Acordar, misión imposible

Editorial 27 de junio de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
¿Por qué será tan difícil ponernos de acuerdo sobre el país que queremos para vivir con bienestar? Es necesario dialogar, consensuar, acordar un camino hacia el progreso en el que todos estemos incluidos. Se trata de generar una cultura del encuentro para construir entre todos un país para que todos tengan oportunidades para estar mejor. Con tantos recursos naturales y humanos, es lamentable que la Argentina tenga al 40 por ciento de su población por debajo del umbral de la pobreza. 
En la práctica, la dirigencia política no parece incorporar la austeridad, la transparencia y los acuerdos a su gestión cotidiana. Hay siempre un modelo de la grieta que se impone, un "nosotros" y un "ellos" que rivalizan todo el tiempo generando tensiones innecesarias que obstaculizan cualquier intento de establecer mecanismos de diálogo. 
En el día a día surgen llamados a la unidad pero sin sustancia, son palabras vacías que apenas buscan mostrar corrección política, pero no hay intensiones reales de que quienes están a un lado y al otro de la grieta promuevan un sincero espacio de construcción conjunta. El país ofrece una enorme plataforma para moldear un país progresista, sin embargo no hay modelos para alcanzar ese crecimiento sostenido y sustentable con inclusión en el que la confrontación permanente sea tangencial, no central. 
Pero aquí estamos. Quienes hoy gobiernan, mañana cuando abandonan la función pública tendrán diez denuncias en su contra por esto o por lo otro, quizás algunas justificadas y otros no, porque en todo momento se busca embarrar al otro, atacarlo como un enemigo. La justicia tiene cientos de causas vinculadas a los dirigentes políticos, lo que no es una buena señal sobre la sociedad en la que vivimos. 
Lo cierto es que la desigualdad marca cada vez con mayor fuerza a nuestro país. El presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Jorge Lugones, advirtió este fin de semana  sobre la necesidad de reconstruir la confianza en nuestro país y generar un acuerdo político, social y empresarial para profundizar las políticas de redistribución del ingreso para cerrar la brecha social. En el marco del cierre del encuentro de la Semana Social 2022, Lugones abogó por la puesta en marcha de políticas públicas que salgan del cortoplacismo, al plantear que se necesita más responsabilidad y espíritu crítico ante el poderío mediático que, respondiendo a intereses económicos sectoriales, niega la discusión inteligente de las ideas y el discernimiento de la realidad.
El religioso resaltó que la Argentina tiene el enorme desafío de crear fuentes de trabajo con un salario digno que sostenga su poder adquisitivo y que en este escenario los planes sociales son necesarios en la coyuntura, hasta la consolidación de modelos de economía popular sustentables.
Al leer las conclusiones del encuentro religioso, Lugones sostuvo que el gran ordenador de la vida humana y la felicidad es el trabajo digno, entendiendo que la posibilidad de que acceder al mismo no es un problema individual, sino que es la consecuencia de un modelo que debe anteponer la producción a la especulación, la distribución a la concentración y el acaparamiento, el bien común a la rentabilidad sectorial.
El documento final señala la preocupación por los datos sobre la desigualdad económica en nuestra patria, que la concentración excesiva de la riqueza desalienta el empleo nacional y estimula el ahorro fuera del país, el consumo externo y la fuga de divisas. Y que aunque se verifica crecimiento en la actividad económica y del empleo, sigue habiendo hermanos en situación de pobreza.
Finalmente, se remarcó la necesidad de defender el sistema democrático, teniendo presente que la administración de la vida en sociedad no es sólo tarea del poder político, sino también del Judicial, del económico y que al mismo tiempo es tarea de todos cuidar la voluntad soberana del pueblo.
Ahora bien, si todos coinciden en que se requieren acuerdos para transformar a país, ¿por qué es tan difícil sentarse a dialogar?









Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar