Se profundiza la crisis por el faltante de gasoil y habrá paro en Tucumán

Nacionales 21 de junio de 2022 Por Redacción
Comienza este martes pero no tiene fecha de finalización. Es para reclamar por la normalización del abastecimiento pero también por precios similares a los de la Ciudad de Buenos Aires. Se complicará la logística de alimentos y cargas generales.
05-Paro transporte

Más de medio país sigue muy afectado por el faltante de gasoil, y mientras el campo y los transportistas se ven obligados a pagarlo hasta $ 200 el litro en el interior, camioneros realizarán este martes un paro en la provincia de Tucumán para denunciar la crisis en los combustibles.
Ante el faltante del combustible, transportistas harán un paro total y cortarán el ingreso de camiones a Tucumán.
Advirtieron que no dejarán ingresar ni salir vehículos de gran porte a través de las rutas provinciales. Los transportistas exigen pagar los mismos precios que en la zona metropolitana. Durante el tiempo que se extienda el paro, que aún no tiene fecha de finalización, se complicará la logística y transporte de alimentos, agua, paquetes, cargas generales, entre otros. También se verá afectado el transporte de productos agrícolas. En cambio, hay tres grandes rubros vinculados al sector no están alcanzados por el paro: el transporte de combustibles a las estaciones de carga; el traslado de caudales; y el servicio de colectivos.
El paro lo impulsa la Asociación de Transportistas de Carga de Tucumán (ATCT), que convocó la medida en reclamo por la falta de gasoil y para solicitar los mismos precios que tiene la Ciudad de Buenos Aires. El reclamo comenzará a partir del primer minuto del martes, informaron fuentes sindicales. "Pedimos una política federal para conseguir el mismo precio que en la Capital", explicó Eduardo Reinoso, presidente de la ATCT. Alertó que el sector no están siendo "competitivo ni pudiendo trabajar, ya que los clientes no aceptan las nuevas tarifas".
Reinoso advirtió que en Tucumán "falta gasoil y cuando se consigue se comercializa entre 100 y 200 litros por camión a un precio de 185 a 190 pesos; y si queremos más litros, se venden a 230 pesos. Esta situación afecta la actividad y competitividad, por lo que pedimos un precio del combustible igual al de Capital Federal". "Estamos trabajando con tarifas que no fueron actualizadas mientras que el gasoil aumentó un 230%, las cubiertas subieron un 150% y el seguro un 100%", graficó.
El titular de la ATCT prometió que la medida de fuerza será "pacífica" y que "los conductores se dispondrán al costado de la ruta". En Tucumán, más de 1.800 camiones están afectados al traslado de mercadería y de productos varios. Además, la CTC engloba 480 pymes de la provincia dedicadas a este rubro.
En diálogo con Cadena 3, Jorge Randis, presidente del Centro de Transportistas Unidos de Tucumán, brindó más precisiones sobre las distorsiones que tienen con sus colegas porteños. "No podemos competir con Buenos Aires que tiene un combustible de 110-115 pesos, y acá tenemos uno de 180-185 pesos, y tal es así que nos es imposible llevar las cargas".
"Tucumán tiene 3 cosechas, la del grano, la del citrus y la de la caña. Para el citrus vienen camiones de Buenos Aires que no les hace falta cargar combustible y se llevan el flete del limón a exportación a un precio que nosotros no lo podemos hacer", lamentó. Dijo que es difícil conseguir el combustible ya que "los estacioneros lo guardan para los que tienen cuenta corriente". 
Desde el gobierno provincial trataron de evitar la medida de fuerza. "Tucumán no puede paralizar las actividades, porque el daño que se producirá será irreparable. Si hay un paro, miles y miles de trabajadores quedarán sin trabajo, sin su jornal. El Gobierno sigue sosteniendo que un paro no beneficia, no ayuda y no es una solución; solo agrava la situación. Por eso, estamos en diálogo", dijo el gobernador Osvaldo Jaldo.
Señaló que el Gobierno provincial "sigue mediando, somos muy respetuosos de las decisiones de cada sector".
No es la primera vez que los transportistas se organizan para salir a la ruta a cortar. A fines de mayo habían anunciado un paro pero, a partir de gestiones realizadas por el gobernador, resolvieron suspender por entonces la medida.
Sin embargo, ante la falta de respuestas, decidieron concretar la amenaza de paro a partir del primer minuto del martes.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar