Los veterinarios celebran hoy su Día

ESPECIAL 06 de agosto de 2022 Por Redacción
Se ocupan de la salud de pequeños o grandes animales. Pero también participan en los procesos de producción de alimentos, medicamentos o incluso en la potabilización de agua para el consumo humano.
15-Veterinario

El Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina en la Provincia de Buenos Aires comenzó sus actividades el 6 de agosto de 1883 por impulso del entonces, gobernador de la provincia de Buenos Aires, Dardo Rocha. En recuerdo de aquel día, es que hoy se celebra en la Argentina tanto el Día del Médico Veterinario como del Ingeniero Agrónomo, dos profesionales transversales en un país con tanto desarrollo de la agricultura y la ganadería. En realidad, recién desde 1983 comenzó a conmemorarse el día de estos profesionales cuando se publicó un decreto ley del gobierno nacional.
Como sostiene Senasa (Servicio Nacional de Seguridad Animal), ambas profesiones ocupan un importante lugar en la investigación así como entre los actores de la cadena de garantes de la sanidad vegetal y animal y de la inocuidad de la producción agroalimentaria de la Argentina.
Cuenta la historia que el dueño de la estancia Santa Catalina, Patricio Bookey, no obtuvo las ganancias esperadas en la explotación de ganado lanar y cayó en bancarrota. Como no pudo pagar las deudas impositivas, la tierra, las plantaciones y los edificios ubicados en la localidad de Llavallol quedaron en manos del Estado provincial a fines de la década de 1860. 
Cuando comenzó sus actividades, el instituto contaba con una cabaña, iniciada con animales puros traídos de Europa y un “Conservatorio de vacuna animal”, el primero de su tipo en Sudamérica. El 6 de agosto de 1883 apenas comenzaron las clases tres alumnos de apellidos Chevallier, Agote y Martínez. 
En la Argentina, se estima, hay más de 25.000 profesionales veterinarios que se ocupan de la salud animal en el campo, en una granja o en su consultorio. Perros y gatos, vacas y toros, caballos y gallinas, ovejas o cerdos, y animales silvestres son los "pacientes" habituales. En esta región lechera, los veterinarios especializados en las vacas concurren habitualmente a los campos para controlar el estado de los rodeos. 
Claro que los profesionales de las ciencias veterinarias también tiene que ver con la producción de alimentos y de medicamentos o incluso con los procesos de purificación o potabilización del agua. El campo profesional es amplísimo. 
El Dr. Juan Enrique Romero, especialista en educación universitaria y ex director del Hospital Escuela de Animales Pequeños (UNLPam), repasó en un artículo para Infobae cuál es el origen de la palabra Veterinario. Destacó que el término tiene como acepción más generalizada en el latín, en la Roma antigua, donde se la usaba para identificar a quienes se ocupaban de las dolencias animales. La palabra que provendría de la raíz latina Vetus (viejo) y citaría al especialista que se ocupaba por entonces de las “bestias de carga o viejas”, o que se encontraban imposibilitadas de prestar servicio, militar, transporte o carga. Otros autores la dan como naciendo del vocablo veterien: “amigo de las bestias de carga” y si es amigo será quien las atienda.
Mas allá de cualquier consideración la palabra veterinario siempre debería estar acompañada de la palabra médico ya que médico como palabra es originaria de “medea”: el que atiende o trata y si atiende o trata a bestias de carga por carácter transitivo lo hará con otros animales o sus relaciones.
Todos estos argumentan de un modo irrefutable que no significa “el que se ocupa de las bestias de carga”, sino el que practica la medicina del ganado o animales enfermos.





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar