El origen del Día del Trabajador, en Chicago hace 136 años

SUPLEMENTO ESPECIAL 30 de abril de 2022 Por Redacción
Leer mas ...
El 1º de mayo de 1886 un grupo de trabajadores de la ciudad estadounidense de Chicago comenzó un paro en reclamo de una jornada laboral de ocho horas. Alrededor de medio millón de trabajadores se pronunciaron durante cuatro días a lo largo de todo el país en más de 5.000 puntos de huelga. Ese país vivía meses de intensa agitación en las fábricas y en las calles.
En una de las manifestaciones explota una bomba entre los policías lo que desata masivas detenciones acusándolos de ser los autores del atentado. A estos detenidos acusados por la muerte de los policías se los llevó a juicio. El 21 de junio de 1886, se inició una causa contra 31 activistas, aunque finalmente fueron ocho los acusados de instigar los hechos de violencia.
El juicio a los trabajadores fue sumamente irregular e injusto. George Engel, August Spies, Albert Parsons, Adolf Fischer y Louis Lingg -quien a último momento se suicidó en su celda- fueron condenados a la horca. Por eso se los conoce como los mártires de Chicago. Antes de la ejecución, Spies grita: “La voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora”.
Tres años más tarde, en un Congreso en París en donde se celebraba la Segunda Internacional -una organización obrera conformada por partidos socialistas y laboristas- se instituyó el 1º de mayo como el Día Internacional del Trabajador, en memoria a la extensa movilización de Chicago en 1886 y a los sindicalistas ejecutados en una de las represiones conocidas como la Revuelta de Haymarket.
En Argentina la fecha fue celebrada por primera vez en 1890. Desde entonces, todos los años se realizan actos y manifestaciones que conmemoran las luchas y los derechos conseguidos por todos los sectores trabajadores.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar