A pesar de todo, la soja de segunda mostró buenos números en el centro norte santafesino

SUPLEMENTO RURAL 23 de junio de 2022 Por Redacción
La campaña 2021/2022 será recordada por una feroz sequía que golpeó fuerte a los cultivos sembrados de manera temprana, pero los tardíos revirtieron la situación y terminaron el ciclo de manera aceptable.
17 - FIN DE CICLO

La cosecha de soja de segunda llegó a su fin luego de experimentar diversos escenarios climáticos desde el inicio del ciclo, donde el cultivo manifestó una amplitud de etapas fenológicas.
Desde el Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe (BCSF) confirmaron que la producción final del cultivo tardío fue de 1.411.140 toneladas y el rinde promedio se ubicó en 26,5 qq/ha.
Cabe recordar que finales de diciembre y principios de enero, los cultivares atravesaron un período de déficit hídrico y estrés térmico que afectó su desarrollo vegetativo. Ya en febrero retornaron las precipitaciones y mejoró la disponibilidad de agua útil en el suelo.
"Allí comenzó a evidenciarse alguna reacción positiva, en especial en el desarrollo de las estructuras de las plantas”, indicaron los expertos de la BCSF. Las lluvias irregulares, con distribución geográfica heterogénea, definitivamente influyeron en el crecimiento vegetativo del cultivo, según las distintas áreas.
Por último, los técnicos remarcaron que las consecuencias de las condiciones ambientales que reinaron durante el ciclo, se reflejaron en la diferencia de los rendimientos finales.

ESCENARIO AGRÍCOLA EN LA REGIÓN
Desde finales del año pasado, y hasta la fecha, desde la BCSF se mostró través de distintas imágenes el proceso de erosión y destrucción física de los suelos santafesinos. Con el transcurso de las semanas se expresó mediante ejemplos lo observado en los departamentos San Martín (493.409 ha), Castellanos (672.962 ha) y Las Colonias (630.321 ha), constituyendo una superficie total 1.796.692 ha.
A partir de ellos, se estableció el porcentaje de suelos con capacidad productiva para uso agrícola, siendo para cada departamento.
En San Martín (75,1%) en el 99 % se realizaron cultivos agrícolas, trigo, girasol, maíz temprano, soja temprana, sorgo granífero, soja tardía y maíz tardío, de acuerdo a los datos registrados por el SEA.
En Castellanos (64,8 %), en el 88 % de la superficie se realizaron cultivos agrícolas, trigo, girasol, maíz temprano, soja temprana, sorgo granífero, soja tardía y maíz tardío. Mientras que en Las Colonias (48,4%), en el 56 % se realizaron cultivos agrícolas, trigo, girasol, maíz temprano, soja temprana, sorgo granífero, soja tardía y maíz tardío.
“Principalmente la erosión laminar fue la que se detectó en gran proporción, siendo mayor el deterioro físico de los suelos en algunas áreas puntuales, donde pasó de erosión hídrica laminar a erosión en surco o moderada (inicio de pequeñas cárcavas)”, explicaron los expertos. Del total de la superficie de los tres departamentos, en el 51,69 % se realizan cultivos agrícolas, con el potencial riesgo de erosión laminar, como consecuencia de desmanejos y/o manejos inadecuados.

EL TRIGO VIENE LENTO
Los ambientes secos y la ausencia de lluvias en toda el área de estudio, continuaron generando interrogantes por el contenido de agua útil en la cama de siembra, que lentamente disminuyó en los distintos perfiles de los suelos santafesinos.
En consecuencia, sigue la incertidumbre y el análisis de las alternativas de las variadas planificaciones individuales, sumando además los posibles escenarios climáticos desfavorables para una implantación normal de trigo. De todas maneras, el grado de avance de la siembra fue del orden del 50 %, aproximadamente unas 180.000 ha, con un retraso de 18% en comparación con la campaña pasada.
“Transcurrido más de un mes desde su inicio, se estimó una intención de siembra de 360.000 ha, como consecuencia de la dinámica de los escenarios ambientales, las características zonales particulares y los múltiples factores que condicionaron, regularon la toma de decisiones finales, situación que se continuaría monitoreando por los futuros escenarios climáticos y de logística”, concluyeron los especialistas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar