"La decisión estratégica de gestionar la llegada de la UTN fue un gran acierto"

Locales 23 de mayo de 2022 Por Redacción
“Después de 50 años se evidencia una gran cantidad de profesionales egresados de la UTN insertos en las empresas en los distintos niveles”, enfatizó el decano, Ing. Oscar David.
09-Oscar David_Decano UTN Rafaela

Por Silvia Ibarra

El Ingeniero Oscar David es el decano de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Rafaela (UTN FRRa).  Con una amplia trayectoria dentro de la institución, que comenzó en 1980 cuando se desempeñó como auxiliar docente, el viernes asumió su cuarto mandato consecutivo por lo que continuará en el cargo hasta el 2026. En esta entrevista nos cuenta sobre el aporte de la UTN a nuestra ciudad en estos 50 años, los objetivos, los ejes de trabajo y desafíos de la institución.
-¿Cuál es la importancia histórica que tuvo la creación de la UTN FRRa en la ciudad?
-El inicio de clases de la UTN data de 1972, en ese entonces dependíamos de la Regional de Santa Fe. En ese contexto, la ciudad tenía ciertas necesidades que se definieron como prioritarias y una de ellas era tener una universidad pública. La intención de un grupo de personas de Rafaela derivó en los contactos necesarios para que llegara la Universidad Tecnológica. La importancia, a mi entender, es que lo que se eligió es la Universidad Tecnológica. Se podría haber elegido la UNL o la UNR o alguna otra universidad nacional más cercana, pero estratégicamente se eligió la UTN, y ese fue un gran acierto. Eso impactó en mayor medida en Rafaela y en la región, ya que se generaron profesionales tecnológicos, fundamentalmente ingenieros que eran las primeras carreras, después vinieron las licenciaturas. El hecho de tener una universidad relacionada con la técnica, con la producción, con el campo, fue, en mi opinión, el impacto más fuerte en la ciudad. También el hecho en sí mismo de tener una universidad, de radicar a los jóvenes que querían estudiar y se podían quedar en Rafaela. Después de 50 años se evidencia una gran cantidad de profesionales egresados de la UTN insertos en las empresas en los distintos niveles. El impacto fue global y social, generó la posibilidad de crecimiento de un montón de gente, también de las empresas y del territorio en general. Tal vez sin una universidad en la ciudad muchos jóvenes no tenían opción para continuar sus estudios de grado.
-¿Cuál es el nivel de inserción laboral de los egresados?
-El nivel de inserción laboral de los egresados es muy alto. Incluso empiezan a trabajar mucho antes de terminar, esta es una universidad que da esa posibilidad, es su esencia que el alumno estudie y trabaje. Hay un área de profesionales independientes y de emprendimientos que también se desarrollaron a partir de la generación de esos profesionales.
-¿Cuáles son los principales objetivos y ejes de trabajo?
-Los objetivos fueron cambiando con el tiempo. Empecé como decano hace 12 años, aunque había tenido una participación anterior de 10 años como director cuando dependíamos de Santa Fe como Unidad Académica. Con el tiempo, la Universidad fue cambiando de categoría y en la medida que iba cambiando aparecían nuevos dirigentes. Se hizo más compleja la estructura orgánica. Cuando fui director el objetivo era sensibilización y profundización del conocimiento de la Universidad en el medio, el sostenimiento de los profesionales e infraestructura. Después empezaron a venir otras necesidades y objetivos, como crecer en infraestructura y oferta académica, que es lo que hemos logrado. Luego hay objetivos que tienen que ver con ejes fundamentales de la Universidad, por un lado, lo académico, por el otro ciencia y técnica; área a la que apostamos mucho para su crecimiento, generamos muchos investigadores. También, el área de extensión, esto siempre se priorizó, tenemos mucha relación con el medio, con las instituciones, convenios, trabajos pedidos por empresas o la Municipalidad. El extensionismo de la Universidad es la tercera pata y es la que nos vincula con el medio. Para nutrir la actividad académica, para que la carrera no sea nada más que una escuela, tiene que tener ciencia y técnica (los investigadores son docentes que vuelcan el conocimiento en las carreras) y tiene que tener extensionismo para así contar con pasantías y prácticas profesionales.
-¿Cuáles son los nuevos desafíos de la UTN Rafaela?
-Los desafíos son de crecimiento, estamos en un predio que ya nos ha quedado chico. Hay que pensar en alternativas, en acuerdos que se pueden llegar a hacer. Hay un problema de infraestructura que deberemos solucionar. Otro desafío giran en torno a las herramientas que nos dejó la pandemia y que nos obligó a usar para llevar adelante nuestras actividades académicas. Debemos encontrar la manera de adaptarnos, contar con videoconferencias, aulas híbridas, lo que ayudaría a los alumnos que quieren seguir estudiando, pero tienen dificultades para trasladarse a Rafaela. Además, la Universidad está rediseñando sus currículas y sus carreras, y eso es como diseñar una carrera nueva. El gran desafío hoy, es armar un programa en que las ingenierías no signifiquen tanto tiempo de estudio, sin quitarle calidad a la enseñanza. A su vez, tenemos desafíos permanentes en el área de ciencia y técnica, por ejemplo, contar con proyectos que sean realistas y que se vinculen con las necesidades que tienen los industriales, la región en toda su plenitud.
-¿Cómo es el proceso para incorporar nuevas carreras?
-En ese aspecto, cualquier Universidad pública es rígida. Tanto cerrar o crear carreras es difícil, pues se requieren de autorizaciones y presupuesto. Esto es distinto de las universidades privadas que se autofinancian. Es por ello que somos más conservadores en ese aspecto. Sin embargo, ha habido una gran evolución, hace 50 años solo contábamos con 2 ingenierías. Hoy contamos con una oferta variada con ingenierías, licenciaturas, tecnicaturas, diplomaturas, especializaciones y maestrías. Damos respuesta a una demanda así, y sostenemos los trayectos aprobados. Por otra parte, hemos logrado extensiones áulicas, como es el caso de ITEC que cuenta con 4 tecnicaturas con título de la Universidad Tecnológica Nacional.

UNAS PALABRAS PARA CULMINAR
Que hoy celebremos 50 años, en realidad son consecuencia del apoyo y de la colaboración que ha tenido toda Rafaela, toda la sociedad y sus instituciones, con la Universidad. En cada etapa, en cada necesidad que se nos presentaba, recibimos el apoyo tanto del público como del privado. Gracias a ello hemos aportado graduados para la profesionalización de las empresas en Rafaela y zona. Agradecemos a Rafaela y a toda su comunidad por acompañarnos en este trayecto que hoy nos permite celebrar 50 años. Y vamos por más. 


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar