La rentabilidad mejora en el sector porcino y hay buenas perspectivas para el consumo

SUPLEMENTO RURAL 04 de agosto de 2022 Por Redacción
El precio del cerdo y la baja de los commodities agrícolas cambiaron la ecuación en el sector primario, en tiempos donde las importaciones lograron tranquilizarse.
19 - RECUPERACIÓN
RECUPERACIÓN. Los precios repuntaron y mejoraron los márgenes para el productor.

La recuperación del precio del cerdo en pie se adelantó 30 días y sumada a la baja en los cereales (no en el resto de los costos) permitió al sector tener resultados interesantes de Margen Bruto en dólares. Esa es la principal conclusión del informe realizado por el analista Juan Luis Uccelli.
El documento reconoció que las importaciones "se han tranquilizado por distintas variables que van desde las restricciones a la obtención de divisas, al aumento de los precios internacionales y la desconfianza de venta a los ocasionales importadores por parte de las empresas de otros países”, pero el propio consultor remarcó que “fue un problema muy serio y lo peor, sin sentido”.
Los cambios políticos, en un clima muy enrarecido por falta de conducción, vuelven a poner al país contra las cuerdas. “En una comparación boxística, los argentinos somos lo más parecido a Rocky, recibimos una cantidad de golpes y nos seguimos levantando para recibir más golpes, pero con el convencimiento final que podemos ganar la pelea”, parafraseó.
Y agregó: “acusaron al productor de especulador, situación más alejada de la realidad y que se define que cuando el cerdo está en peso se vende y si no se vende es porque no lo compran y cuando lo compran se sacrifica kilos para cumplir con el comprador”. Al respecto, Uccelli admitió que esa situación “provocó una sensación de aumento inminente que se reflejó en una suba compulsiva tanto en los cortes de carne de cerdo fresca, como en los fiambres y chacinados”. Y expresó: “demuestra que seguimos en un país con poca seriedad y que no es exclusiva de los funcionarios de turno”.

PERSPECTIVAS

Dentro de tantas negatividades, hay un aspecto positivo y está relacionado con el crecimiento del sector, que viene más lento de lo previsto.
Las líneas de crédito ayudaron a pocos proyectos, pero por otro lado hay crecimientos que se apalancaron en otras actividades, especialmente la agrícola.
“La carne de cerdo sigue teniendo una de las mejores perspectivas para el aumento en el consumo local en los próximos años y no habría que dejar de lado la posibilidad de volver al camino de la exportación”, indicó Uccelli. Sobre este último punto, reconoció que “se dará más temprano que tarde”, por una adecuación de la relación del dólar con el peso. Y analizó: “esta posible devaluación podría encontrar al sector con un colchón para el salto al vacío y no simplemente un piso de hormigón. En este caso el problema más serio será el poder adquisitivo de los argentinos que, ya está mal y puede empeorar”.
Por otro lado, se refirió a la queda del vacuno en pie que por segundo mes consecutivo pone en alerta al sector, “que debería mantener la diferencia en las cotizaciones”.
“Increíblemente lo que ayudó en estos últimos meses, es que los precios del vacuno al público no bajaron y en algunos cortes subieron, manteniendo las diferencias como entre el asado ($1.200) y el pechito ($700/800)”, A pesar de la fuerte suba de los cortes más atrasados como el jamón y la paleta (45% del peso de la media res), siguen siendo importante las diferencias al momento de la venta. “Es una señal que no se debe dejar pasar y la palabra debería ser ´recalculando´”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar