Carlos Alcaraz venció a Novak Djokovic

Deportes 08 de mayo de 2022 Por Redacción
Un día después de derrotar a Nadal, el español de apenas 19 años hizo historia y definirá el título frente a Zverev.
Tenis

Carlos Alcaraz llegó para sacudir el circuito grande del tenis. Es un elegido, uno de esos cracks que aparecen cada tanto para escribir nuevos capítulos en la historia. El jueves pasado cumplió, apenas, 19 años y ya lo tiene todo (o casi). Muchas veces se cae en la tentación de exagerar los elogios para los jóvenes que trascienden rápido, pero ningún aplauso parece desmedido para el español. Es un niño maravilla que compite como un adulto consagrado. Sólo un día después de derrotar a su ídolo, una leyenda como Rafael Nadal, Carlitos derrumbó a otra gloria como el N° 1, Novak Djokovic. La victoria por 6-7 (5-7), 7-5 y 7-6 (7-5), en 3h35m, lo dispara a la final del Masters 1000 de Madrid. Ningún jugador en la historia de las raquetas había podido vencer a Rafa y a Nole en partidos consecutivos sobre polvo de ladrillo.
Alcaraz parece no temerle a nada y acelera la transición: ya es mucho más que el diamante en bruto de la nueva generación. Tiene una porción de cada estrella. Sobre la línea de base, el murciano no muestra dificultades para defenderse ni contragolpear. Tiene paciencia para construir el punto y “una cabeza bien amueblada”, como dijo Toni Nadal, tío y formador del 21 veces campeón de Grand Slam. Pero asombra con un espíritu ofensivo que lo distingue del resto. Posee derecha de boxeador y sensibilidad de violinista. 
Alcaraz, que este domingo (desde las 13.30 de la Argentina; ESPN 2) disputará la final de Madrid ante el alemán Alexander Zverev (venció al griego Stefanos Tsitsipas por 6-4, 3-6 y 6-2), saltará del noveno al sexto lugar del ranking mundial este lunes. Si su desafío ante Nadal había sido de una complejidad emocional inmensa, el match ante Nole también requería de un esfuerzo casi sobrehumano.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar