Fernández apuesta a la calma ante la suba del riesgo país y la baja de bonos

Nacionales 11 de junio de 2022 Por Redacción
"Se va a ir ordenando paulatinamente", dijo el Presidente desde Los Ángeles tras admitir que mantiene comunicación permanente con el ministro Guzmán y el titular del Banco Central.
03-Fernández economía

En medio de la Cumbre de las Américas, el presidente Alberto Fernández reveló que mantiene comunicaciones con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular del Banco Central, Miguel Pesce, para analizar la situación de los mercados locales e internacionales que derivaron en una suba del riesgo país y una fuerte caída de bonos argentinos.
En rueda de prensa con medios argentinos, el mandatario hizo mención de la revisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) del primer trimestre, y aseguró que no evalúa ningún recorte en el gasto en materia social.
"La ironía es que la Argentina crece de una forma muy llamativa, y el crecimiento demanda dólares para los insumos. A pesar de que las exportaciones crecen mucho por momentos se vuelve insuficiente para la cantidad de dólares que reclaman los que producen en la industria. Temas que iremos corrigiendo", declaró.
El jefe de Estado resaltó que el FMI se manifestó en favor de recalibrar el programa acordado por el impacto de la inflación en los alimentos en todo el mundo a nivel mundial, y reveló que, en diálogo con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, le dedicó "un rato largo al tema", al igual que durante el cruce su par brasilero Jair Bolsonaro.
"Es un tema de preocupación en el mundo", dijo el mandatario.
Fernández sostuvo que tanto Guzmán como Pesce le anticiparon que la suba del riesgo país "era algo que podía ocurrir" dado que, en esta época, las empresas se desprenden de títulos para cumplir con obligaciones.
"Creo que las cosas se van a ir ordenando paulatinamente", confió el mandatario, y explicó: "Seguimos de cerca el tema para monitorearlo e intervenir de ser necesario. No hay mucho más que eso".

CAYERON LAS ACCIONES
Y SIGUE LA VENTA DE BONOS
 La plaza financiera argentina cerró nuevamente en baja mientras el riesgo país permaneció por encima de los 2.040 puntos. En tanto, se mantiene la aversión al riesgo tras un dato inflacionario estadounidense mayor al esperado que alteró a los operadores de Wall Street.
Las dudas sobre el futuro de la tercera economía de América Latina, pese al cumplimiento de las primeras metas comprometidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no dan tregua. Volvió a producirse una masiva corriente vendedora de activos que disparó al riesgo país a niveles máximos históricos.
"Es imposible que sea un único factor lo que explique la subida del riesgo país y el desplome de los bonos. Argentina, después de la reestructuración de su deuda, perdió la capacidad de financiarse en dólares en el exterior y le quedó como única fuente genuina endeudarse en pesos en el mercado local", dijo Javier Timerman, socio de Adcap Grupo Financiero.
Dada la dura tendencia bajista de los bonos durante las últimas rondas, operadores dijeron que entidades gubernamentales como la ANSES salieron a comprar títulos para intentar poner un piso al mercado. 
Las monedas y bolsas externas operaban con pérdidas luego de que la inflación de Estados Unidos superara las estimaciones generando expectativas de agresivas alzas de tasas de interés en la mayor economía del mundo.
El riesgo país argentino que elabora el banco JP Morgan se equilibraba en los 2.044 puntos básicos hacia las 2000 GMT, aunque su récord intradiario trepó a las 2.068 unidades, cuando en septiembre de 2020 se reinició a un nivel de 1.083 puntos tras un millonario canje de deuda externa privada.
El Ministerio de Economía realizará el jueves próximo una licitación de distintos títulos del Tesoro para financiarse en el mercado local ya que no tiene acceso a las plazas internacionales. 
El S&P Merval de la bolsa porteña logró revertir su marcha de gran parte del día y quedó positivo en 0,31%, a 89.141,39 unidades, para perder el 2,87% en la semana. Este mercado gana alrededor del 5,5% en el transcurso del año, contra una inflación estimada por analistas del 30% en igual período.
Junto a las presiones sobre el mercado financiero, el peso mayorista se depreció un 0,13%, a 121,79/121,80 por dólar con regulación del banco central (BCRA), que en la semana hizo perder el 0,92% a la moneda.
El Banco Central no logra sumar divisas a sus reservas como lo desearía, pese a la abundante liquidación de exportaciones agropecuarias y ante una fuerte presión de importadores y sectores del turismo. El BCRA pudo comprar este viernes apenas unos siete millones de dólares y sumar solo unos 32 millones en la semana.
Argentina se comprometió con el FMI a incrementar las reservas internacionales, reducir la inflación, achicar el déficit fiscal, aumentar las tasas de interés y recortar subsidios, entre otros temas.
La moneda doméstica en los segmentos alternativos cedió fuerte posiciones a 227,8 unidades en el bursátil "contado con liquidación" (CCL), a 221,7 en el denominado "dólar MEP" y a 210 por dólar en la referencial plaza marginal.
Los índices de Wall Street se hundieron hasta 3,5% luego de otro mal dato de inflación en EEUU. Edenor y Mercado Libre encabezaron las pérdidas de los títulos argentinos.
Las monedas y bolsas de valores de América Latina operaron con pérdidas este viernes, arrastradas por el negativo desempeño de los mercados globales luego de que la inflación de Estados Unidos superara las estimaciones generando expectativas de agresivas alzas de tasas de interés en la mayor economía del mundo.
Los precios al consumidor de Estados Unidos se aceleraron en mayo porque los combustibles alcanzaron un máximo histórico y el costo de los servicios siguió aumentando, lo que sugiere que la Reserva Federal podría continuar con sus alzas de 50 puntos básicos en las tasas de interés hasta septiembre para combatir la inflación. La inflación en Estados Unidos resurgió en mayo, ya que el índice de precios al consumo se disparó un 8,6% respecto a 2021, el mayor aumento desde diciembre de 1981, según datos del Gobierno publicados el viernes.
Los indicadores de Wall Street reaccionaron con bajas netas que llegaron al 3,5% en el índice Nasdaq, mientras que las tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU subieron a máximos de 2019. El Treasurie a diez años rinde un 3,15% y este aumento incide en la suba del riesgo país de Argentina, así como del resto de la deuda emergente.
Con ese contexto negativo, entre los ADR y acciones argentinos que son operados en dólares en Wall Street se impusieron las pérdidas generalizadas, encabezadas por Mercado Libre (-7,6%) y Edenor (-7,3%).
Además, los operadores señalan que las dudas de corto y mediano plazo que pesan sobre el futuro económico de la Argentina hacen que los inversores se alejen de las colocaciones de riesgo y busquen coberturas. "En las pantallas del extranjero, las acciones argentinas fueron víctimas de una masacre. Ni un solo papel resistió una embestida que no tuvo piedad", dijo Portfolio Personal Inversiones. (NA)

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar