¡Qué semana, Teté!

Suplemento Economía 19 de junio de 2022 Por Guillermo Briggiler
El derrumbe de los bonos argentinos en pesos, los datos de la inflación, la falta de gasoil y el aumento del precio del mismo, la suba de tasas del Banco Central y el anuncio sobre quita de subsidios a tarifas de gas y energía. Todo en una semana corta.
20-Subsidios

Menos mal que la semana es corta. Hablamos de la semana financiera que terminó el jueves, pero en la misma, pasaron muchos eventos de carácter económico que comentaremos aquí.
Lo primero que atenderemos es el derrumbe del mercado de pesos, que había comenzado la semana anterior con la caída de los bonos ajustados por inflación. En ocasiones anteriores, cuando en nuestra economía la deuda se desmadraba, la solución mágica provenía de una devaluación de la moneda, que fortalecía las reservas en divisas del Banco Central y licuaba la deuda en moneda local, además de pauperizar también el valor de los salarios, jubilaciones y otros pasivos del Estado. Actualmente, está malísima medida, no es eficaz dado que el 80% de la deuda en pesos, se encuentra atada al dólar (dólar linked), a tasa variable o ajustada por inflación, por lo que al poco tiempo se volvería al estado inicial generador del desequilibrio.
La salida de los fondos con bonos atados a la inflación, motorizada por el Fondo Pellegrini, curiosamente administrado por un banco estatal, el Nación, fue argumentado en la necesidad de un gran inversor que tuvo que hacer frente a pagos de importaciones de gas, que también sorpresivamente tiene relación con la administración central del país. Esta salida abultada en pesos generó caída en los bonos y una mini corrida. Los pesos que se volcaron al mercado al liquidar estas inversiones se direccionaran al pago de impuestos anuales que vencen en el presente mes, al pago de aguinaldos y paritarias. Pero parte de estos fueron a la reserva de valor preferida, es decir subieron los dólares libres legales, el MEP y el contado con liquidación. El MEP se obtiene de la compra con pesos de un bono nominado en dólares que se liquida en la foránea moneda en una cuenta local, mientras que el contado con liqui es de similar operatoria, solo que se liquida en una cuenta en el exterior. Ambas operatorias son bastante sencillas y se realizan desde el home banking de la entidad financiera con que cualquier individuo opera habitualmente.
Pero esta mini corrida arrastró también al blue, que es un mercado más pequeño y marginal, además de ilegal y se diferencia de los dos anteriores que son de operatoria legal. Es difícil que dinero que se encuentra en blanco en bonos vaya al dólar blue, que se nutre de dinero negro. Pero la suba de los dólares libres empuja la del blue por arrastre de cotizaciones.
Como si esto fuera poco el martes se conoció el índice de inflación de mayo que fue un elevado pero esperado 5.1%. Decimos esperado porque no suponemos que la inflación de los próximos meses disminuya a valores menores. Marzo fue del 6,7%, abril del 6%, Mayo del 5,1 y junio, el mes actual tiene ajustes de tarifas de gas y luz para Bs As y de los valores de la medicina prepaga en todo el país, por lo que no esperamos que el índice del presente mes sea menor al promedio de los anteriores. ¿Qué esperar para el resto del año? Seguramente la inflación no bajará del 75%, valor que los economistas vienen recalculando y aumentando mes a mes.
Recién estamos en el martes pasado y todavía nos quedan dos días de la semana para analizar y las noticias del jueves nos dicen, que el BCRA subió la tasa de interés a través de la tasa de política monetaria, también se anunció la suba del precio del gas oil con mayor corte de biodiesel y informó la quita de subsidios a luz y gas a muchos consumidores , obvio que para los de Buenos Aires, ya que nosotros no los teníamos, sin embargo la carga impositiva sobre sobre esos servicios sigue siendo superior al 40% dependiendo del distrito, pero eso no se toca.
Todo lo expuesto tiene su origen en una política fiscal desmadrada, donde la inmensa presión impositiva que sufrimos sólo alcanza para financiar una pequeña parte del loco gasto de la administración central del país. Todas las variables están crazy, la inflación, las tarifas, los subsidios y las tasas de interés que, por normativa del BCRA, los bancos tomarán ahora del inversor a plazo fijo al 53% y por prestarlas al tesoro en Lelic recuperan solo el 52% descalzando al sistema financiero.
Sin embargo, tengamos Confianza, en nosotros y en el resto de los argentinos de bien, de trabajo y esfuerzo. Confianza en que el crecimiento depende de uno, de su dedicación, de su estudio, no del profesor, no del economista, no del gobernante de turno, tampoco de los bienes, conocimientos o recursos que poseemos, estos son medios a utilizar, pero depende de uno la forma en que los empleamos.
Parafraseando al conductor de televisión que inmortalizó la frase ¡que noche Teté!, exclamamos, ¡que semanita Teté!

#BuenaSaludFinanciera
@ElcontadorB
@GuilleBriggiler

Te puede interesar