La recuperación industrial

Editorial 15 de mayo de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
La producción industrial en Santa Fe registró en abril de 2020 una histórica caída de 28,5% interanual. Se trataba de un resultado que reflejaba el impacto pleno del cumplimiento de las normas de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio en las empresas manufactureras santafesinas. En aquel mes, varios e importantes sectores no registraron actividad productiva y muchos otros enfrentaron fuertes bajas.
Dos años después se advierte una recuperación importante, aunque siempre con una dosis de incertidumbre porque la Argentina es imprevisible, más en un estado de crisis como el que atraviesa en la actualidad, con una inflación indomable que estresa toda la economía. Y con la política enredada en peleas entre oficialismo y oposición, que a su vez tienen fuertes diferencias internas, que claro quedan más a la intemperie en la coalición de gobierno.
En este escenario, la producción industrial en Santa Fe creció 0,4% en marzo pasado comparado con igual mes de 2021. La evolución adquiere una mayor relevancia si se tiene en cuenta que en el tercer mes del año anterior la actividad fabril había registrado una pronunciada mejora del 39% en el marco del proceso de recuperación de la economía. Con estos números, la actividad de industrial en la provincia alcanzó el nivel más elevado de los tres últimos años, según destacó el informe de FISFE divulgado la última semana.
En tal sentido, el reporte sostiene que la actividad fabril se ubica un 40% por encima del registro de marzo de 2020 cuando comenzó la pandemia y superó un 16% los niveles del mismo mes de 2019, de acuerdo al estudio que mensualmente elabora la Federación Industrial provincial (Fisfe), que también destaca a la industria metalúrgica y automotriz como responsables de traccionar con intensidad la actividad general. 
En tanto, el reporte del IERAL subrayó que, en promedio, la actividad económica de la Argentina volvió a los niveles pre-Covid, pero el escenario es muy desigual cuando se consideran los sectores y las regiones. En un documento firmado por el economista Jorge Day, señala que las diferencias sectoriales y regionales son muy significativas. Así, comparando el número de empleos privados de principios de 2022 con los datos del cuarto trimestre de 2019, se tiene que sectores como el industrial, el vinculado a la salud y el comercio están superando los registros existentes antes de la pandemia.
En la situación opuesta, con registros por debajo de fin de 2019, se tienen casos como el empleo en la construcción, la minería, transporte y comunicaciones, el sector financiero y, especialmente, el de hoteles y turismo. Agrega que la dinámica del empleo privado en cada provincia depende de su estructura productiva, de limitados instrumentos de política locales (principalmente, obra pública), del impacto de la política económica nacional y de los shocks internacionales. 
Para el IERAL, el cierre de la economía ha beneficiado más a provincias con industria que sustituye importaciones, caso de Tierra del Fuego y Catamarca. En cambio, se han perjudicado otras con recursos naturales con potencial exportador que no se beneficiaron con precios internacionales como los de las commodities. Tampoco ha llegado impulso a las provincias petroleras/gasíferas, por las interferencias de la política nacional sobre los precios de los combustibles. También se han visto perjudicadas las provincias discriminadas en las transferencias desde la Nación de recursos discrecionales.
De cara al 2022, la consultora cordobesa que depende de Fundación Mediterránea se pregunta si aquellos sectores que han rebotado con más fuerza podrán sostener su dinámica y, al mismo tiempo, si el resto de los sectores, que todavía se hallan por debajo del nivel de fin de 2019 en contratación de trabajadores, encontrarán condiciones para recuperar el terreno perdido. Todo en una coyuntura con restricciones para importar, problemas de provisión de gasoil (y de gas en el invierno), con una inflación creciente y un tipo de cambio oficial retrasado. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar