Síntomas de un momento crítico

Deportes 14 de agosto de 2022 Por Redacción
Incidentes entre hinchas y policía en el final del partido, plateístas que expusieron en la calle sus reproches a algunos dirigentes, vandalismo a autos de jugadores y una conferencia de prensa suspendida tras la derrota, muestran la situación caótica en lo deportivo para Atlético de Rafaela.
Medran energico

Cuando se está mal, es frecuente analizar dentro de una campaña deportiva que tras una derrota dura, apelar a la frase "hoy se tocó fondo". Esta versión desdibujada y deshilachada de Atlético de Rafaela en la campaña 2021/22 de la Primera Nacional ya pasó por estos análisis en demasiadas ocasiones a lo largo del torneo. Sin embargo, todavía es imposible establecer si el fondo se tocó o no todavía, esperando ese rebote que le dé alguna posibilidad a la Crema para mantener expectativas de seguir en la categoría.
El viernes frente a Estudiantes de Caseros sufrió su 12ª derrota en 28 partidos. Apenas ha ganado en cinco ocasiones, siendo Sacachispas el único que tiene menos triunfos en el certamen. La otrora fortaleza del Monumental hace rato que dejó de ser tal, en esta campaña jugó 14 partidos de los que ganó 5, empató 6 y perdió 3. Y el karma de visitante habla por sí solo, sin victorias en 14 encuentros y rescatando apenas 5 puntos por empates.
El hincha, en su gran mayoría, va ingresando en un desencanto impensado, cada vez más cercano a la resignación, con un plantel de los más caros en la categoría. En varios partidos el aliento fue mezclándose con reclamos, pero anteayer aparecieron expresiones un poco más violentas como la interrupción del final por los incidentes detrás del arco defendido por Julio Salvá, y posteriores recriminaciones de plateístas en la calle a algunos dirigentes.
También se confirmaron algunos rayones en autos de futbolistas y la pinchadura de los cuatro neumáticos en el caso de Taca Bieler y de Jonás Aguirre (que no jugó por estar suspendido), que tras el partido recién pudieron dejar la cancha pasadas las 21.30 con custodia policial junto a sus compañeros.
Cabe mencionar que el daño al automóvil del goleador fue en un lugar donde se guardan varios vehículos, pero solamente los de estos jugadores fueron afectados. Esto obviamente generó un profundo malestar en el delantero, que ya admitió en su círculo cercano la intención de alejarse del club. Si algunos quieren asociarlo con las versiones que trascendieron en la semana de una posibilidad que juegue el Regional Amateur en Sportivo Norte, con estas actitudes violentas y repudiables no ayudan a que se compenetre ciento por ciento con sus compañeros en este tramo decisivo en pos de luchar por la permanencia.
Desde el cuerpo técnico tampoco parten muestras de carácter y firmeza. El silencio puede ser entendible porque Ezequiel Medrán, como en su momento Rubén Darío Forestello, no son personas de paso por el club. Tienen una historia forjada como jugadores con los colores de la Crema y sin dudas deben sufrir tanto o más que los simpatizantes este doloroso presente. El entrenador no habló post-derrotas ante Santamarina y Estudiantes, ni tampoco lo había hecho previo al encuentro con el elenco de Walter Otta. 
Ya hubo casos de equipos que tuvieron dos cambios de timón en la temporada, es decir tres técnicos, pero no parece ser el caso de Atlético. La dirigencia sabe que despedir a Medrán sería admitir un nuevo error, de los muchos ya tenidos este año desde la toma de decisiones en la conformación del plantel.
Con este escenario, Atlético tendrá que encomendarse a intentar salvarse con lo que tiene en cuanto a recursos humanos, en los papeles siempre fue interesante, en la práctica cada vez parece más pobre. Un contrasentido para un club que ha vendido por millones y que pena, increíblemente, a la par de clubes que sobreviven como pueden en la categoría. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar