La odisea para conseguir gasoil de una empresa de transporte de cargas

Locales 14 de junio de 2022 Por Redacción
"Desde que hay escasez de gasoil tuvimos que destinar una persona para que se dedique exclusivamente a la logística de conseguir combustible", confió Hernán Heinzmann, de Rapiflet Carolina.
07-Hernán Heinzmann

"Mis camioneros van y vuelven con el mismo tanque porque la mayoría de nuestros viajes son de distancias medianas y cortas. Sin embargo, lo que tuvimos que hacer desde que hay escasez de gasoil es destinar una persona más del plantel para que se dedique exclusivamente a la logística de conseguir combustible", explicó ayer a este Diario Hernán Heinzmann, propietario de Rapiflet Carolina y además presidente de la Cámara de Empresas del Transporte de Cargas de Rafaela (CETAR). 
Desde hace dos meses, el problema ha obligado al sector a reconfigurar la estrategia para mantenerse operativo en las rutas. "Cuando nos enteramos que hay gasoil en la estación de servicio del Automóvil Club de Susana, el chofer sale sin perder tiempo con el camión grande que carga 800 litros de gasoil, vuelve a la sede de la empresa donde con bidones y mangueras le retiramos el combustible para redistribuirlo en el resto de la flota. Si nos enteramos que hay combustible en alguna estación de Sunchales, hacemos exactamente lo mismo nada más que tenemos que recorrer 80 kilómetros entre ida y vuelta. Si nos enteramos que en la Shell de Rafaela están por recibir combustible, nuestro chofer responsable del abastecimiento sale y espera quizás 6, 7 u 8 horas hasta que llegue ese camión con el gasoil. Carga el depósito completo y quizás algún tambor", explicó Heinzmann.
"Si bien tenemos el 60 por ciento de nuestra flota con el sistema de GNC, necesitamos gasoil para el resto de los vehículos", subrayó. "Así que todo el día una persona está a la caza del gasoil. No queda otra alternativa. En Rosario es más difícil porque no se consigue. El camión que hasta allá se tiene que llevar el tambor desde Rafaela para hacer una recarga en el tanque antes de emprender el regreso", señaló.
Al borde de la resignación y de la indignación, Heinzmann cerró: "Esta es la vida que tienen que hacen nuestros camioneros en tiempos de escasez o falta de combustible. Y no vemos que esto mejore en el corto plazo, al contrario, empeora cada día". 
En tanto, el presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), Roberto Guarnieri, señaló ayer que "cada día hay menos combustible y son cada vez más los camiones parados esperando cargar y seguir viaje. Hace ya más de 70 días que estamos con esta situación. Venimos muy castigados porque la falta de gasoil complica mucho al transportista". 
En declaraciones radiales, el empresario además se quejó del denominado "gasoil blue" que se vende en algunas estaciones de servicio. "Es un sobreprecio. Te dan 100 litros pero si se necesita más te cobran más. En algunos lugares ni siquiera dan factura por la venta. No se puede cobrar más de lo que sale, que es $130", detalló.
El empresario señaló además que los transportistas tratan que "cuando el camión obtiene combustible, llegue a dejar su carga en destino", a la vez que agregó: "Luego, a la vuelta, Dios dirá. Parece que a nadie le importa que el chofer esté tres o cuatro días por semana para hacer un solo viaje".

BIODIESEL 
La Primera Asociación Empresarios Transporte Automotor de Cargas (Paetac) propuso, en una carta enviada al secretario de Energía, Darío Martínez, un incremento en el porcentaje de corte mínimo obligatorio de biodiesel para la elaboración del gasoil con el objetivo de resolver el abastecimiento de combustible.
En el texto, la Paetac solicitó el aumento del porcentaje de uso del biodiesel en la elaboración del gasoil del 5% actual a 10%, ya sea de “manera transitoria o por tiempo indefinido”, por considerar que esa medida sería "una solución viable y factible" a la situación actual.
Al argumentar su pedido, la entidad empresaria hizo referencia a las "graves consecuencias" generadas por el faltante de gasoil, entre las que mencionó “extra costos, baja productividad, procesos operativos afectados o paralizados y mayor incertidumbre”.
En tanto, al remarcar el impacto positivo que tendría el aumento en el porcentaje de corte mínimo obligatorio de biodiesel, los empresarios del transporte automotor de cargas indicaron que, "en cuanto a lo técnico, probada está su utilización en camiones y ómnibus con cortes superiores al 10%”.
En este punto, citaron el caso de Brasil, cuyo gasoil “contiene un 14% de biodiesel”. Del mismo modo, en la carta que remitieron a Darío Martínez, la entidad puntualizó que un aumento en el corte obligatorio permitiría reducir el “Impacto ambiental” al generar emisiones “menos contaminantes en relación al gasoil puro”.
Además, destacó que la Argentina actualmente cuenta con “una capacidad instalada ociosa” para generar biodiesel que permitiría elevar el corte en el gasoil al 15%, “cubriendo en gran medida el faltante actual”, a la vez que promovería el “desarrollo de la matriz productiva local y la sustitución de importaciones” junto con la “creación de puestos de trabajos y el desarrollo de economías regionales” al crear “otros subproductos con capacidad de ser exportados”.
El Marco Regulatorio de Biocombustibles, dispuesto en agosto último y que rige hasta 2030, dispuso nuevos parámetros de cortes obligatorios de naftas y gasoil, y entre ellos estableció un corte mínimo de biodiesel y bioetanol del 5% para el gasoil (en lugar del 10% previo), con una eventual reducción al 3%.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar