fe) se va a las arcas nacionales y no vuelve en nada porque ahí tenemos la Ruta 11 que hoy parece bombardeada. Eso es lo que vemos y la verdad que duele ver cómo se descapitalizan nuestros pueblos y no hay obras que nos permitan estar en el lugar”.
En ese sentido, Alonso reconoció que el sector agropecuario “aporta mucho al erario nacional y recibe muy poco de contraprestación”. Y, para graficar la situación, explicó: “en los números que hago yo, una empresa que gana $1 también le deja $1 al Estado y de eso tributa el 35%, o sea que la empresa ganó $0,65 y tributó $1,35 y ese es el dinero que no está en mi pueblo y en muchísimos otros”.

CALIDAD DE VIDA, UNA NECESIDAD
Vivir en la zona rural no es sencillo teniendo en cuenta los diversos obstáculos que se padecen. Caminos de otro siglo, conectividad paupérrima y, en general, un nivel de infraestructura que no se condice con la capacidad productiva de un sector que siempre aporta y empuja.
En la ruralidad también hay derechos que se incumplen y así lo señaló el propio Alonso: “todavía la agricultura y la ganadería no tienen tanta tecnología para producir a distancia. Para sembrar, cosechar, trasladar granos, embolsar, darle de comer a la vaca, cargar un mixer o cambiar una franja de alfalfa, se necesita gente en el campo y para eso precisamos conectividad, que los hijos de los empleados puedan tener un camino o ripio para que puedan estudiar cuando llueve”. Y agregó: “se necesita calidad de vida, los mismos derechos que tiene una persona en una ciudad, deberían tenerlos las personas que viven en la zona rural y eso no ocurre”.

“CUIDAR LA MONEDA”
Ante un escenario de despilfarro y decisiones perjudiciales para el sector, Alonso señaló que la esperanza de los argentinos comenzará a surgir cuando el Estado “cuide la moneda”. Al respecto, definió: “Si te entran 100, gastá 95 y 5 lo ahorrás para reinvertir, pero si gastás 140 alguien va a pagar esa fiesta, entonces resulta necesario equilibrar las cuentas públicas”, afirmó.
Consciente que el Estado tiene gastos, el reconocido dirigente ruralista puso el foco en las prioridades para que puedan concretarse las inversiones que pueden apuntalar el crecimiento y desarrollo del interior productivo que tanto defiende. “Nosotros queremos producir, pero para eso necesitamos servicios en el campo”, admitió de manera incrédula teniendo en cuenta el gran aporte que todos los años realiza el sector a las arcas oficiales. Y expresó: “ojalá venga un Gobierno que tenga como política de Estado cuidar la moneda".
Pero también se refirió a otro punto importante que en los últimos años se ha visto trastocado y está relacionado con las exportaciones, fundamentalmente del agro. Con el nivel de producción que presenta Argentina, los excedentes inevitablemente deben colocarse en el exterior porque ello redunda en mayor empleo y más divisas para el país.
Y así lo entiende también “Peco” Alonso: “se necesita exportar y esto es básicamente traer dinero desde afuera. La única forma de sobrevivir es equilibrando el gasto público y exportando. Eso es lo que debe hacer el Estado y ojalá tengamos un acuerdo nacional en estos temas, sin importar la ideología ni el partido político porque eso necesitamos para lograr crecimiento y empezar a revertir este escenario que tanto nos duele”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar