17 Casos confirmados en tres barrios de la ciudad

Locales 14 de mayo de 2022 Por Redacción
Dengue

La Coordinación de Epidemiología de la Regional de Salud de Rafaela comunicó este viernes que el pasado 4 de marzo del 2022 se registró en Rafaela el primer caso sospechoso de dengue, el cual se confirmó en los días siguientes. A partir de esa fecha, se vienen registrando nuevos contagios todas las semanas, llegando a un total de 17 positivos y 1 en estudio al día de la fecha, tal como lo adelantó este Diario en su edición del pasado miércoles. 
No obstante, los mismos se localizaron en 3 barrios de la ciudad, más precisamente en el Central Córdoba, San Martín y Mosconi, quedando sólo 2 casos aislados en otros barrios. Además, se afectaron personas de 16 a 65 años, de los cuáles sólo 2 requirieron internación por presentar características de dengue moderado con signos de alarma, aunque actualmente los mismos ya se encuentran recuperados y sin complicaciones.
Por otro lado, ninguno presentó antecedente de viaje por lo que se consideran dengue autóctono, y en los casos en que pudo tipificarse se identificó como agente causal DEN1. Por último, la Regional dio a conocer que en todas las oportunidades, ante la sospecha de un caso probable de dengue, se puso en marcha el dispositivo de bloqueo correspondiente, confirmándolo o descartándolo posteriormente.

¿PORQUE HAY 
TANTOS MOSQUITOS?
En las últimas semanas la gente de Rafaela, al igual que en la ciudad capital de la provincia, y en las demás localidades de la costa, han percibido un aumento de mosquitos, especialmente durante la noche en los hogares. Según la especialista Mariana Maglianesi, directora de Control de Vectores del Gobierno provincial, aclaró, en UNO de Santa Fe, que en principio no tiene que ver con la humedad: "Lo asocian a humedad, agua, crecida del río y no. Nada que ver. Esto tiene relación con lo que le está pasando biológicamente al mosquito. Las bajas temperaturas los matarían. Por debajo de los ocho grados no sobreviven ni el mosquito adulto ni la larva. Entonces lo que hacen es tratar de refugiarse del frío, y la única forma que encuentran es metiéndose en las casas. Tienen doble ventaja ahí porque pueden refugiarse y comer". "Se alimentan generalmente las hembras, porque los machos usan las plantas. En cambio las hembras comen sangre para producir las últimas generaciones de huevos que quedan como reserva biológica para los próximos mosquitos que aparecen en octubre más o menos. Por ahí pasa el tema, por la necesidad de resguardarse del frío", sostuvo. Y explicó: "Si dejamos puertas o ventanas abiertas, o notás que cuando abrís el auto u otro lugar ves cómo entran. Lo hacen para no morir. Teniendo en cuenta que las hembras viven hasta 30 días vamos a tener esa molestia unos cuantos días más". Por último, la especialista agregó que "en el caso del Aedes aegypti que transmite enfermedades como el dengue, zika y chikungunya va a colocar los huevos en tarritos, botellas, están siempre afuera. Entonces para ellos a lo mejor les resulta mucho más cómodo para continuar su ciclo vital permanecer en ambientes abiertos. Por eso la percepción es distinta, porque ahora están en las casas. Febrero, marzo, abril son meses donde no hay tanto esparcimiento de la gente en lugares abiertos. No es que hay más mosquitos que habitualmente sino que tratan de refugiarse en las casas"


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar