La reconstrucción de las veredas del Microcentro está en punto muerto

Locales 16 de agosto de 2022 Por Redacción
Cuando todo parecía marchar sobre rieles, el proyecto quedó aletargado en la agenda del Gobierno municipal y el silencio despierta inquietud en los frentistas y comerciantes del sector deseosos que se pueda concretar.
FOTO ARCHIVO VEREDAS SUCIAS. Un problema muy recurrente en la ciudad.

Cabe destacar que la refuncionalización integral de la zona central de la ciudad, un objetivo definido como prioritario por el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR) por ser el epicentro comercial y de servicios de la ciudad, comprende la remodelación de los canteros centrales, el recambio de veredas de ambas manos de avenida Santa Fe entre la plaza central y la Jefatura de Policía, con todas las obras de infraestructura necesarias y el aggiornamiento de luminarias.
La renovación de los canteros presenta un gran avance, pero no hay novedades sobre el reemplazo de las veredas.
Sobre este último tema, cuatro meses atrás, diario La Opinión consultó a referentes comerciales de la zona y manifestaron gran entusiasmo por el impulso que esta vez mostraba el proyecto porque el Gobierno provincial había comprometido fondos, la aceptación ganaba terreno entre los frentistas, y un registro de oposición se podría sortear a diferencia de lo ocurrido 11 años atrás. Con este marco, solo faltaba que el Ejecutivo local le dé forma a una Ordenanza, pidiendo autorización al Concejo para encarar los trabajos, pero este instrumento aún no llega a los ediles y no hay señales claras que vaya a ocurrir, al menos, en el corto plazo.
Por aquel entonces, se hablaba que los frentistas se harían cargo del 70% del costo con financiación de entre 12 y 18 meses, y no estaba en los planes de nadie que dos meses después la economía del país sufra un nuevo cimbronazo y los costos se disparen fuertemente.

UN DINERO CLAVE
Si algo remarcaban, en ese momento, quienes estaban “militando” la obra, para evitar que hubiera sorpresas, es que quienes debían contribuir solo ponían como condición que el monto a pagar no resultase mayor que el que importaría si lo hicieran por sus propios medios.
Al respecto, una cuestión a tener en cuenta es que el dinero que tenía destinado la Provincia para el proyecto, si no se actualiza, implica que los frentistas tengan erogaciones superiores y, de acuerdo al incremento, la obra podría tambalear.
Vale recordar que cuando se habla de la remodelación de las veredas no solamente se refiere al cambio de las baldosas porque debajo el entubado cloacal ya no existe debido a los derrumbes que partieron los caños y la vegetación que creció dentro de ellos, a través de tantos años, hacen necesario su total reemplazo. Esta es una obra imprescindible, aunque no le va a costar nada al contribuyente porque será un aporte de Aguas Santafesinas S.A..
De igual modo, es muy factible que haya que remover las conexiones de la red de agua potable. A su vez, se tendrá que soterrar el cableado de los servicios y cambiar luminarias.

DESFASADO
Los números que se manejaban en abril pasado eran en función de los cálculos hechos en noviembre de 2021, arrojaban que el valor de las obras estaba entre 65 y 70 millones de pesos con un aporte del Estado que rondaría el 30%. A este cálculo, se le sumaba hasta abril una inflación de 30% y el costo para el frentista se ubicaba en unos $ 650.000 para cada uno.
De acuerdo a la información a la que pudo acceder este Diario en aquella oportunidad, unos $ 20 millones serían los aportados por la Secretaría de Comercio de la provincia. Estos fondos están comprendidos en el acuerdo que hay entre los municipios y Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) con destino a la remodelación de espacios centrales o de áreas urbano-comerciales.
Las provincias se comprometen a enviar un determinado nivel de recursos en función de la recaudación impositiva. Como nuestra Provincia y Rafaela adhirieron a ese programa de CAME hoy esa plata debe llegar a la ciudad de manera automática.

SIN ORDENANZA
En este contexto, solo faltaba que el Ejecutivo enviara al Concejo municipal un proyecto de Ordenanza que determine la modalidad elegida para la ejecución de las obras, la apertura de un registro de oposición y la financiación que se otorgará a los frentistas, pero de esta herramienta legal nada se sabe y los ediles consultados afirman desconocer totalmente si la pueden recibir en lo inmediato.
Lo último que se supo del proyecto se dio a mediados de junio cuando el intendente Luis Castellano y su equipo de trabajo mostraron el proyecto general.
El encuentro se produjo en la sede del CCIR y sirvió también para plantear ideas preliminares sobre la metodología para hacer posible la renovación de las veredas de manera acorde con lo que se está haciendo en los canteros y siguiendo la misma línea de proyecto.
“Fue un encuentro altamente positivo, donde algunos frentistas, el Intendente y algunos de sus secretarios contaron detalles en cuanto a la remodelación estética y evaluar las posibilidades de financiación y costos”, explicó Gabriel Faber, titular de Paseo del Centro, al finalizar la reunión.

INCERTIDUMBRE
Fuentes consultadas, en los últimos días, por este diario coinciden, palabras más o menos, que “no se avanzó, pero no se puede decir que se frenó o está desestimado, pero reina incertidumbre”.
A su vez, se pudo conocer que con la Secretaría de Comercio de la Provincia se hacen gestiones para que se actualice la partida que se le asignó al proyecto, pero todavía no hubo respuesta, en relación a la plata estamos hablando con Aviano para que se actualice y no tenemos ni un sí ni un no.
Un frentista consultado, que prefirió el anonimato, señaló que “ahora todo se complicó porque después del salto del dólar y la disparada de los precios, los presupuestos quedaron desactualizados porque lo que antes valía $ 500 ahora sale $ 800. No queda otra que esperar que esto se calme. Ojalá se pueda hacer finalmente”.
Por su parte, el propietario de un local dijo: “está todo en manos del Ejecutivo. Si está la decisión política de avanzar debería mandar la Ordenanza al Concejo, pero no la sube y nos hace dudar”.
Un tercer entrevistado agregó: “tal vez, políticamente, estén esperando terminar todos los canteros para después tener otro anuncio más para mostrar y que una cosa no le tape la otra”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar