Saputo ya es la número uno de las lácteas en el país

SUPLEMENTO RURAL 28 de julio de 2022 Por Redacción
La firma de capitales canadienses, cuya casa central se encuentra en nuestra ciudad, desbancó del primer puesto del ranking de industrias a Mastellone (La Serenísima), que ostentaba ese puesto desde hace casi dos décadas.
18 - RANKING

A mediados de los 2000, el primer puesto de industrias lácteas sólo era disputado por SanCor, que de hecho, logró superar a Mastellone en un par de ocasiones con algo más de 4,5 millones de litros diarios receptados. Incluso, la emblemática cooperativa sunchalense fue desde la década del 90 hasta ese período la exportadora número uno del país, por lejos. Sin embargo, desde que en 2005 se disolviera como cooperativa de segundo grado, lo cual la llevó a su debacle, La Serenísima tomó el liderazgo y no lo soltó hasta conocerse esta semana el nuevo ranking (no oficial) de las principales industrias procesadoras de Argentina.
Desde ahora, Saputo es el líder lácteo de argentina, en cuanto a recepción de materia prima leche cruda, según informó el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), promediando los 3.790.000 litros diarios, contra los 3.450.000 estimados para Mastellone.
La ex Molfino de la ciudad de Rafaela (adquirida por Saputo en 2003), venía amenazando ese primer puesto de Mastellone con mucha decisión, desde el último registro de junio de 2021 cuando había quedado tan sólo 85.000 litros de superarla. Así, en 12 meses el crecimiento de Saputo fue notable, creciendo en 140.000 litros que se sumaron al derrumbe de su competidor (que perdió casi 290.000 litros en un año).

NADA ES CASUAL
¿Por qué Saputo no para de crecer? La pregunta es razonablemente previsible, según los expertos del mercado lácteo. Esta firma, que comercializa sus marcas La Paulina, Molfino, Ricrem y Saputo, entre otras, posee un management de estándar internacional, con tecnología de punta en sus plantas de Rafaela y Tío Pujio, inversiones oportunas y una dotación de empleados altamente capacitados, que le dan uno de los niveles de eficiencia más altos del país, con un procesamiento de 3.800 litros por empleado por día.
Posee además, un fuerte perfil exportador, que con cada año que pasa mejora su nivel de agregado de valor, siendo hoy el principal exportador de quesos de Argentina, especialmente muzzarella. En tanto su competidor inmediato, si bien es un gran exportador también, está más atado al valor del commodity leche en polvo (de menor valor), al tiempo que lidia con un mercado interno en donde posee la mayor participación del país, con fuertes regulaciones y controles de precios que la fueron desfinanciando, haciendo que mientras una gana poder de compra de materia prima, la otra lo pierde sistemáticamente.

RAFAELA MANDA EN EL PODIO
La otra gran industria rafaelina, Williner mantuvo su merecido tercer lugar, pero perdiendo unos 13.000 litros de leche aproximadamente de un año para el otro. Así las cosas, de las tres empresas que lideran la lechería argentina, dos poseen su casa central en Rafaela, lo cual ratifica a esta cuenca como la más lechera del país.

LA EXPLICACIÓN DE OCLA
Se tomó para la elaboración del ranking a todas aquellas empresas que hayan procesado más de 100.000 litros de leche promedio diario en el período comprendido entre el 1° de julio del 2021 y el 30 de junio del 2022. Según el relevamiento industrial 2018 realizado por la Dirección Nacional Láctea, de las 670 industrias encuestadas, 47 industrias procesaban en ese momento, más de 100.000 litros de leche por día.
Por secreto estadístico, no es posible contar con la información de la DNL - MAGyP respecto a los litros recibidos por cada industria. Por defensa de la competencia tampoco se puede solicitar a las cámaras empresariales respectivas esta información. Por estos motivos, el OCLA solicitó directamente a 30 empresas el volumen de leche recibida. En este sentido cabe aclarar que todos los rankings internacionales se realizan sobre la base de leche recibida y o facturación (IFCN, Rabobank, FIL, etc.).
La leche recibida es la leche comprada a productores, pooles, cooperativas y la leche propia que algunas industrias poseen. Es toda la leche que se destinará a la elaboración de productos y su comercialización, independientemente donde se procese. No se incluye la leche que alguna industria compra por cuenta de otra.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar