La educación de Santa Fe

Editorial 03 de agosto de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
Más allá del espacio político que se trate, hay una coincidencia absoluta: la educación es el principio de todo para la construcción de un país mejor, más justo e igualitario. Sin una escuela de calidad no será posible ningún proyecto de nación sustentable. 
Ahora bien, ¿qué pasa en la provincia de Santa Fe? En pleno agosto hay paro docente por el desencuentro con el Gobierno en torno al salario, carcomido por una inflación galopante que avanza ante la inacción del Estado nacional cuyas autoridades se muestran paralizadas, superadas y sin planes ante la adversidad, que en gran medida es autoinflingida. Es decir, si se avalan tantas distorsiones de la economía, como los millonarios subsidios a la energía, está claro que la mala praxis en algún momento se volverá en contra. Muchos argentinos pueden pagar el costo de la luz y el gas sin asistencia estatal, pero la política impone su lógica electoral y así estamos, con un Estado que se hace cargo de todo hasta que llegan momentos como los actuales, que ya no puede. Y las consecuencias las pagamos entre todos, porque la economía entera se torna inestable y se llena de incertidumbre. 
No es el mundo, no es la guerra, no es la pandemia. Somos nosotros que no podemos ponernos de acuerdo ni en una necesaria Ley de Humedales que hace diez años está en el Congreso ni en una Ley de Educación en Santa Fe, la única provincia que no cuenta con una norma de este tipo. 
La clase política de altos salarios y escasa productividad en su máxima expresión. Ahora la ministra de Educación santafesina, Adriana Cantero, firmó una resolución para impulsar la modalidad de avance continuo a partir del próximo año, que no es otra cosa que la eliminación de repitencias. En la cartera educativa insisten en el primer nombre y descartan lo segundo, que en realidad es a lo que apunta la medida. 
Ahora bien, ¿por qué las medidas que afectan al universo de la escuela secundaria salen por una simple resolución de una funcionaria circunstancial? ¿Qué avala semejante decisión? Detrás de esta medida, ¿hay consensos de grandes cientistas de la educación o docentes con años de experiencia? ¿Por qué de un día para otro se anuncia este cambio a implementarse a partir del ciclo lectivo del próximo año? 
Durante la última gestión del Frente Progresista, se elaboró un proyecto de ley de Educación mediante un proceso participativo. Hubo convocatorias en toda la geografía provincial, inclusive Rafaela, para que los actores del ecosistema educativo puedan efectuar sus aportes y de esa manera el texto refleje una acción colectiva y un consenso fuerte. El Estado destinó cientos de miles de pesos en esta organización para producir normativa, pero hasta ahora está detenida en la Legislatura. Se insiste, Santa Fe es la única provincia argentina que no cuenta con una ley de Educación. Mala nota para los legisladores. 
Una de las impulsoras, la ex ministra de Educación y actual diputada provincial, Claudia Balagué, dijo en una entrevista reciente con Radio Eme de la capital provincial que el proyecto está "trabado" por tres artículos -de un total de 240- vinculados a la educación sexual integral. Es una "vergüenza provincial" reconoció la legisladora por esta deuda. 
Con respecto a la implementación de la modalidad de avance continuo en la escuela secundaria, el espacio Docentes por la Educación de la Provincia de Santa Fe se mostró crítico con la propuesta. La ministra Cantero puntualizó que las repitencias ya se eliminaron de la primaria. A lo que Docentes por la Educación responde que quizás por eso los chicos llegan a la secundaria sin saber leer o comprender lo que leen. 
El Ministerio de Educación de la Provincia parece una cartera que improvisa, toma decisiones sin consultar sin tener en cuenta que, como se destaca en el inicio de esta columna, tiene a su cargo lo más importante para la construcción de una sociedad mejor. 




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar