Cómo prevenir accidentes con monóxido de carbono

Sociales 11 de mayo de 2022 Por Redacción
LLEGADA DEL FRÍO
14 como

La llegada del otoño/invierno es sinónimo de los primeros fríos del año y una época donde las estufas, calefones, calefactores y cocinas se convierten en protagonistas. Desde ADT nos acercan consejos a tener en cuenta con la llegada de bajas temperaturas;

· Ubicación: Se recomienda colocar calefactores y estufas en espacios amplios que cuenten, además, con buena circulación de aire. Se sugiere evitar lugares como el baño y/o habitaciones pequeñas. En caso de contar con un artefacto en espacios de estas características, recuerde que deben ser de tiro balanceado.

· Elegir artefactos de calidad: Revise que el equipo sea original y que cuente con la correspondiente homologación por parte del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS).

· Verificar el color de la llama: Todo equipo encendido a gas debe mostrar una llama constante de color azul. Si esta se ve de color amarillo y en movimiento, debe llamar a su gasista para que chequee el funcionamiento del artefacto, ya que esto puede significar que hay una pérdida de monóxido de carbono.

· Ventilación: La cocina o todo aquel espacio calefaccionado debe contar con una correcta ventilación, para mantener el recambio de aire. Para ello, se aconseja cuidar la obstrucción de los conductos y rejillas y, a su vez, siempre contar con alguna pequeña ventana o persiana semi-abierta.

· Destinar cada artefacto a su uso predeterminado: No utilice las estufas o calefactores para acercar su tender y secar la ropa, ya que esta suele ser la principal causa de incendios en hogares. A su vez, tampoco es recomendable prender el horno para calentar el hogar cuando no se está cocinando, ya que el olvido de esta acción puede ser sumamente perjudicial.

· Tener especial cuidado con las estufas eléctricas o a kerosene: Se sugiere que, al apagarlas, se enfríen sacándolas afuera (balcón, patio, etc.). El riesgo de accidentes se mantiene mientras el equipo se encuentre caliente y cerca de objetos sensibles al mismo.

· Consumo: No sobrecargue los sistemas eléctricos con equipos de calefacción. La mayoría de los incendios de origen eléctrico lo fueron por sobreconsumo o aparatos en mal estado.

· Contar con un sistema de detector de humo/monóxido de carbono: Resulta clave contar con un sistema de monitoreo dónde cuente con detector de humo y/o monóxido de carbono. De esta forma, al presentarse una situación de pérdida, el sistema avisará a la brevedad y permitirá tomar acción al respecto para evitar accidentes.

Recordar que siempre es importante contratar un gasista matriculado, cuya experiencia y conocimiento en la materia certifique una instalación o reparación segura. Por último, en el caso que se presenten signos de intoxicación con monóxido de carbono, es necesario abrir puertas y ventanas para ventilar, retirarse del lugar contaminado para respirar aire fresco e ir o llevar a la víctima rápidamente al Hospital o al Centro asistencial más próximo.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar