Don Emilio, “Mito”

Locales 27 de mayo de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
Don Emilio con amigos
FOTO JORGE BARRERA Don Emilio Grande en el Concejo junto a sus amigos de la vida, entre ellos Amílcar Carena, Edgardo Peretti y Víctor Hugo Fux.

Por Edgardo Peretti

Por decisión y voluntad del Concejo Municipal de Rafaela, la ciudad ha rendido un merecido tributo a uno de sus hijos más significativos.
A los 93 pirulos, Emilio J. Grande constituye todo un símbolo de una vocación (profesión, en algunos casos) periodística que forma parte del siglo y medio de la tierra nuestra. En la larga exposición de merituaciones y antecedentes que tuvieron en cuenta los ediles para distinguirlo se han sumado todos los atributos necesarios y en cantidad notable. Sin embargo, hemos de agregar un pequeño y para nada minúsculo detalle: es un periodista de raza, de esos que ya no abundan, de aquellos tipos que se comprometían en una actividad que los distinguía. Hacían docencia y conformaban la historia que ellos mismos describían a diario, sin saber que eso sería la base de la sociedad que se venía.
Lo conocí como periodista y luego estuve bajo su ala cuando fue director de LA OPINIÓN; siempre aprendí, siempre tuve un lugar para consultar o decir.
Me costó mucho tiempo dejar de llamarlo “Don Emilio” para pasar a dirigirme a él como “Mito” (como le gustaba). Quizás los años o tal vez la madurez propia; siempre respeto, siempre aprendizaje.
Mito era un director de despacho abierto, de tiempo disponible y de vigilancia extrema de la realidad durante toda la jornada. Era capaz de corregirte enseñándote; de llamarte al orden con un elogio o de bajarte la espuma con afecto paternal. Todo ello lo lograba, porque era (es) un tipo de elogio sano que no criticaba. Un periodista 24x7, más allá de las funciones de conducción.
Agradezco a la vida su estima, sus enseñanzas y su paciencia. Y que lo sigamos teniendo entre nosotros. Ya no me cuesta llamarlo como lo siento, ni don Emilio, ni Mito, simplemente le digo “Viejito” y saludo con un beso fraternal de quien lo quiere y lo admira.
Y siempre le estaré agradecido.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar