Gabriela Culzoni: “el arte atraviesa mi vida”

Información General 09 de mayo de 2022 Por Redacción
Gabriela Culzoni, docente, artista y referente cultural de la ciudad, dialogó con LA OPINON y expuso detalles de su nueva muestra en la galería Luogo “El eco del nuevo entorno”.
16- GABRIELA CULZONI. FOTO LULA CULZONI
FOTO LULA CULZONI EXPOSICIÓN. "El eco del nuevo entorno" se podrá visitar en la galería Luogo hasta el 3 de junio.

Por Fiorella Martina

Gabriela Culzoni es apasionada. Se percibe en su emoción al hablar sobre el arte, sobre lo que significa para ella ser artista. Los ojos le brillan, se entusiasma: “No sé qué haría si no tendría la posibilidad de pintar”, declara. Sus trabajos denotan la naturalidad de su expresión artística, la vocación que la llevó a ser lo que es hoy; un gran referente cultural de la ciudad.
La muestra “El eco del nuevo entorno” es imponente. Al ingresar a la galería Luogo se observan los tonos, el espacio luminoso, las paredes intervenidas, las series, las diferentes dimensiones donde se volcó la obra; desde cuadros de menor tamaño (21x30) a tinta sobre papel de 300x150 cm. Imaginar algo de esa magnitud no se iguala con encontrarse frente a ello, con el efecto de inmersión que genera, una de las tantas sensaciones posibles.
Algo llamativo de esta serie de obras de arte es el título que las une: “eco”, “entorno”, palabras que parecen complejas de asociar pero que resuenan de una manera especial en Gabriela: “El eco del nuevo entorno me representa en la última etapa de mi vida, desde que inicié a pintar esta serie que me resonaba mucho como un eco, las cosas que hice en mi comienzo como artista. También refleja las imágenes que están expuestas hoy, el nuevo entorno de mi madurez, no solamente del paisaje, de lo que me rodea -que es fuente de inspiración para mí- sino también de la libertad y disponibilidad de tiempo para conectarme conmigo misma, para crear”, expresa.
Gabriela comenzó su formación artística muy joven. A lo largo de su vida tuvo la oportunidad de rodearse de grandes artistas y de aprender de ellos. Su rol como docente y su gestión como secretaria de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rafaela (2003-2011) le permitieron tener una visión panorámica de diferentes disciplinas; danza, música, teatro, entre otras. “Nunca dejé de conectarme con el mundo del arte”, comenta Gabriela.
En este sentido, Sofía Culzoni, gestora cultural, artista visual y directora de la galería Luogo aporta al diálogo lo siguiente: “Su trabajo le permitía ver el detrás de escena que ahora también utiliza en su producción; pensar las obras desde otro ángulo que no sea solo el matérico”. Trascender los propios límites del pensamiento, buscar un más allá, expandirse… ambas comparten esta pasión y es en esa unión donde se complementan y se potencian una a otra.
Toda obra de arte incluye un proceso creativo, de gestación y de producción. En épocas de pandemia por Covid-19, en donde la vida cotidiana se veía trastocada y se observaba el mundo desde diferentes puntos de vista, este proyecto fue mutando hasta llegar a ser lo que es en el presente. Al respecto, Gabriela comenta: “Yo trabajé durante la pandemia con diferentes temáticas. Me fui despojando de a poco; al principio trabajaba más paisajes, más realistas, figurativos. Fue un proceso. Esa posibilidad de sustraerme y de tener que estar adentro me permitió disponer de tiempo extra. Empecé a ver que fluían otras imágenes y otras formas de expresión, hasta elegí la técnica que es las aguadas, los pinceles, las plumas, algo que me dejara traducir lo que yo sentía, lo que me estaba sucediendo. Me di cuenta de que aparecieron líneas, texturas, manchas, transparencias… trabajé con más libertad y menos elementos, de una manera más intuitiva”. Una frase de Sofía describe esto a la perfección: “Estar ella con la pintura y la pintura con ella, sin otra expectativa más allá de pintar”.
Es así como surge la oportunidad de realizar la muestra en Luogo: “Ese tiempo que tuvimos de preparar la muestra me permitió experimentar con diferentes dimensiones. Están los pequeños formatos y los grandes que me hicieron dar cuenta de que me movilizaba trabajar de ese modo”, relata Gabriela. Lo corporal influye en su obra; sus movimientos y su recorrido sobre la hoja denotan otro tipo de expresión.
Siguiendo con esta línea, nos detalla cómo se suele preparar para llevar a cabo su trabajo: “A veces utilizo música, a veces el silencio que para mí es muy inspirador. Me conecto con esa hoja en blanco, con los colores, elijo la paleta. Los mismos colores me inspiran, el tamaño y la posición, el espacio, la tranquilidad. Por momentos desaparece esa intuición, pero quizás, luego de un rato, retomo. También me gusta trabajar de día, por la luz natural”. Con la constancia de quien se sabe artista, Gabriela refleja, en su obra, ecos de sensibilidad.
Como se puede suponer luego de estas reflexiones en torno a la obra y al trabajo de Gabriela, la pintura es una parte fundamental de su vida: “Es la posibilidad de expresarme, de hacer lo que me gusta, de transmitir, poner mis obras en consideración de los demás y recibir una devolución ya sea positiva o negativa, pero que siempre nos haga crecer. El que elige el camino de la pintura sabe que es un trabajo que requiere de mucho esfuerzo. Si bien por momentos es individual y personal, no siempre es así. Cuando uno lo quiere expandir y mostrar, necesita de un equipo”. El trabajo en conjunto y la opinión constructiva permiten que existan muestras como estas, donde lo principal es compartir y, a su vez, lograr buenos resultados.
“El arte atraviesa mi vida. Creo que es algo que todos los seres humanos deberían experimentar, ya sea a través de la pintura u otra disciplina artística... cualquier expresión que nos haga ser más sensibles y que pueda ser complemento de otra. Yo siempre voy a necesitar más herramientas, más clínicas, más personas que me formen”, agrega la artista. El arte como estudio y profesión no tiene barreras, solo necesita de gente dispuesta y abierta a estar en constante aprendizaje. Ella es un claro ejemplo de esto.
Como artista rafaelina, reconoce que la ciudad le brindó el espacio para crear y mostrar su trabajo. Además, tiene una visión clara y actual de la escena: “Ahora hay una nueva generación de jóvenes que están comprometidos; se mueven para asistir a los eventos, forman parte de agrupaciones, realizan cursos, clínicas. Se abrió el abanico; está la carrera de Arte, hay movimiento. Además, hay muchos jóvenes rafaelinos a los que les va muy bien en Rosario, en Buenos Aires, que nos siguen representando”.
Para finalizar esta nota, se puede decir que la obra demuestra la esencia de Gabriela. Su alma se expone en esta muestra que nos abre las puertas también a su vida. En el texto “Avatar parlamento” que escribió el artista Fabhio Di Camozzi para acompañar la obra, expresa: “Tenemos en esta exposición entonces la posibilidad de celebrar el último tiempo de producción de Gabriela Culzoni, una producción madura, de fuerte contenido espiritual y de gran vitalidad en el medio del arte que nos es propio”.
“El eco del nuevo entorno”, con acompañamiento curatorial de Sofía Culzoni y texto de Fabhio Di Camozzi está disponible en la Galería Luogo, ubicada en calle 25 de mayo 1199, y se podrá visitar hasta el 3 de junio inclusive.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar