No conforma al colectivo trans el cupo laboral trans que propone el Concejo

Locales 21 de julio de 2022 Por Redacción
Desde Revuelo Disidencia rechazaron la contrapropuesta realizada por los ediles, que consiste en fijar para el ingreso a la planta de personal municipal un porcentaje (sería el 1 %) de la comunidad trans de la ciudad. El grupo mantiene firme su postura de un número fijo (5 como mínimo).
4 - Revuelo

A tres meses del último encuentro en el Cuerpo legislativo todavía no hubo avances en el proyecto de Ordenanza y la postergación va en contra de la urgencia que plantea el colectivo para dar una alternativa laboral y digna.
Vale recordar que en noviembre del pasado año, la organización de diversidad sexual rafaelina, luego de un proceso de discusión colectivo y basándose en las normativas que rigen en las ciudades de Santa Fe, Rosario, Villa Gobernador Gálvez, San Justo y las leyes provinciales y nacionales ya sancionadas,
entregó a cada uno de los concejales un proyecto para que en la Municipalidad contrate personas travestis y trans.
En la iniciativa se establece la obligación del Estado local de incorporar a la planta de personal, como mínimo, a 5 personas del colectivo por año..
Ante la falta de respuestas del Cuerpo legislativo, representantes del grupo llegaron al Concejo a comienzos de abril último para conocer el estado del proyecto que presentaron, y, ante la demora, la presidenta de Revuelo, Selena Pavón, les recordó que “la demanda del colectivo es grande” y “muchas compañeras se encuentran con necesidad de una urgente solución laboral para poder acceder a los beneficios (cobertura médica y social) que brinda un trabajo en blanco”.
La reunión finalizó con el compromiso de los integrantes del Cuerpo legislativo de acelerar para terminar de definir un proyecto y tratarlo en el menor tiempo posible.
Desde los representantes de Revuelo hubo conformidad por la respuesta y quedaron a la espera del borrador del proyecto, aunque ya transcurrió bastante tiempo y no hay novedades.

PORCENTAJE, NO
La consulta formulada en el sexto piso del Palacio Municipal sobre la dilación en el tratamiento del proyecto indicó que “aun no tenemos la devolución de Revuelo”, situación que fue negada por un integrante de la Comisión Trans de la organización, quien prefirió mantener en reserva su identidad, pero le aseguró a La Opinión que: “ellos (por los concejales) demoraron mucho en mandar la propuesta”, pero confirmó que “el tema ya se estuvo analizando y faltan definir algunas cuestiones para luego regresarlo a los ediles, aunque la diferencia entre lo que propone nuestra iniciativa y la contrapropuesta es significativa en cuanto al número de ingresos a la planta del Municipio”.
“Estuvimos corrigiendo algunos puntos que no respetan lo que pide el proyecto que presentamos”, y adelantó que “en la próxima reunión pondremos en concreto el texto y se lo devolveremos”, apuntó.
De todas maneras no fue optimista sobre la recepción que tendrá.“Vamos a ver a qué llegamos porque esto es un proyecto que está enmarcado en otros que ya fueron aprobados en otras provincias y localidades sobre cupo laboral y ya están trabajando de manera legal y registrada. Nosotros pedimos concretamente un número determinado de ingresos anuales y ellos nos están proponiendo un porcentaje del 1 % sobre un registro de personas trans en la ciudad. Esto no tiene nada que ver con lo que ya se aplica en otros lugares y nos oponemos".
Además, el entrevistado aclaró que los intentos comenzaron en el Concejo, y una vez que se logre el cupo “vamos a gestionar con el Ejecutivo su rápida implementación”. De igual manera, en caso de no llegar a buen puerto las tratativas con los ediles, sostuvo: “iremos a pedirlo al Gobierno municipal que nos escuche y nos de respuesta”.
La fecha para el encuentro definitorio del proyecto en la Comisión Trans no está determinada, “porque los tiempos de las chicas son complicados debido que al no tener trabajo, tienen que salir a “laburar” y en Rafaela muchas no lo tienen”, pero dejó en claro que será “cuanto antes”.

LA CAPITAL
HIZO PUNTA
En la Ordenanza que ya se aplica en la ciudad de Santa Fe se determina que “los/as beneficiarios/as serán todas aquellas personas travestis, transexuales y transgénero mayores de 18 años con residencia permanente en la ciudad”.
A su vez, dice que “el Estado municipal, entendiéndose por tal al Departamento Ejecutivo y al Concejo Municipal, sus órganos descentralizados y autárquicos, las empresas del Estado y con capital mayoritario del Estado, está obligado a designar como personal de planta permanente, transitoria y/o contratada en un número no inferior a 5 (cinco) personas travestis, transexuales y transgénero que reúnen las condiciones de idoneidad para los puestos de trabajo por año”.
A tal efecto, la norma dispone que “el municipio llevará un Registro Único de personas travestis, transexuales y transgénero que aspiren a obtener un empleo en las jurisdicciones y entidades, con el objeto de facilitar su incorporación laboral garantizando la privacidad y la observancia del secreto estadístico. Dicho registro dará cuenta del orden de mérito con su consiguiente escalafón. El Registro Único de Aspirantes contendrá la siguiente información: datos personales, estudios validados, antecedentes laborales y cursos de capacitación realizados”.
Igualmente, se deberá “crear en conjunto con el Área Mujer y Diversidad Sexual y la Secretaría de la Salud de la Municipalidad un espacio grupal de contención y seguimiento para el sostenimiento de los recursos laborales y educativos que se pongan a disposición de las personas travestis, transexuales y transgénero, además de celebrar convenios con el Inadi con el objetivo de proveer respuestas integrales ante situaciones de discriminación y fomentar campañas de promoción de derechos”.

DEUDA PENDIENTE
El cupo laboral trans sigue siendo un capítulo pendiente en la provincia y en muchas localidades del territorio santafesino. Según relevamientos a los que ha tenido acceso el colectivo que agrupa a estas minorías sexuales, la posibilidad de acceder a un cargo en la administración pública está aprobada en 14 municipios y comunas, pero sólo en una, la capital provincial, aseguran que las autoridades están al día. Y a nivel provincial, si bien hay una ley promulgada y reglamentada, el registro abierto llegó a convocar a la tercera parte de la población que, estiman, nuclea a esta minoría. Y aún no se han producido incorporaciones.
En 2016, la ciudad de Rosario aprobó la primera ordenanza para el cupo laboral, que estableció el ingreso de cinco personas por año. Pero se viene cumpliendo “a medias”: de las 25 personas que deberían haber ingresado, sólo lo hicieron 15 hasta el presente

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar