Eliminados de Roma

Deportes 12 de mayo de 2022 Por Redacción
El Peque se despidió del Masters 1000 italiano en segunda ronda y ya no quedan argentinos.
TENIS PEQUE

BUENOS AIRES, 12 (NA). - Los argentinos Diego Schwartzman y Sebastián Báez fueron eliminados ayer del Masters 1000 de Roma, ambos en la segunda ronda, y ya no quedan tenistas albicelestes en el cuadro principal.
A primer turno, Báez (37 del mundo) perdió frente al número 3 del ránking, Alexander Zverev, por 7-6 (6) y 6-3, y ahora el alemán se medirá con el ganador del duelo entre el australiano Alex de Miñaur y el estadounidense Tommy Paul.
Si bien el primer set el argentino lo disputó intensamente, terminó sucumbiendo en el tie-break por un ajustado 8-6, pese a que en el desarrollo de la definición el germano se había puesto 6-2 y Báez llegó a empatárselo.
En la segunda manga la potencia y el mejor juego de Zverev fueron mucho para un Báez que se sintió sin ritmo para poder afrontar la potencia de su rival, que se quedó con el partido con un 6-3 final.
Con esta derrota, Baez cortó su racha de ocho victorias consecutivas, dado que el bonaerense no perdía desde que perdió ante el italiano Lorenzo Musetti en el Barcelona Open.
Después de eso Báez hilvanó una gran racha de triunfos para quedarse con el Estoril Open de Portugal, tras vencer al estadounidense Francés Tiafoe en la final.
Luego, el "Peque" Schwartzman peleó contra el estadounidense Marcos Giron, número 60 del mundo, pero perdió 1-6 y 6-7 (4-7), en una producción lejos de lo que puede brindar.
Schwartzman (15) venía de eliminar al serbio Miomir Kecmanovic en la fase anterior, y en el 2020 había alcanzado la final, que terminó perdiendo con el Novak Djokovic.
El certamen italiano ya no cuenta con argentinos en su cuadro principal, tras las también eliminaciones de Federico Delbonis y Francisco Cerúndolo en primera ronda y Federico Coria, en la qualy.
El Abierto de Roma es el último gran torneo antes del comienzo de Roland Garros, el 22 de mayo, y en el medio hay dos ATP 250: Ginebra y Lyon.
Los únicos argentinos que lograron alzar el trofeo romano fueron Guillermo Vilas -en 1980 frente al francés Yannik Noah-, José Luis Clerc, en 1981 ante el paraguayo Víctor Pecci, y Alberto Mancini, en 1989 contra el estadounidense Andre Agassi.
Otros argentinos que alguna vez accedieron a una final, aparte de Schwartzman fueron Vilas (dos veces), Martín Jaite, Guillermo Pérez Roldán, Mancini, David Nalbandian, Guillermo Coria y el "Peque" Schwartzman.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar