La política debe su ajuste

Editorial 22 de julio de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
A pesar de las serias dificultades de la economía, y las advertencias sobre posibles saqueos que han realizado dirigentes sociales como Juan Grabois o Raúl Castells, el Estado nacional ratificó en las últimas semanas que cumplirá el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, lo que implica reducir significativamente el déficit fiscal y la emisión monetaria. Habrá que ver si puede sostener la decisión ante la mayor presión de las organizaciones sociales piqueteras que aumentan su presencia en las calles para reclamar más fondos porque lo que se pagan a través de los planes se licúa ante una inflación incesante. 
Sin dólares, y con exceso de pesos en el mercado, el Gobierno nacional opta por deslindar responsabilidades mayores respecto a la crisis echando culpas a los medios de comunicación y a sectores de los mercados. Y al mismo tiempo levanta banderas de las mediciones que hace el INDEC sobre la marcha de la economía real. Por caso, en mayo el Producto Interno Bruto (PIB) subió 7,4% en forma interanual, el segundo incremento más alto del año, y se aceleró respecto a los dos períodos anteriores. De esta forma, en los primeros cinco meses del año la economía se expandió 6,2%, respecto al mismo período del año pasado. Además, desde Casa Rosada estiman que alrededor de 300 mil personas usarán el crédito que les sobró en sus tarjetas PreViaje para consumirlo en estas vacaciones de invierno, y consideran que la temporada será "histórica". Otro dato que juega a favor de la gestión es que el sector industrial creció a un ritmo del 12% anual en la primera mitad del año, de acuerdo con el último informe de la UIA. 
No obstante, la crisis cambiaria impacta en la economía real por más que el Gobierno nacional minimice la situación. Por faltantes o por la incertidumbre, no se consiguen muchos productos en ferreterías, corralones, farmacias -por momentos hay escasez de antigripales y de suspensiones para nebulizar- e incluso supermercados, que tienen menor variedad en algunas góndolas. 
Con el fantasma de los saqueos que surge desde los sectores vinculados al propio Gobierno nacional y una deuda gigantesca en pesos que está al borde de ser insostenible, la clase política no ajusta su propio cinturón. Hay empresas que recortan beneficios y aquellos egresos considerados no estratégicos, las familias modifican sus hábitos de consumo ante la pérdida del poder adquisitivo del salario -el secretario General de la UOM de Rafaela, Roberto Oesquer, dijo que el salario del sector se termina el 20 de cada mes- pero los funcionarios no ajustan nada ni siquiera a modo de gesto simbólico para una sociedad agobiada.  
Así, se mantienen las erogaciones en asesores, teléfonos, viajes, autos y otros tipos de gastos que bien podrían reducirse o incluso suprimirse. Los continuos vuelos de la Vicepresidente hacia el sur del país cuestan unos 15 mil dólares en promedio. Y se repiten con asiduidad sin importar las necesidades y urgencias de los sectores más vulnerables ni de los movimientos sociales que salen a la calle por unas monedas más. Y se mantienen privilegios tal como ya se analizó en esta columna respecto al pago de dos pensiones por algo más de 4 millones de pesos por mes a la Vicepresidenta por haber desempeñado la primera magistratura y por ser la viuda del ex presidente Néstor Kirchner. 
Fue muy fuerte la imagen que mostró el programa Periodismo para Todos que conduce Jorge Lanata el pasado domingo, cuando reunió a 110 jubilados que perciben el haber mínimo y que entre todos cobran 4,1 millones de pesos, lo mismo que la Vicepresidenta. Eso es desigualdad al palo de quienes, demagogia mediante, pregonan igualdad. 
La crisis parece ensañarse con los que menos tienen y los argentinos en general, mientras la clase política conserva sus ingresos y disponibilidad de recursos. No hay transparencia sobre lo que se hace con los impuestos de los contribuyentes. Se usan los recursos del Estado para campañas políticas personales. 


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar