Adrián Canavesio, entre ser emprendedor gastronómico y productor de espectáculos

ESPECIAL 02 de agosto de 2022 Por Redacción
Por las ganas de crecer y por las necesidades del contexto, Adrián Canavesio fue modificando su "plan de negocios" sobre la marcha. La gastronomía es su zona de confort, pero la pandemia lo desacomodó y lo obligó a ser creativo. Ahí surgió su costado de productor de eventos musicales. Y está feliz por eso.
Iván Noble con Canavese

Inquieto y entusiasta, un tipo con ganas de hacer. Así es Adrián Canavesio. Al fin y al cabo un emprendedor. A través de Constantino Ristorante consolidó su propuesta en el ámbito de los servicios gastronómicos y comenzó a moldear una marca y prestigio que hoy permite una cosecha con buenos rindes en estas tierras fértiles para quien trabaja con seriedad y responsabilidad. Canavesio Eventos es la empresa de base del proyecto que tiene compromisos asumidos durante los fines de semana hasta marzo de 2023. Reconocimiento a la trayectoria y a la calidad del servicio, nada más y nada menos. 
Hoy Adrián disfruta de esta primavera laboral, se asume emprendedor gastronómico y productor de espectáculos (a la fuerza) pero no afloja por aquello de que "cocodrilo que duerme...". Y porque aún tiene fresco el recuerdo de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid que de un día para otro lo dejó, como a tantos, paralizado y con un trabajo recordado a su mínima expresión.
"Antes de la pandemia, veníamos trabajando en el Autódromo con habilitación para el restaurante, y además con eventos privados como casamientos, cumpleaños, aniversarios especiales o presentaciones de empresas. En ese marco, Ristorante comenzó a verse como un salón de eventos. Pero un día llegó la pandemia y nos castigó muy fuerte", cuenta Adrián en diálogo con La Opinión desde algún pueblo del departamento Castellanos donde llegó para reunirse "por trabajo".
Durante casi dos años de cuarentena y restricciones parciales había que "subsistir", admitió sin relato. "Fue muy difícil para nosotros. En esos días hubo protestas de los sectores más castigados por la pandemia y las restricciones, pero no participamos. Nos reinventamos por necesidad, sobrevivimos como servicio de comidas con delivery, había que mantener la empresa y el personal", cuenta sobre aquellos malos tiempos.
Cuando los contagios bajaron y las restricciones se suavizaron, Constantino reapareció en escena. "Había gente dispuesta a salir pero otra con miedo a compartir espacios por el Covid. Nos preguntamos cómo hacer que la gente venga al restaurant y ahí fue cuando comenzamos a trabajar con artistas reconocidos en formatos de show más íntimos. Al principio teníamos dudas. Surgieron posibilidades con Cae, Rancheros, Los Tipitos, Jaf, Iván Noble. Nos salió bien, la gente nos acompañó y pudimos crecer", sintetiza Adrián. A tal punto que comenzaron algunos lujitos: Patricia Sosa y Coti también se sumaron a una especie de staff artístico de Constantino. "Para muchos impensado, pero el formato se consolidó a partir del apoyo de nuestros clientes de Rafaela y la región, a los que estamos muy muy muy agradecidos", reconoce. "Todo fue paso a paso" completa con metáfora futbolera. 
Con la propuesta fortalecida, las instalaciones del Autódromo pueden quedar "chicas" para determinados espectáculos. Y aparece la Sociedad Rural con sus instalaciones de avenida Brasil como una opción para "la comodidad de quienes nos acompañan en cada cena show".  
Precisamente ahí actuará con su banda Iván Noble, a esta altura un amigo de Rafaela. El ex caballero (de la Quema) ya se presentó en el Lasserre y en agosto del año pasado en Constantino. Esta vez, el 19 de agosto a partir de las 21:00 sacará su guitarra para repasar sus éxitos en la Rural, con entradas que ya están a la venda. "Se podrá ir a la cena y ver la presentación de Iván, o bien se puede asistir al show", anticipa Adrián. 
"Con Canavesio Eventos tenemos todos los fines de semana ocupados hasta marzo. Eso es fruto de la confianza, que queremos retribuir. Quizás por eso ahora no tenemos 'la necesidad' de continuar con las cenas show con artistas de primer nivel, pero nos fue bien y queremos sostener la propuesta más allá de que siempre hay riesgos", concluye Adrián. "Soy un simple laburante, no tengo espalda para grandes eventos, pero sí tenemos el respaldo de nuestros clientes", reflexiona. Y eso no es poco.  



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar