Se realizaron 1.500 cambios registrales por la aplicación de la Ley de Género

Locales 10 de mayo de 2022 Por Redacción
Al cumplirse diez años de la sanción de la Ley de Género 26.743, el Registro Civil realizó una evaluación en cuanto a su aplicación en el territorio santafesino.
12-Gálvez_Registro Civil Santa Fe

El director del Registro Civil de la provincia de Santa Fe, Mariano Gálvez, realizó este lunes una evaluación al cumplirse diez años de la sanción de la Ley de Identidad de Género 26.743 en el territorio santafesino. En ese marco, señaló que “la aplicación de la ley impactó notoriamente en la cantidad de trámites que se realizaron. En la provincia se hicieron unos 1.500 cambios registrales, que implica a nivel nacional más del 15% del total de trámites realizados en todo el país”.
“El Registro Civil ha trabajado haciendo cumplir la ley de Identidad de Género, desde el norte hasta el sur de la provincia. Es un trámite importante donde muchas personas intentan alcanzar una autopercepción diferente para poder tener en toda su documentación, es decir, desde la partida de nacimiento hasta el DNI y que les permita tramitar una pensión, beneficios sociales, tener un trabajo en blanco y acceder a la educación desde su autopercepción “.
La incorporación a la normativa del decreto 476/21 es muy significativa porque genera la posibilidad de que aquellas personas que no se percibían ni masculino ni femenino, puedan ver reflejada no solo en su partida de nacimiento, sino también en el documento, a través de la nomenclatura X. Hoy es posible que las personas que se auto perciben no binarias puedan tener un DNI que les permita no tener que hacer aclaraciones cuando presentan su documentación en algún lugar.
En referencia a los trámites de menores que solicitan algún cambio registral, Gálvez explicó que “la ley establece que debe ser acompañado por un abogado del niño, niña o adolescente. Por lo que, en la provincia, damos la oportunidad para que los progenitores que vienen junto con el menor que no tienen recursos para abonarlo, se trabaja en conjunto con los Ministerios de Gobierno y de Género para armar un esquema de trabajo conjunto con el Centro de Asistencia Judicial. De este modo brindamos la asistencia jurídica necesaria para que el menor pueda comprender la decisión que está tomando y acompañarlo en ese proceso. En la actualidad hay unos 30 expedientes de menores en trámite”.
“El trámite con adultos mayores de edad se presentan en alguna de las 300 oficinas del Registro Civil, completan una declaración jurada y en virtud de ella se genera un expediente, se dispone la nueva acta de nacimiento para que luego pueda presentarse y tramitar el DNI y generar un nuevo documento con los cambio que sean necesario”, finalizó el funcionario.

ESTADÍSTICAS
Desde la reglamentación de la Ley 26.743 se realizaron 1.500 cambios registrales en la Provincia de Santa Fe. Y desde el Decreto 476/21 (DNI no binario) se realizaron 53 cambios registrales.
Las estadísticas anuales de la aplicación de la Ley de Identidad de Género en la Provincia son:
• 2019: 173
• 2020: 99
• 2021: 250
• 2022: 110 hasta este 9 de mayo. 

A NIVEL NACIONAL
A lo largo de los 10 años de vigencia de la ley de Identidad de Género, 12.655 personas rectificaron su DNI para que coincida con su identidad autopercibida, es decir, 26 de cada 100 mil habitantes, según un informe difundido por el Registro Nacional de las Personas (Renaper) y la Dirección de Población del Ministerio del Interior.
El estudio oficial identifica que, de las 12.655 personas que rectificaron su documento, seis de cada 10 que hicieron modificaciones de la categoría “sexo” en el DNI correspondieron a la opción “mujer” y cuatro de cada 10 a la de “varón”, y el 2,2% de las personas que realizaron ese trámite son extranjeras.
Por otro lado, durante la última década, 335 (2,64%) de las personas que habían obtenido su nuevo DNI murieron dentro de ese mismo lapso, donde se destacó que el promedio de edad de muerte fue de 40 años y el 75% murió antes de los 53 años, cuando la expectativa de vida en la Argentina es de 76,6 años, es decir, de casi el doble.
Así, las estadísticas del Renaper confirman lo que señalan hace casi 20 años las organizaciones LGBTIIQ+: la población trans muere antes de los 40 o 45 años, debido a una cadena de vulneraciones, violencias y exclusiones que concluyen en el “travesticidio social”, cuando no en un crimen de odio o “transhomicidio” a secas.
Además, desde el decreto 476/21 que implementó el DNI no binario para las personas que no se identifican dentro de la dicotomía de género “femenino/masculino”, se han realizado 354 rectificaciones de DNI con nomenclatura “X”. “La población que cambió su género en el DNI se caracteriza por ser joven adulta. El promedio de edad actual es de 33 años y la mitad de la población tiene menos de 30 años”, detalla el informe oficial.
El mismo dato desagregado por categorías de género muestra que la población de género varón y no binario que modificaron su documentación de identidad es más joven que las personas de género mujer.
“Al analizar la evolución de la cantidad de trámites de rectificación de sexo asignado al nacer en el DNI, se observa que en el 2012 se realizaron 1.708 trámites y en los años posteriores se observa un descenso hasta el año 2018, donde se inicia un paulatino aumento en la cantidad de modificaciones realizadas. En 2020, debido a la pandemia, se redujeron los casos, sin embargo en 2021 se observa un aumento notable, retomando la tendencia alcista de los años anteriores”, explicó el documento.
Sobre el crecimiento iniciado en 2018, el informe del Renaper concluyó que “se debe principalmente a un aumento en la cantidad de casos que cambiaron por género varón”, dado que las masculinidades trans pasaron pasaron de ser del 10 al 30 de las rectificaciones en el período 2011 a 2017, a representar entre un 45% y 58% de los trámites desde el 2018 a la actualidad.
Al analizar la edad de realización del trámite, se observa que casi el 55% de la población lo realizó entre los 18 a 29 años, y la edad promedio es de 28. En tanto, el 7,6% de las rectificaciones se hicieron antes de cumplir los 17 años; el 55% de 18 a 29; el 21.6% de 30 a 39; y el 15.9% a partir de los 40.
Otro dato destacable es que la mayor parte de la población que cambió de género en el DNI reside en los grandes centros urbanos del país y el 37,5% corresponde al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar