El derribo de un avión Hércules

Nacionales 10 de agosto de 2022 Por Redacción
Hercules Buena

El 28 de agosto de 1975, durante el gobierno democrático de Isabel Perón, el avión Tc-62, debía transportar 114 hombres de  Gendarmería nacional desde Tucumán a San Juan. 

Esta  unidad había sido desplegada por orden del Gobierno, en el marco del Operativo Independencia para la defensa de la comunidad, de la guerrilla marxista desplegada en Tucumán, decidida a disputar el poder con las armas.

El Hércules TC-62, era tripulado por el vicecomodoro Cocito (comandante de aeronave), mayor Beltramone (primer piloto), capitán Mensi (navegador), suboficial mayor Barrios y cabo principal Fatore (mecánicos), y suboficial mayor Perisinoto y Clide Pardini (auxiliares de carga). 

Había despegado en horas tempranas desde Buenos Aires con un contingente de Policía Federal, y en Tucumán luego del reabastecimiento de combustible, con los gendarmes a bordo se disponía al despegue. 

Era la hora 13:05.

Hece un tiempo, el comandante de la nave -brigadier (R) Héctor Cocito-, me relató esos instantes. diciendo "hicimos los controles previos al despegue, iniciamos la carrera de despegue alcanzamos la velocidad de decisión, rotamos el avión y con el avión en el aire vemos delante nuestro como se elevaban las lajas de la pista. 

"Teniendo en cuenta lo critico del momento, solo pudimos inclinar hacia la izquierda la aeronave de casi 70 toneladas, con la carga completa de combustible. Sentimos, entonces un fuerte golpe al costado derecho del avión, se le desprendieron los motores 3 y 4, y caímos a un costado de la pista. 

"Se trabaron las puertas de salida y se inicio el incendio. En la cabina de pilotos se  abrió una escotilla de emergencia, y en el compartimiento de carga lograron abrir un boquete por donde pudieron salir algunos entre la confusión, el humo y el fuego". 

Por otra parte, Cociro destacó la valentía del gendarme Raúl Remberto Cuello, de 19 años de edad, quien habiendo salido ileso entró varias veces a sacar heridos, y quedo atrapado por el humo y las llamas.  

El saldo del atentado fueron 6 muertos y 23 heridos.

Por brigadier general (R) Eduardo Schiaffino.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar