"Pedimos el apartamiento de todos los fiscales"

Policiales 29 de julio de 2022 Por Redacción
caso Mia Astesano (1)

Parte II

Continuando con la segunda parte de la nota titulada en la víspera por este Diario, "Abuso en el Colegio: 'El MPA se blindó en la negativa a investigar'", en la cual se hacía referencia a lo expresado en una conferencia de prensa por quienes representan a "Mía", la niña de 7 años presuntamente abusada puertas adentro del Colegio San José; estos son los padres de la niña Vanessa C. y Gastón A. (se omite el apellido igual al de su hija para no revictimizar a una pequeña de 8 años en estos momentos); y sus abogados patrocinantes, Paula Condrac, Lorena Adorati y Guillermo Munné; continuaremos ahora con la segunda parte de lo dado a conocer por los abogados patrocinantes de la pequeña y por su padre Gastón A.

LO HECHO POR UNA
MEDICA PEDIATRA

Al hacer referencia sobre "qué hizo la médica pediatra" que declaró en la causa y que afirmó que la nena tenía lesiones compatibles con "conductas masturbatorias" de una niña de 7 años; el abogado querellante Guillermo Munné explicó sobre el hecho y lo que obra en la causa, "la pediatra [de la Clínica Nacer] inventó una historia y la declaró. La médica la diagnosticó y le recetó a la nena por gastroenteritis y no por 'conductas masturbatorias'", dijo Munné.
Según fuentes confiables en las que abrevó este Diario, en este punto cabe aclarar que la médica pediatra a la que se hace alusión se trataría de la Dra. Natalia Soledad Weppler.
Siguieron con su exposición los abogados querellantes, en esta oportunidad en la voz de la Dra. Lorena Adorati, señalaron.
"Vamos a contarles lo que hizo la médica pediatra y como descubrimos la prueba de sus falsedades para desviar la investigación. Vamos a contarles los hechos que no merecieron la investigación de nadie en toda la Provincia de Santa Fe".
"El abuso -señaló- se cometió en un baño del Colegio San José en horas de la tarde del día 28 de julio de 2021. Las lesiones de la víctima fueron constatadas esa misma noche por un reconocido médico ginecólogo de esta ciudad. En la causa obra agregado el esquema de la lesión constatada y la declaración testimonial del ginecólogo, que dan cuenta de esa lesión y de la presunción de abuso.
"Así como los registros electrónicos y audiovisuales -siguió- de ingresos y acciones en el Colegio San José no fueron inmediatamente preservados, ni tampoco las condiciones de la escena del delito cometido, dudamos sobre el cumplimiento de la reserva que las fiscales debían tener de esta evidencia aportada por el médico ginecólogo. Dado que posteriormente una médica pediatra describió las mismas lesiones en la víctima y aún la misma ropa, pero inventando una historia que ahora les damos a conocer".

ACUSADA DE
FALSEDAD

"El día 31 de agosto de 2021 -relató Adorati- la médica pediatra denunciada declaró en la causa, y dijo que el 8 de julio de 2021, o sea 20 días antes del abuso, había revisado ginecológicamente a la niña víctima en la Guardia de la Clínica Nacer, describió las mismas lesiones que el ginecólogo, para concluir que la niña se había autolesionado la vagina cayendo sobre un palo, o con conductas masturbatorias provenientes de la propia niña víctima, para lo cual le había recetado “una cremita”. "Significativamente describió las mismas lesiones constatadas por el médico ginecólogo el día del abuso y hasta la misma ropa: dijo que la nena tenía puesta “una calcita”.
"Esta médica encubridora aseveró que si bien en el libro de Guardia constaba que la niña fue por vómitos, cuando entraron al consultorio, la mamá reconoció que eso no era real e instó a su hija a que diga la verdad, o sea que iban por una lesión vaginal.
"La médica encubridora intentó plantar una evidencia falsa para desviar la investigación y para que se evapore el delito cometido en el baño del Colegio San José, poniendo las lesiones a cargo de la propia víctima.
"Las fiscales, a espaldas de la mamá y el papá de la niña, buscaron convencer a este equipo legal sobre el valor de lo aportado por esta médica encubridora. De habernos guiado por eso, la familia hubiese perdido nuevamente su representación profesional como querellantes. Luego, en una reunión de la Fiscalía y la Querella durante el mes de octubre, Burella y Capitanio sostuvieron ante la propia familia que la declaración de la médica era importantísima y que la mamá de la niña había faltado a la verdad en sus declaraciones. Sobre esta maniobra de la médica basaban su teoría del caso: la niña se masturbó con un palo o se cayó arriba de él. Con semejante teoría del caso, no hay investigación penal con la que comprometerse.
"La médica encubridora se aprovechó de que había atendido a la niña 20 días antes del abuso, en la Guardia de la Clínica Nacer, por vómitos. Claramente la intención era plantar una prueba falsa, para crear la imagen de una nena que se autolesionaba al masturbarse. Pero se olvidó que había suscripto de su puño y letra una receta con dos medicamentos, señalando en el diagnóstico que la niña padecía gastroenteritis aguda. No existieron ni revisación ginecológica, ni lesión vaginal, ni palo, ni autolesiones, ni conducta masturbatoria, ni calcita ni cremita. Así lo probamos, presentando la foto de la nena en la sala de espera con una remera con mancha de vómitos y un pantalón pijama, suelto, a cuadros (esta foto la mandó la mamá al papá que esperaba afuera por protocolo covid). Además nos ocupamos de encontrar lo que las fiscales nunca buscaron, hallamos la receta de la médica, que rescatamos de la obra social Sancor y el ticket de compra de la farmacia Longoni. La médica recetó Enterogemona plus ampollas bebibles x 1 caja e Ibuprofeno en suspensión pediátrica x1 unidad bajo el diagnóstico sellado y firmado de GEA (gastroenteritis aguda).
“«La cremita» indicada para lesiones vaginales, no sólo es desmentida por esta receta que firma y sella la médica, sino que tampoco aparecen en ninguna otra receta, según informa el titular del Colegio de Farmacéuticos en fecha 23 de noviembre de 2021.
"La maniobra de la médica y lo que puede haber detrás de ella es de una gravedad clara e indisimulable. Como querella reclamamos de todas las formas que no se deje de investigar. Las y los fiscales no lo quisieron hacer pretendiendo que aquí no ha pasado nada.
"Hasta aquí relatamos los hechos cuya veracidad demostramos de forma concluyente, en contraposición a los dichos falsos de la médica", concluyeron los abogados querellantes, agregando que, "a partir de ahora vamos a pedir una audiencia en la Comisión de Género de la Cámara de Diputados", remató Condrac.

HECHOS DENUNCIADOS
POR LOS PADRES

Al igual que ayer lo hicimos con los dichos de los padres de la niña presuntamente abusada, hoy publicamos algunas consideraciones hechas por Gastón A., el padre de la menor de edad.
* "Hoy Mía está muy bien".
* "Hubo una reunión con el Obispo y se nos rió en la cara. Nos dijo que no se iba a encargar del caso sino la Justicia. Después se sonrió y nos dijo 'no puedo hacer nada'.
* "Tienen que creerle a una nena de 7 años. Vergüenza deberían tener".
* "Hay un pacto de silencio y es una vergüenza. A las fiscales les teníamos confianza y nos fallaron". 
* Abog. Paula Condrac: "a todos nos dijeron en el MPA que la teoría del caso es que Mía se masturbaba con un palo. Es muy grave lo del MPA. De gravedad institucional".
* Abog. Guillermo Munné: "ante la maniobra de la médica pediatra nuestras evidencias no las podemos presentar ante esta gente. Por eso pedimos el apartamiento de todos los fiscales: Bumaguín, Capitanio y Burella. Necesitamos que el fiscal Vigo garantice seguridad y transparencia".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar