Las miradas no positivas

Editorial 06 de agosto de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
Las miradas desde el exterior sobre esta golpeada Argentina no son favorables respecto al futuro de corto y mediano plazo. Medios como el británico Financial Times, la agencia estadounidense Bloomberg y el diario español El País dejan en evidencia la gravedad de la crisis que atraviesa nuestro país y ante la cual, el Gobierno nacional procura hacerse el distraído. La asunción de Sergio Massa en clima festivo el miércoles pasado en la Casa Rosada contrasta con la imagen que devuelve el espejo del país, con una pobreza cercana al 50 por ciento de la población entre otros indicadores socioeconómicos alarmantes. 
En un editorial publicado esta semana, El País advirtió que Argentina podría estar al borde del abismo ante la gravedad de la crisis que padece. El diario dijo: El nombramiento de un nuevo ministro de Economía, el tercero en poco más de un mes, es un síntoma inequívoco tras la renuncia de Martín Guzmán a principios de julio. Entonces se precipitó una semana de ataques especulativos contra el peso, que perdió el 40% de su valor frente al dólar en los mercados informales. Su reemplazo por Silvina Batakis, una funcionaria de amplia experiencia pero sin peso político, terminó de la peor manera posible. La ministra se enteró de que la apartaban del cargo en Washington, donde había llevado un mensaje de confianza ante el FMI, el Tesoro de Estados Unidos e inversores de Wall Street. Batakis duró 24 días en el cargo, sin tiempo siquiera para presentar un plan. El jueves pasado, finalmente, el presidente Fernández y su vicepresidenta, Cristina Kirchner, decidieron dar un golpe de timón con la llegada al Ejecutivo de Sergio Massa, socio minoritario de la coalición peronista que gobierna en Argentina.
Al repasar el escenario económico, señala que sin dinero fresco, el Gobierno nacional ha financiado su déficit fiscal con emisión monetaria, mientras las reservas del Banco Central se secan y la inflación se dispara. Las previsiones para este año están por encima del 80% de subida del IPC. El descalabro dilapida cualquier posibilidad del oficialismo en las generales de octubre de 2023. El peronismo se ha abrazado al nuevo ministro como si fuese un salvador, pese a su baja popularidad entre el electorado y el sarpullido que levanta entre sus pares. 
Por su parte, la agencia Bloomberg advirtió sobre la compleja situación económica de la Argentina, al señalar que el país casi no tiene efectivo para evitar la devaluación. El reporte califica al momento actual como álgido, incluso para un país cuyo nombre se ha convertido en sinónimo de crisis financiera. Con una inflación que se acerca a los tres dígitos y, según los economistas, a solo uno o dos errores de política de desencadenar una hiperinflación, el banco central está tratando desesperadamente de evitar una devaluación del peso que solo daría paso a otra ola de alzas de precios, indicó.
La agencia alertó que cada día, el banco envía a sus operadores a vender dólares y comprar pesos que nadie quiere. En promedio, gasta US$ 60 millones diarios. Por ahora, eso ha mantenido al peso mayormente estable en el mercado primario de divisas. En esa línea, manifestó que los datos públicos del Banco Central son demasiado turbios para descifrar cómo está utilizando exactamente las diversas pilas de dinero que componen sus reservas, y los funcionarios no hablan sobre el tema.
Al referirse a los cambios en el Gobierno y el arribo de Sergio Massa como ministro de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, la agencia consideró que el ex presidente de la Cámara de Diputados enfrentará profundas divisiones políticas que paralizarán a la coalición gobernante de izquierda de Argentina, sin mencionar a los inversionistas globales que sacan dinero de los mercados emergentes a medida que la Reserva Federal eleva las tasas de interés. 
La actualidad argentina no es alentadora. Y el Gobierno ofrece poco para ilusionarse.  





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar