Antes de robar mordió la mano de la víctima

Policiales 25 de junio de 2022 Por Redacción
Al culminar el suceso delictivo, el trabajador agredido fue trasladado rápidamente a un hospital de la zona, donde recibió un punto de sutura en la herida de su mano. Al respecto, su madre sentenció que el ataque no terminó en tragedia de milagro. Además, señaló que "ni bien me avisó mi hijo, lo llevé al hospital para que le revisen su mano y le dieron un punto. Allí le dijeron que no le podían dar más, por las bacterias que genera una mordedura".
26-Ladron
IMAGEN INTERNET ESCENARIO. Sector donde se produjo un insólito proceder .

El empleado de un comercio de la localidad platense de Joaquín Gorina, a metros de la esquina de las calles 138 y 485, sufrió el violento ataque de un ladrón, que lo mordió mientras intentaba llevar adelante un robo.
El asaltante lo abordó con un arma de fuego, y durante un forcejeo con el kiosquero, le aplicó varias mordidas.
Al respecto, se conoció que el malviviente llegó al kiosco armado con una pistola, junto a un cómplice que hacía de campana afuera del local.
En primer lugar, se acercó a la ventanilla del kiosco y le pidió un jugo al vendedor, y cuando el joven comerciante se lo entregó, el malviviente sacó un arma de fuego y le apuntó.
La reacción del empleado fue intentar sacarle la pistola, y en ese instante comenzó una breve lucha cuerpo a cuerpo.
Así las cosas, cuando el delincuente se percató de que el trabajador le estaba por sacar el arma, le mordió la mano con violencia.
Momentos después, ya ingresado al local el agresor se llevó dinero en efectivo -producto de la recaudación- y algunas botellas de bebidas alcohólicas.
Sin ninguna otra resistencia, el asaltante se escapó junto a su cómplice utilizando una motocicleta, siendo buscados por la Policía.

UN PUNTO
DE SUTURA

Acto seguido, la víctima de lo antes relatado fue trasladada rápidamente a un hospital de la zona, donde recibió un punto de sutura en la herida de su mano.
Por otra parte, la madre del trabajador manifestó que el ataque  no terminó en tragedia de milagro.
Además, describió que "ni bien me avisó mi hijo, lo llevé al hospital para que le revisen su mano y le dieron un punto. Allí le dijeron que no le podían dar más, por las bacterias que genera una mordedura".
Luego señaló "a nosotros ya nos robaron una bicicleta desde mi casa, y vivimos con el corazón en la boca"·.
Finalmente, dijo "siempre pasa algo, y ahora tocó que le roben a mi hijo por segunda vez, ya que antes de la pandemia le habían sacado el teléfono celular en la esquina de las calles 28 y 493, mientras se dirigía a trabajar”, completó en diálogo con El Día.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar