Prevención como herramienta para construir una cultura vial

Locales 11 de junio de 2022 Por Redacción
El Día de la Seguridad Vial que se conmemoró este viernes busca visibilizar las consecuencias que tienen los siniestros viales para nuestra sociedad.
11-Rafaela 1940

El 10 de junio se conmemora el Día Nacional de la Seguridad Vial debido a un curioso suceso que se dio en nuestro país en 1945 que es el cambio de mano de circulación. En Argentina regía la norma que ordenaba el sentido del tránsito por la mano izquierda, al igual que en Gran Bretaña, pero el 10 de junio de 1945 se decretó el sentido del tránsito por la derecha, tal como la norma generalizada en la mayoría de los países.
Esta celebración es una oportunidad y una invitación a hablar de seguridad vial, de la responsabilidad individual y colectiva en la generación de estos hechos que son evitables si se respetan las normas y se mantiene una actitud responsable en el uso de la vía pública.
La Directora de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), Antonela Cerutti afirmó: «La seguridad vial tiene que abordarse en todos los ámbitos y de manera integral, la responsabilidad radica en cada uno de nosotros. Desde la APSV insistimos en la necesidad de trabajar y abordar las malas prácticas de conducción que se reproducen en las calles y rutas de nuestra provincia, que son factores de riesgo ante un siniestro vial. Por eso, convocamos a los santafesinos a construir una nueva cultura de la seguridad vial que respete la vida por sobre todas las cosas”.
La Agencia Provincial de Seguridad Vial trabaja en la prevención de siniestros viales con el objetivo de preservar la vida de las personas que circulan por las rutas y caminos del territorio provincial, entendiendo que la seguridad vial es parte integrante de la seguridad pública y que una mejora en la movilidad impacta directamente en la calidad de vida de los ciudadanos.
“Nuestro propósito fundamental es modificar acciones riesgosas en el espacio público, entendiendo que el tránsito es un sistema complejo integrado por múltiples actores y factores que no pueden abordarse en forma separada”, expresó el Subsecretario de APSV, Osvaldo Aymo. “Es por eso que el organismo promueve la articulación en el territorio con los municipios y comunas brindando herramientas para disminuir las consecuencias de los siniestros de tránsito”.

POLÍTICA DE CONTROL
COMO PREVENCIÓN
Los operativos de fiscalización constituyen una política pública que permite detectar las conductas transgresoras en el marco de la circulación y retirar a los conductores que ponen en riesgo la vida de todos.
En el primer tramo de 2022 (enero a mayo) se llevaron a cabo en toda la provincia 10.522 operativos de control; se fiscalizaron 269.839 vehículos y se labraron 47.450 actas por distintas infracciones a las normas viales.
Por su parte, los tests de alcoholemia, otra firme política de modificación de hábitos de riesgo, tuvieron un crecimiento sin precedentes de más de 1.000 % en 2022 desde 2020 (pandemia) y más de 600% desde la gestión anterior.
Este año se realizaron 87.019 tests de alcohol a conductores de toda la provincia, durante todo el día y los 7 días de la semana (no sólo fines de semana). En este marco se detectaron 1694 positivos (con más de 0,50 grs) lo que representa el 1,9 % de positividad. Estos valores también representan un comportamiento similar al de los operativos ya que experimentaron un crecimiento del 450% desde 2020 y 360% promedio desde gestión anterior.

TRANSFORMAR LA
CULTURA VIAL
La APSV aborda la problemática a partir de distintas miradas y disciplinas llevando a cabo proyectos que acercan el organismo a los actores relacionados con la problemática a través de acciones situadas y diseñadas específicamente para cada contexto. Esto permite avanzar en transformaciones efectivas y duraderas sobre la actual situación de la siniestralidad vial. En este sentido, la formación y la concientización son herramientas fundamentales para lograr el cambio cultural esperado.
El organismo provincial lleva a cabo distintas instancias de formación a actores relevantes de la sociedad como inspectores de tránsito, docentes, jueces de faltas, etc. En lo que va del 2022 los capacitadores brindaron charlas a más de 1400 personas pertenecientes a distintas localidades y ámbitos de actuación relacionados con la temática.
Los dispositivos lúdico educativos para las infancias y adolescentes recorren la provincia con un mensaje de prevención. El circuito vial se instaló en 40 municipios y comunas del que participaron más de 8000 niños y niñas de 50 escuelas de la provincia. Los estudiantes secundarios se involucran con la problemática del alcohol y la conducción y el uso del casco en moto a través de los espacios para adolescentes que brinda la APSV con personal formado especialmente para llegar a estos públicos con recursos didácticos acordes a la edad.
Por otra parte, se lleva adelante el Programa de Reeducación para personas condenadas por hechos de tránsito, mediante el cual se busca concientizar sobre la gravedad de los siniestros con una mirada amplia sobre la movilidad a través de talleres de sensibilización.
La movilidad infantil segura es otro eje de información y modificación de prácticas inseguras donde se busca que los adultos adopten prácticas responsables de traslado de niños y niñas en vehículos. Así, se implementan los Puntos de Información en rutas en fechas previas a feriados y vacaciones con el objetivo es visibilizar traslados inseguros, charlar con las familias, brindar información y corregir conductas en el momento para que los menores viajen correctamente en sus Sistemas de Retención Infantil (SRI).



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar