El eclipse total de luna se observó con entusiasmo y curiosidad en casi todo el país

Información General 16 de mayo de 2022 Por Redacción
El eclipse total que tiñó de color rojizo a la Luna, fue el último evento astronómico de este tipo con observación óptima desde el Hemisferio Sur en lo que resta del año.
Luna Roja
La Luna roja se pudo observar en casi toda América y parte de Europa y África.

El cielo despejado de la ciudad de Rafaela mantuvo, a pesar del frío de la noche del domingo, a cientos de personas que se interesaron por apreciar y analizar un nuevo eclipse lunar, el primero de estos fenómenos astronómicos en lo que va de 2022.  Se trató del primer eclipse total de Luna en Argentina desde el ocurrido el 21 de enero de 2019.

Mientras los especialistas en la ciudad que cuentan con telescopios pudieron observaron con mayor precisión esta maravilla astronómica en los cielos, otros optaron por simplemente ir al patio o terrazas para mirar a "simple vista" la transformación de la Luna. Y claro como no podía ser de otra manera, muchos compartieron imágenes y sensaciones del momento a través de las redes sociales. 

"Las condiciones fueron muy buenas para la observación. Estaba totalmente despejado, la Luna en el zenit. Fue una experiencia muy linda", dijo Lisandro Gino, un experto a la hora de mirar el espacio que estuvo a cargo del Observatorio "Pryzbyl, Severin y Amigos de Urania" del Colegio Nacional y actualmente divulgador de Astronomía y responsable de talleres para niños y grandes. 

"Entre las entrega del premio Martín Fierro y el eclipse de la Luna pasamos el domingo a la noche y primeros minutos del lunes. Además, ¡qué frío, el otoño pasó de días agradables a estar recargado!", publicó una rafaelina en su perfil de Instagram junto a una foto del cielo. Otros comentaban que las fotos del eclipse con el celular prácticamente "dicen nada, no muestran el fenómeno". 

Con el pasar de los minutos, la Luna pasó de estar brillante y redonda a opacarse y cubrirse. Finalmente, alrededor de las 00:30 ya de este lunes se había tornado una esfera roja en lo alto del cielo. Y sin telescopio, muchos apenas podían darse cuenta del fenómeno porque todo aparecía oscuro, como el cielo. 

El eclipse total de Luna de Sangre fue el último evento astronómico en lo que resta del año que se pudo ver en la división geodésica de la Tierra donde se encuentra la Argentina.

Este eclipse tiene origen cuando la Tierra se interpone entre la Luna y el Sol, lo que genera un bloqueo de luz que la estrella más brillante del universo irradia, generando un cono de sombra que, según el ángulo en el que se encuentran los cuerpos, puede ser más o menos “densa”. Allí, se generaron dos sectores: la umbra y la penumbra.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar